Borrar
Ubicación del agujero negro en el centro de Omega Centauri. ESA/HUBBLE Y NASA, M. HÄBERLE (MPIA)
Descubren un agujero negro a 'simple' vista
Hallazgo galáctico

Descubren un agujero negro a 'simple' vista

Astrónomos del Instituto Max Planck hallan en el centro de Omega Centauri un núcleo supermasivo de tamaño intermedio

Miércoles, 10 de julio 2024, 14:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El agujero negro masivo más cercano a la Tierra está en Omega Centauri, un conjunto galáctico de unas diez millones de astros que se puede ver a simple vista desde el sur del planeta, como una mancha de luces en la noche, en la que es «imposible» distinguir las estrellas individuales. Los astrónomos del Instituto Max Planck han detectado que en su centro está una formación en una «etapa intermedia de evolución», entre los «supermasivos» y los «estelares», aseguró Maximilian Häberle, que dirigió el estudio.

Los primeros pesan entre una y varias docenas de masas solares y los segundos, «entre millones y miles de millones de soles». «Nuestra imagen actual de la evolución de las galaxias postula que las primeras deberían haber tenido agujeros negros centrales de tamaño intermedio, que habrían crecido con el tiempo a medida que evolucionaron, engullendo a otras más pequeñas, como lo hizo nuestra Vía Láctea, o fusionándose con galaxias más grandes», indican los autores de 'Estrellas que se mueven rápidamente alrededor de un agujero negro de masa intermedia en Omega Centauri'.

Los agujeros negros de tamaño intermedio, como el que se acaba de descubrir frente a nuestros ojos, son difíciles de encontrar. Está a unos 18.000 millones de años luz, unos 9.000 millones más cerca del que se creía más próximo hasta ahora. «Omega Centauri parece ser el núcleo de una pequeña galaxia separada, cuya evolución se vio truncada cuando la Vía Láctea se la tragó», sostiene el artículo publicado este miércoles en 'Nature'.

El cúmulo de estrellas Omega Centauri, dentro de la Vía Láctea (izq.) ESA/HUBBLE Y NASA, M. HÄBERLE (MPIA)

Hasta ahora no se había detectado una galaxia pequeña con su agujero negro central. Era «extremadamente desafiante», dicen los astrónomos. Con este reciente descubrimiento se «vislumbra el eslabón perdido entre los primeros agujeros negros de baja masa y los posteriores agujeros negros supermasivos».

Contar millones de estrellas

El hallazgo se logró gracias a un método: identificar las estrellas que se mueven raudas alrededor del centro de aquel cúmulo astral, para luego medir la masa del hipotético agujero negro, cuya existencia nunca se había demostrado.

Vista ampliada del núcleo de Omega Centauri. ESA/HUBBLE Y NASA, M. HÄBERLE (MPIA)

Desde 2019 los astrónomos midieron la velocidad de 1,4 millones de estrellas, gracias a unas 500 imágenes del Hubble. Esa disponibilidad de fotografías con «vistas siempre repetidas» era inusual y fue posible porque el supertelescopio utilizó esta pequeña galaxia para calibrar sus instrumentos.

Häberle logró identificar siete estrellas que se movían rápidamente en una pequeña región del centro, debido a la cercanía de una «masa de alta concentración». Al medir sus movimientos calcularon que el agujero negro más cercano a nuestro planeta tiene una masa de 8.200 soles y tiene tres meses luz de diámetro. Y está a 'simple' vista.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios