Borrar
Adiós a la TDT en SD: la historia de la Televisión Digital Terrestre
Recorrido de la TDT

Adiós a la TDT en SD: la historia de la Televisión Digital Terrestre

Los canales SD desaparecen este miércoles de la parrilla, una «evolución» -que no apagón- de la TDT en cuanto a calidad de imagen que no obliga a una resintonización

Martes, 13 de febrero 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Tendría que haberse producido en enero de 2023, pero la pandemia de la covid-19 obligó al Ministerio de Transición Ecológica a aplazar hasta este 14 de febrero el que ya es un nuevo hito en la «evolución» de la televisión. La pequeña pantalla, que lleva en España 70 años, abre un nuevo capítulo en la historia.

A partir de este miércoles, desaparecen de la parrilla televisiva los canales en calidad estándar y todo se emitirá en alta definición (HD). Un cambio que trae mayor calidad en la imagen de todos aquellos canales que aún se emitían en SD y que tiene como objetivo ahorrar ancho de banda y beneficiar así la transmisión de contenido en 4K. Para ello será necesario contar con un televisor o un aparato compatible con HD.

Algo que, según el Gobierno, no supondrá un drama entre los consumidores.

Estiman que un

98%

de los dispositivos actuales permiten los servicios en HD

Por lo que esta medida solo afectaría a un

2%

de los televisores actuales

Estiman que un

98%

de los dispositivos actuales permiten los servicios en HD

Por lo que esta medida solo afectaría a un

2%

de los televisores actuales

Estiman que un

98%

de los dispositivos actuales permiten los servicios en HD

Por lo que esta medida solo afectaría a un

2%

de los televisores actuales

Estiman que un

98%

de los dispositivos actuales permiten los servicios en HD

Por lo que esta medida solo afectaría a un

2%

de los televisores actuales

No obstante, el presidente de la Asociación de Usuarios de la Comunicación, Alejandro Perales, asegura que es un cambio «positivo» desde el punto de vista de la calidad aunque avisa que algunos televisores «muy antiguos» -anteriores a 2008- pueden no ser «compatibles- con la calidad HD.

Así, el adiós definitivo a la Televisión Digital Terrestre (TDT) en SD, que llego a España a partir de 2005, se convierte en un nuevo proceso evolutivo que vivirán los hogares españoles como parte del avance tecnológico, aunque con la diferencia de que en esta ocasión no hará falta sintonizar, en la gran mayoría de casos, la televisión. Como norma general, lo más que puede trastocar es a aquel que siguiera viendo, por ejemplo La 1 SD en vez de la HD. En ese caso, apuntan desde Uteca, la Unión de Televisiones Comerciales en Abierto, no tendrán señal en ese canal y deberán buscar en su listado la correspondiente a la HD. Pero avanzan: el cambio continuará.

Población afectada por cada fase (%)

1,0

Fase 0: se empieza con los proyectos piloto de Fonsagrada (Lugo) y la provincia de Soria

11,6

Fase I: núcleos con <500.000 habitantes

19,8

Fase II: núcleos entre 500.000 y 700.000 habitantes

67,6

Fase III: termina el apagón analógico

con los núcleos de >500.000 habitantes

Población afectada por cada fase (%)

1,0

Fase 0: se empieza con los proyectos piloto de Fonsagrada (Lugo) y la provincia de Soria

11,6

Fase I: núcleos con <500.000 habitantes

19,8

Fase II: núcleos entre 500.000 y 700.000 habitantes

67,6

Fase III: termina el apagón analógico

con los núcleos de >500.000 habitantes

Población afectada por cada fase (%)

Fase 0: se empieza con los proyectos piloto de Fonsagrada (Lugo) y la provincia de Soria

1,0

11,6

19,8

67,6

Fase I: núcleos con <500.000 habitantes

Fase II: núcleos entre 500.000 y 700.000 habitantes

Fase III: termina el apagón analógico con los núcleos de >500.000 habitantes

Población afectada por cada fase (%)

67,6

19,8

11,6

1,0

Fase 0

Se empieza con los proyectos piloto de Fonsagrada (Lugo) y la provincia de Soria

Fase I

Núcleos con <500.000 habitantes

Fase II

Núcleos entre 500.000 y 700.000 habitantes

Fase III

Termina el apagón analógico con los núcleos de >500.000 habitantes

En todo caso, el viaje entre lo analógico y la TDT no fue algo sencillo. En pleno proceso transitorio, se aprobó una nueva regulación que permitió llevar los canales de TDT españoles a otros países europeos. Esto ocurrió en 2007. Y la implantación se hizo por fases, finalizando en 2010. Así, fue Fonsagrada, en Lugo, el primer municipio donde se realizó el apagón analógico. En concreto, el 5 de abril de 2008.

Historia de la televisión en España

Pero antes de que llegara el apagón analógico y los canales pasaran a gris en una televisión a color con el mensaje «La programación de La 1 ha dejado de emitirse por este canal. Puede seguir visualizando este programa en TDT», la televisión analógica en España tuvo una implantación lenta y paulatina desde 1956. Concretamente fue el 28 de octubre cuando comenzaron las emisión de Televisión Española, aunque solo en Madrid y alrededores. Además, por tiempo limitado: tres horas al día.

La televisión, en 1956, era un objeto de lujo: valía unas 30.000 pesetas (53,81 euros). El salario mínimo rondaba las 1.800 pesetas al mes en la década de los 60

En la década de los 80 ya es un elemento más habitual en los salones de las familias españolas

La televisión, en 1956, era un objeto de lujo: valía unas 30.000 pesetas (53,81 euros). El salario mínimo rondaba las 1.800 pesetas al mes en la década de los 60

En la década de los 80 ya es un elemento más habitual en los salones de las familias españolas

La televisión, en 1956, era un objeto de lujo: valía unas 30.000 pesetas (53,81 euros). El salario mínimo rondaba las 1.800 pesetas al mes en la década de los 60

En la década de los 80 ya es un elemento más habitual en los salones de las familias españolas

La televisión, en 1956, era un objeto de lujo: valía unas 30.000 pesetas (53,81 euros). El salario mínimo rondaba las 1.800 pesetas al mes en la década de los 60

En la década de los 80 ya es un elemento más habitual en los salones de las familias españolas

Aún así, ya había viajado por diferentes lugares y tecnologías desde 1928, cuando nació la primera televisión. El primer aparato que se comercializó como televisión se trataba de radios que contaba con un tubo de neón detrás de un disco de Nipkow, el cual producía la imagen del tamaño de una estampilla. Duró poco. En 1931 llegó el primer gran momento revolucionario: apareció la televisión eléctrica. Aunque fue con el sistema de tubos de rayos con lo que se consiguieron alcanzar mejores resoluciones y velocidades, teniendo en cuenta que solo la gente adinerada era la que se podía permitir un televisor en su vivienda.

Y es que la era dorada de la televisión llegó a mediados del siglo XX. Se volvió a dar un giro importante al llegar la tecnología espacial y los satélites, por lo que la distribución pasó a ser mucho más sencilla, ágil, veloz y eficaz. En 1962 se logró la emisión de la primera señal de televisión utilizando el satélite Telstar.

1970

Es el año en el que la tele abandonó la escala de grises

Aunque el cambio revolucionario de la televisión en el siglo XX fue en 1970, cuando llegó la televisión a color. Pero las emisiones con calidad estaban aún limitadas, sobre todo, a aquellas casas que pudiesen tener la capacidad económica de contar con un televisor.

Pasó de no ser habitual a que en la mayoría de salones hubiese un aparato grande. Aunque el avance de la tecnología hizo que la televisión de tubo, en los años 80, ya dejara de verse tan bien y en tan solo una década se realizó el primer ajuste en cuanto a pantallas. Aparecieron las televisiones panorámicas que permitían ver programas más especiales en un tamaño 16:9. «Permitió una experiencia de emisión en los formatos panorámicos más agradable y más relacionado con cómo se comporta el cerebro humano con la vista en esa proporción», aseguran desde Uteca. Todo un avance que llegó de la mano de la incorporación a la parrilla de las televisiones privadas y autonómicas.

Noticias de última hora, subtítulos, premios… era el teletexto, que llegó a España en 1988

Tenía como finalidad, aparte de informar, prestar un servicio a las personas con discapacidad auditiva

Noticias de última hora, subtítulos, premios… era el teletexto, que llegó a España en 1988

Tenía como finalidad, aparte de informar, prestar un servicio a las personas con discapacidad auditiva

Noticias de última hora, subtítulos, premios… era el teletexto, que llegó a España en 1988

Tenía como finalidad, aparte de informar, prestar un servicio a las personas con discapacidad auditiva

Noticias de última hora, subtítulos, premios… era el teletexto, que llegó a España en 1988

Tenía como finalidad, aparte de informar, prestar un servicio a las personas con discapacidad auditiva

Conforme se acababa el siglo, el avance era aún mayor. Junto con la llegada de los primeros plasma empezaron las emisiones en paralelo en analógico y digital. Esto mejoró notablemente la experiencia de usuario. Y es que en la primera parte de siglo XXI, «cualquier receptor en una instalación de antena era muy sensible a la cobertura, por lo que la posibilidad de ver de manera nítida y con calidad era extremadamente baja. La interferencia sobre la señal provocaba que la imagen se viera con ruido. Algo que con una emisión digital no ocurre», prosiguen desde Uteca.

Y poco a poco el número de pulgadas de una televisión empezó a importar al consumidor. Más aún con la llegada del HD Ready, un formato extendido en 2005 y que empezó a hacer posible la emisión de la alta definición. Fue uno de los motivos para hacer el traspaso a la TDT.

Cuando parecía haberse visto todo, en pleno traspaso de analógico a la TDT, llegó el formato full HD, imponiéndose en las nuevas televisiones del mercado, que rápidamente, otra vez, volvieron a encontrar un nuevo compañero de estante en las tiendas: las televisiones en 3D, una gran novedad pero que, a pesar de todo, no terminó de convencer. Sea como fuere, la evolución es, a favor de los expertos, algo «muy positivo», un salto de calidad «brutal» para los consumidores.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios