El cóctel de una noche de verano

Primera entrega

Mitad y mitad

Así es un 'Black and tan'. Este cruce de postales de verano arranca entre un oasis de carretera y un equipaje preparado, pero que aún no puede embarcar. Dos cervezas en el mismo vaso: pueden convivir sin por ello confundir su personalidad

JOSÉ ÁNGEL ESTEBAN | ANDREA MORÁN

Un invento

Tenía que parar, querida. Vaya sitio para empezar. Porque es ahora, y supongo que es el destino, justo cuando acaba la caída de la tarde, –esa cita que hemos pactado tú yo y, sin saberlo, la enorme cantidad de personas que están con nosotros al otro lado– en estas coordenadas y después de la rueda, la carretera, la brújula, los mapas, la máquina de vapor y luego el tren, el motor de combustión y antes la bicicleta y el patinete y luego el avión, el submarino de Peral, el gps, internet,de las personas y de las cosas me aparece otro gran invento de la historia del transporte, éste en el que estoy: un área de servicio, como aquella película de Allyson Anders, el que empezó indi y terminó en Sexo en Nueva York.

Así que será aquí. Un gran invento. Como el verano y las vacaciones. Como el acuerdo que tenemos: un cóctel, allá donde nos pille, cada cual en su mundo, una noche de verano y unas líneas para enviarnos.

Hay una sombrilla y una amazónica zona de aparcamiento. Al fondo, el horizonte. Y un montón de gente alrededor alérgica al silencio. Hay un camarero para toda la terraza, pobre. Me voy a pedir un Black and Tan, que es fácil, mitad y mitad, y quita la sed. Y a empezar a tostarme.

Este brindis

Amigo, qué alegría que te presentes a esta cita a distancia y espirituosa. Nunca he dudado de tu palabra, ya lo sabes, pero tenía miedo de que la operación salida te impidiera llegar a tiempo. Aunque continúe en la ciudad, te anuncio que yo también estoy de retirada. Aprovecho para dejarlo por escrito y así me lo creo del todo: abandono Google Calendar y cierro perfiles, cuelgo las redes. No me hacen falta más alertas ni últimas horas. Solo esta, en la que estamos, este brindis. Alzo mi cerveza (blanca y negra) para inaugurar un verano que sea el más verano de todos. Si de pequeños entrenábamos la caligrafía con los cuadernillos, yo te propongo que practiquemos aquí, en este rincón, la entrega estival. 'Abrazar' el verano como dicen ahora, porque los conceptos no entienden de distancia social.

Me quedan tres días antes de coger la maleta pero aquí la tengo, en mitad del salón. Y voy echando lo imprescindible: el protector solar y las ganas de ser otra. Lo demás llegará, igual que las grandes aventuras, es la promesa de esta estación… Yo ya tengo el ventilador encendido, el vaso en la mano y las gafas de sol puestas. O bien estoy a punto de irme de vacaciones o vengo de 'Thelma y Louise'.

'El cóctel de una noche de verano' también está disponible en Spotify, Apple Podcasts, Google Podcasts, Ivoox, Podimo y Amazon Music.

Black and tan

Sirve media pinta de cerveza tipo Pale Ale y luego, para que no caiga directamente, ayúdate de una cuchara para verter muy poco a poco la negra Stout. Prueba con varias marcas hasta que equilibres a la perfección ese yin y ese yang. Objetivo: competir en definición de franjas con el mejor barraquito canario. Por Carlos G. Fernández

Créditos

  • Narración y textos: Andrea Morán, Carlos García y José Ángel Esteban

  • Producción técnica: Iñigo Martin Ciordia

  • Edición y mezcla: Carlos G. Fernández

  • Remezcla y postproducción: Rodrigo Ortiz de Zárate

  • Ilustraciones: Adrià Ramírez