Borrar
Directo El Gobierno de Canarias informa de las medidas impulsadas para facilitar el acceso a la vivienda
Algunos de los menores acogidos por Educanepal, la ONG fundada por el grancanario José Díaz. C7
Educanepal, un sueño con acento canario

Educanepal, un sueño con acento canario

El 70% de socios de la ONG, fundada por el grancanario José Díaz, son de las islas | Cubre la escolarización de 2.300 menores en Nepal

Lucía Álamo Valencia

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 20 de mayo 2024, 16:57

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Haz el bien y no mires a quien, reza un dicho popular que José Díaz tomó al pie de la letra. Mientras daba clases de inglés en el sur de Gran Canaria, su isla natal, sentía que debía estar en otro lugar y la vida le demostró que tenía razón. Hace 24 años recibió una llamada que cambiaría su vida y la de más de 2.300 familias nepalíes. Se iría de voluntario a Nepal y fundaría la ONG que le ayudó a cumplir su sueño, Educanepal. «Poder acoger y ayudar a niñas que han sido explotadas sexualmente y que se encontraban en la calle abandonadas o huérfanas ha sido un sueño», dice a la vez que agradece a la población canaria su implicación con la fundación: «El 70% de los ingresos que recibimos es de los socios y padrinos son del archipiélago».

Este martes 21 de mayo José Díaz estará en el Real Club Náutico de Gran Canaria (20.00 horas) para contar de primera mano sus vivencias a aquellos interesados en conocer la labor diaria de esta ONG, que tiene como misión prevenir la explotación laboral infantil: «Lo que intentamos hacer es que no se trafique y que no se utilicen a los niños. Los padres de estos menores no sabes cómo es el mundo más allá de una ladera y pueden ser engañados con facilidad».

La aventura de Educanepal arrancó en el año 2000. Al llegar como voluntario para formar a docentes al país asiático, José Díaz se encontró con la cara y la cruz de un entorno «caótico y rural». «Por un lado me enamoré del Nepal rural donde se vive de la tierra, de la ganadería y la gente tiene una vida muy sencilla y cercana a la naturaleza; y por otra parte, vi que había muchos niños cuya infancia era muy dramática porque trabajaban picando piedras en fábricas textiles, entre otros, y a las niñas las utilizaban para trabajar en salones de masaje, o las obligaban a ejercer la prostitución», explica.

Al volver a Gran Canaria se dio cuenta de que tenía que hacer algo para ayudar a esos menores y fue cuando surgió Educanepal.

Educanepal cubre la escolarización de 2.300 menores nepalíes. C7
Imagen principal - Educanepal cubre la escolarización de 2.300 menores nepalíes.
Imagen secundaria 1 - Educanepal cubre la escolarización de 2.300 menores nepalíes.
Imagen secundaria 2 - Educanepal cubre la escolarización de 2.300 menores nepalíes.

«He visto a menores alimentándose solo con millo porque sus padres no podían permitirse otra cosa»

La lejanía, el analfabetismo y la pobreza son los tres factores que castigan a los menores y a sus familias y los hace vulnerables. «Las personas a las que ayudamos en Educanepal viven en zonas muy alejadas. Para llegar allí desde la capital tardamos cuatro horas en guagua y unas seis u ocho horas caminando. No hay profesionales sanitarios, con suerte encuentras una tienda donde comprar algo de arroz y una galleta y además dependen de un par de cabras y de lo que plantan para vivir, su poder adquisitivo es nulo», afirma. Además, a consecuencia de esta situación, tienen una dieta incompleta y sufrenmalnutrición. «He visto a menores alimentándose solo con millo porque sus padres no podían permitirse otra cosa», aclara.

En la actualidad, Educanepal está cubriendo la escolarización de 2.300 niños en 37 aldeas remotas y aparte de eso tienen a 40 niñas en acogida, que dependen y viven en los centros que han podido construir gracias a los ingresos y la solidaridad de mucha gente. Además, comenta que dentro de este proyecto también tienen «un aula de costura residencial para formar a niñas y que puedan construirse su propio futuro».

La poca socialización y el exceso de confianza al pensar que otras personas pueden darle a a sus hijos e hijas lo que estos padres ansían pero no pueden darle por falta de recursos económicos, hace que depositen en manos de explotadores sexuales la suerte de estos menores: «Muchos de estos progenitores no tuvieron la oportunidad de ir a un colegio, ellos no saben leer o escribir y quieren que sus hijos no pasen por lo mismo. Tampoco saben que hay gente mala que se los engaña, les promete pagarle los estudios a cambio de llevárselos, porque en esos sitios no hay centros de enseñanza, y lo que hacen con ellos es explotar laboralmente o sexualmente en el caso de las niñas», explica el docente grancanario. «A veces», añade, «el traficante puede ser un señor o una señora muy bien vestida. Entonces las vidas de estos chicos pasan a ser excesivamente dramáticas. En el caso de pagarles, algunas han llegado a recibir dos o tres euros por jornadas laborales de 10 a 14 horas».

Ante esta situación que sola a esta población vulnerable de Nepal, Díaz agradece el esfuerzo económico que se hace desde Canarias ayudando a estas personas que sufren tantas necesidades: «Las islas han respondido de una manera maravillosa, sin su ayuda esto no sería posible».

Una familia en Nepal

Tras más de 24 años de idas y venidas a Nepal, este grancanario ha formalizado un equipo de trabajo que lleva el día a día de los centros en el país asiático y que le da «mucha tranquilidad» cuando tiene que viajar. «Puedo decir que Educanepal tiene un grandísimo personal que se encarga de repartir el material, hacer los talleres de higiene, de planificación familiar o de gestión de recursos y son personas maravillosas».

Hace 24 años un voluntariado le cambió la vida y él agradeció esta oportunidad «dibujando sonrisas» en más de 2.000 familias nepalíes.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios