Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 29 de febrero
Imagen del momento en que se colgó el cuadro de Antonio Castro, en 2016. c7
El coste de pasar a la posteridad

El coste de pasar a la posteridad

Como es habitual, la nueva Presidencia del Parlamento ya ha encargado el retrato de su antecesor, que costará 5.200 euros

B. Hernández

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 27 de enero 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Un total de 5.200 euros es la cantidad que el Parlamento de Canarias pagará a la artista Inmaculada Juárez Pérez por un cuadro de su expresidente, Gustavo Matos. Ni es el único ni, desde luego, el más caro.

De las paredes de la Cámara autonómica cuelgan los retratos de todas las personas que han ostentado la Presidencia y que han alcanzado la posteridad vía contratos menores.

Ser inmortalizado por un artista ya se ha convertido en una costumbre asumida con total normalidad en la institución autonómica, si bien el coste de las obras ha sufrido variaciones.

Así, frente al mayor precio pagado -los 6.428 euros abonados por el lienzo dedicado al ahora eurodiputado Gabriel Mato-, el de Carolina Darias resultó el más barato, 2.700 euros por una obra de la artista Inmaculada Juárez Pérez, con un precio similar al que se pagó por el primer presidente, Pedro Guerra.

Respecto a esta cantidad, el precio de retratar al último titular de a casa, Gustavo Matos, se encareció en 2.500 euros. La obra fue encargada el pasado mes de octubre por la actual Presidencia. Desde 1982, el coste de estos trabajos artísticos ha ascendido a unos 30.000 euros en total.

Aún siendo una suma relevante, queda lejos de las abonadas por el Congreso cuando desembolsó hasta 24.780 euros por el retrato de Manuel Marín o los 82.600 euros que se abonaron por el cuadro de José Bono, la cifra más alta hasta el año 2018.

Galería institucional

En Canarias, el precio más elevado pagado por colgar el cuadro de un presidente en la galería institucional ha sido 6.428,54 euros. El encargo lo hizo Gabriel Mato y fue realizado por la pintora Elena Lecuona Monteverde.

En el caso de José Miguel Bravo de Laguna, eligió a Facundo Fierro y la cantidad abonada es ligeramente inferior -719 euros menos-. Por esta obra, el Parlamento pagó 5.709,61 euros, lo que sumaba 2.343,95 euros más que la obra inmediatamente anterior, la de Victoriano Ríos.

El cuadro del primer presidente del Parlamento, Pedro Guerra, fue realizado por Teodoro Ríos y es, junto al de Carolina Darias, el retrato con la factura más baja: 2.704,50 euros -449.990 de las antiguas pesetas.

Casi lo que costó el cuadro de Guerra fue lo que Darias redujo con el encargo de su pintura, un cometido que en un primer momento no le gustaba demasiado y al que se mostró reacia.

Pero aún así, la obra está ya pagada -2.700 euros según consta en la página de Transparencia del Parlamento. Esta cifra significa 2.500 euros menos de lo que costó el lienzo de su sucesor, incluyendo los 150 euros por el trabajo fotográfico que encargó la artista para realizar la obra.

La primera mujer presidenta escogió a Juárez al ser una pintora especialista en retrato e hiperrealismo y fundadora del Colectivo Artístico Rincón del Atril.

En cuanto a los presidentes nacionalistas, el retrato de Antonio Castro, inmediatamente anterior al de Darias, costó a la institución 6.300 euros a través de la fórmula del contrato menor, la misma que han empleado todos los presidentes. En esta ocasión, Castro se lo encargó al también palmero Pedro Fausto Rodríguez.

En cuanto a la obra que plasma la figura de Victoriano Ríos, fue realizada por Miguel J. Arocha. Se pagó por la realización de esta obra un total de 3.365,66 euros -medio millón de pesetas de la época-. Este pintor logró además colgar otro cuadro en el Parlamento titulado Alegoría sobre la Constitución de 1812.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios