Canarias7
Efe / Nueva York

Moscú acusa a Londres de desatar la «histeria antirrusa»

"Londres necesita una historia con un único objetivo: desatar una repugnante histeria antirrusa y arrastrar a otros países a ella", dijo el embajador de Rusia ante Naciones Unidas, Vasili Nebenzia.

El diplomático, como ya había hecho su Gobierno, cuestionó hoy la investigación británica del ataque del pasado 4 de marzo en la localidad inglesa de Salisbury.

Lo hizo en una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU convocada por Londres, que ayer identificó a dos ciudadanos rusos como supuestos responsables del envenenamiento, del que culpa al servicio secreto de Rusia (GRU).

Según Nebenzia, el relato británico está lleno de inconsistencias y no aporta ninguna prueba concluyente.

El embajador ruso acusó al Gobierno del Reino Unido de presentar simplemente una serie de "mentiras sin fundamento" desde el principio del caso y dijo que los anuncios hechos ayer por la primera ministra, Theresa May, no ofrecieron nada nuevo.

"Downing Street no está gobernado por el interés de la justicia, sino por otros motivos", aseveró.

Nebenzia acusó además a Occidente de crear "un mundo de posverdades" en el que "noticias falsas" son suficientes para declarar a alguien culpable.

Además, criticó al Reino Unido por no haber querido cooperar en ningún momento con Rusia para esclarecer lo ocurrido en Salisbury y por no permitir a los Skripal acceso a los servicios consultares rusos.