Batman, Wonder Woman, Cyborg, Flash y Aquaman, en 'La liga de la justicia de Zack Snyder'.

Cómo hemos llegado a 'La liga de la justicia de Zack Snyder'

La marcha del realizador en mitad de la postproducción de la película original llevó a Joss Whedon a completar un filme que no contentó a nadie y dejó memes para la posteridad | Tres años después se estrena la visión original del director de cuatro horas de duración

Iker Cortés
IKER CORTÉS Madrid

Estaba llamada a ser la cinta con la que Warner Bros. y DC Comics iban a plantar cara, de una vez por todas, a esa máquina de hacer dinero que es Marvel y sus exitosos 'Vengadores'. 'La liga de la justicia', la película que reuniría al nutrido grupo de superhéroes de la factoría DC, lo tenía todo a favor para triunfar. Detrás de la cámara se colocaba Zack Snyder, cineasta que debutó con la brillante 'Amanecer de los muertos' (2004), abonado desde entonces a la adaptación de cómics. Suyas son '300' (2006), 'Watchmen' (2009), 'El hombre de acero' (2013) y 'Batman v Superman: El amanecer de la justicia' (2016). Así que cuando se confirmó que el realizador iba a dar solidez y coherencia al universo encabezado por Batman, Superman, Wonder Woman, The Flash, Aquaman y Cyborg, los aficionados respiraron tranquilos. La historia describía cómo, tras la muerte de Superman, Batman y Wonder Woman reunían un equipo de superhéroes para acabar con un mal mayor que podría poner fin al planeta Tierra.

El rodaje arrancó e1 11 de abril de 2016 y concluyó en octubre de ese mismo año. Pronto comenzaron los rumores de que la producción no había ido del todo bien. Al parecer las malas críticas que había recibido 'Batman v Superman: El amanecer de la justicia' habían estado descentrando a Snyder en el set. De hecho, según diversas fuentes, el guion de la cinta había sido reescrito en varias ocasiones para aligerar el tono oscuro de la película, que se asemejaba al del anterior largometraje protagonizado por Ben Affleck y Henry Cavill. Desde 'Midnight's Edge', un canal de YouTube con acceso a una fuente en Warner, contaban que la orden de hacer una película más liviana había venido del mismísimo Geoff Johns, director creativo de DC Entertainment. Por otro lado, la mala recepción de 'Escuadrón suicida' -recordemos que este año habrá 'reboot' de la misma-, también había dado al traste con la posibilidad de que Joker y Harley Quinn, a los que habían dado vida Jared Leto y Margot Robbie, aparecieran en el filme como personajes secundarios, tal y como estaba previsto en un principio.

A principios de 2017, empezaban a tomar fuerza los rumores de que se iba a volver a filmar una gran parte del metraje. Charles Roven, productor de la cinta, quiso tranquilizar al público y aseguró que solo eran unos añadidos que ya estaban planeados de antemano. Y entonces, a mediados, saltó la bomba: Snyder abandonaba la producción. Autumn Snyder, la hija del realizador y la productora Deborah Snyder, se había quitado la vida en marzo de ese mismo año, con tan solo 20 años. Y aunque en un principio intentó seguir con la producción, le fue imposible. «En mi cabeza, pensé que sería algo catártico volver al trabajo, simplemente enterrarme y comprobar si ése era el modo de superarlo. La exigencia de este trabajo es muy intensa. Te consume por completo. Y en los últimos dos meses, he llegado a la conclusión... he decidido apartarme de la película para estar con mi familia, con mis hijos, que realmente me necesitan. Todos están pasando un momento difícil. Yo estoy pasando un momento difícil», llegó a decir.

La elección para continuar con la película estaba clara: Joss Whedon. Al director de ' Los Vengadores' y 'Vengadores: La era de Ultrón', ahora caído en desgracia por las acusaciones de Charisma Carpenter en torno al acoso laboral sufrido durante el rodaje de 'Angel' - Ray Fisher, que da vida a Cyborg en 'La liga de la justicia', también habló del carácter abusivo del director durante el rodaje de 'La liga de la justicia'-, Snyder ya le había mostrado un primer montaje y le había pedido escribir algunas escenas. Tras su marcha, Whedon rodaría nuevas tomas y terminaría el montaje.

Los problemas seguían ahí. Según 'Variety', los 'reshoots' a los que tuvo que hacer frente la producción aumentaron el coste de la película en 25 millones de dólares. Además, a lo complicado de hacer coincidir las agendas en un reparto tan coral como el de una película así, hubo que sumar otro escollo: Henry Cavill estaba entonces dando vida al malo malísimo de 'Mission: Impossible - Fallout', que llevaba bigote, y por contrato no podía prescindir de él. El estudio optó por suprimírselo digitalmente dando pie a escenas hilarantes.

A la izquierda, una imagen del montaje de Joss Whedon; a la derecha, Superman con el bigote eliminado digitalmente.

Cuando la película se estrenó, funcionó en taquilla -no tanto como se esperaba-, pero fue un fracaso de crítica que apenas convenció a nadie. Y los fans, molestos porque se había perdido la visión artística del director original, comenzaron a moverse por las redes y a organizarse en torno a una campaña llamada #ReleaseTheSnyderCut, algo así como sacad el corte o la versión de Snyder. Una campaña que tuvo su motor en la red social Vero, donde el cineasta estuvo comunicándose con sus fans, pero que se extendió a otras redes sociales, sumó el apoyo de los actores de la producción e incluso se hizo física, con la pegada de carteles y el alquiler de avionetas sobrevolando los estudios de la Warner con pancartas reivindicativas. Dos años y medio después, Snyder anunciaba finalmente que su visión de 'La liga de la justicia' llegaría a HBO Max en 2021. Los primeros anuncios de la plataforma colocaban las letras 'Snyder's Cut' con un tamaño mucho mayor que las del título de la película. El filme ya no parecía tan importante como el triunfo de una visión, de un autor sobre otro. Con un presupuesto inicial de apenas 25 millones de dólares -planearon contar algunos pasajes solo con las voces de los actores y usar muy pocos efectos especiales-, al final Warner Bros. ha acabado desembolsando 70.

Matizaciones

Desde entonces, muchos de los implicados en esta historia han ido caldeando el ambiente. Snyder matizó las razones por las que había abandonado el proyecto. En una entrevista reciente habló de los problemas familiares debido al suicidio de su hija pero también explicaba que en aquel momento «no tenía energía para luchar con el estudio y pelear por la película», dejando claro que la major tenía otra visión de la misma. «Simplemente sentí que las ideas que tenían, en donde estaban tratando de inyectar humor y cosas así, no eran gran cosa», explicaba. El estudio también obligó al cineasta a cortar varios hilos de la trama y le prohibió hacer una película de más de dos horas, algo que veía impensable teniendo que presentar a «seis personajes y un extraterrestre con potencial para dominar el mundo».

Por otro lado, y a menos de un mes para el estreno de la película, un ejecutivo de Warner Bros. explicaba en 'Vanity Fair' que el estudio ya sabía que el montaje de Joss Whedon que tenían entre manos era un desastre. «Cuando pudimos ver lo que Joss hizo realmente, fue inaudito. Todos lo sabían. Fue muy incómodo porque nadie quería admitir el pedazo de mierda que era», afirmó.

Tres fotogramas del nuevo montaje de cuatro horas.

Tampoco Joss Whedon quedó bien parado. A las críticas de Ray Fisher, que lo acusó de tener una actitud «abusiva» y «repugnante» en el rodaje, se sumaron las de otros actores del elenco. Así, Jason Momoa (Aquaman) mostró en público su apoyo a Fisher y Gal Gadot (Wonder Woman) reveló también que su propia experiencia con Whedon «no fue la mejor». El estudio está investigando lo sucedido.

El último en cargar contra Whedon fue Kevin Smith, que explicó en su podcast, 'FatMan Beyond', que durante su visita al plató de 'Han Solo: una historia de Star Wars', pudo hablar con varios responsables de efectos digitales que habían trabajado con Whedon en 'La liga de la justicia' y aseguraron que no tenía problema en «cortar, despreciar y destruir el trabajo de Snyder». Whedon no ha abierto la boca al respecto.

¿Qué se sabe de la nueva versión?

Teasers, tráilers, fotografías, entrevistas... Poco a poco Snyder ha ido desvelando cuáles serán las grandes novedades de una cinta que se estrenará el 18 de marzo en HBO Max -aquí en HBO-. ¿La más importante? La duración de la cinta será de cuatro horas, dos más que la película original. Algo que en un principio llevó a la plataforma a pensar en un montaje de cuatro episodios, que finalmente desechó. Otro de los cambios que más llama la atención es el relacionado con la fotografía del largometraje, que cambiará su relación de aspecto, pasando del 1.85:1 al 1.66:1, ampliando el marco en los márgenes superiores e inferiores del fotograma, una relación de aspecto propia del IMAX y muy similar a los 4:3 que dibujaban las televisiones cuadradas de tubo. Es decir la película se verá con franjas negras verticales a los dos lados en una televisión panorámica. Además, se ha bajado el exceso de saturación que tenía el montaje final, oscureciendo el resultado, más en sintonía con el tono dramático que Snyder tenía en la cabeza.

Otra de las novedades es que Joker, encarnado por Jared Leto, tendrá una aparición en la película. Del personaje se ha destapado alguna fotografía que se aleja del papel que Leto interpretó en 'Escuadrón suicida' para acercarse al Joker que protagonizó Heath Ledger en 'El caballero oscuro' (2008) de Nolan. Parece claro, además, que Snyder profundizará en la trama de Flash y dará más protagonismo a personajes como Cyborg, al tiempo que Darkseid hará las veces de gran enemigo del grupo, junto a Steppenwolf, DeSaad y Abuela Bondad. El realizador ha dejado caer también que la película acabará por todo lo alto, con un 'cliffhanger' de los de manual. Todo ello estará ambientado con la música de Junkie XL, que relevará a Danny Elfman en la banda sonora.

Un último apunte: el 8 de marzo, diez días antes del estreno, HBO Max lanzó la película por error y algunos usuarios de la plataforma, que estaban intentando ver 'Tom y Jerry', tuvieron acceso al nuevo montaje. Algunos suscriptores pudieron ver cerca de una hora de película antes de que el servicio cortara la emisión. Ni qué decir tiene que algunos seguidores dijeron que era una maniobra de la propia Warner, que quería sabotear el estreno. Y es que la imaginación en el mundillo no ha faltado nunca.

Aquaman, Wonder Woman, Flash y Cyborg, en un fotograma.