'La Bestia', el búnker en el que se mueve Joe Biden por Madrid

EEUU es la única delegación de la OTAN que ha traído su propio convoy oficial

JUAN ROIG | SARA I. BELLED | LIDIA CARVAJAL

Un enorme Cadillac circula por las calles de Madrid durante la cumbre de la OTAN. Un modelo que en cualquier otra situación sería imposible de ver, pero con motivo de la cumbre de la OTAN sirve de transporte al presidente de Estados Unidos, Joe Biden. Una mole fabricada por General Motors para los presidentes norteamericanos, afectuosamente conocida como «La Bestia».

Así es ‘La Bestia’

El presidente de los Estados Unidos se mueve en su blindado, un Cadillac One apodado ‘La Bestia’ (’The Beast’)

5,5 metros

7-10 toneladas

63,5 litros/100km

Vel. máx. 100km/h

Los cristales antibala tienen 12,7cm de grosor y solo baja la ventanilla del conductor hasta 7,5cm

Cuenta con cámara de visión nocturna, granadas de gas lacrimógeno y ametralladoras

Acero a prueba de bombas y blindaje de 20,3cm de grosor

Llantas reforzadas, podría recorrer hasta 100km con la rueda pinchada

La cabina para 7 pasajeros puede ser aislada en caso de ataque químico y cuenta con un depósito de oxígeno

Equipo médico y bolsas para transfusión de sangre

Tanque de combustible a prueba de bombas

Teléfono satélite con llamada directa al Vicepresidente y al Pentágono

El presidente viaja escoltado por una caravana de 50 vehículos que son transportados en un Boeing C-17 Globemaster III

En las visitas oficiales, viajan dos ‘Bestias’ idénticas para confundir a un posible atacante

Así es ‘La Bestia’

El presidente de los Estados Unidos se mueve en su blindado, un Cadillac One apodado ‘La Bestia’ (’The Beast’)

5,5 metros

7-10 toneladas

63,5 litros/100km

Vel. máx. 100km/h

Los cristales antibala tienen 12,7cm de grosor y solo baja la ventanilla del conductor hasta 7,5cm

Cuenta con cámara de visión nocturna, granadas de gas lacrimógeno y ametralladoras

Acero a prueba de bombas y blindaje de 20,3cm de grosor

Llantas reforzadas, podría recorrer hasta 100km con la rueda pinchada

La cabina para 7 pasajeros puede ser aislada en caso de ataque químico y cuenta con un depósito de oxígeno

Equipo médico y bolsas para transfusión de sangre

Tanque de combustible a prueba de bombas

Teléfono satélite con llamada directa al Vicepresidente y al Pentágono

El presidente viaja escoltado por una caravana de 50 vehículos que son transportados en un Boeing C-17 Globemaster III

En las visitas oficiales, viajan dos ‘Bestias’ idénticas para confundir a un posible atacante

Así es ‘La Bestia’

El presidente de los Estados Unidos se mueve en su blindado, un Cadillac One apodado ‘La Bestia’ (’The Beast’)

5,5 metros

7-10 toneladas

63,5 litros/100km

Vel. máx. 100km/h

Los cristales antibala tienen 12,7cm de grosor y solo baja la ventanilla del conductor hasta 7,5cm

Teléfono satélite con llamada directa al Vicepresidente y al Pentágono

Cuenta con cámara de visión nocturna, granadas de gas lacrimógeno y ametralladoras

Equipo médico y bolsas para transfusión de sangre

Acero a prueba de bombas y blindaje de 20,3cm de grosor

Tanque de combustible a prueba de bombas

La cabina para 7 pasajeros puede ser aislada en caso de ataque químico y cuenta con un depósito de oxígeno

Llantas reforzadas, podría recorrer hasta 100km con la rueda pinchada

El presidente viaja escoltado por una caravana de 50 vehículos que son transportados en un Boeing C-17 Globemaster III

En las visitas oficiales, viajan dos ‘Bestias’ idénticas para confundir a un posible atacante

Así es ‘La Bestia’

El presidente de los Estados Unidos se mueve en su blindado, un Cadillac One apodado ‘La Bestia’ (’The Beast’)

5,5 metros

7-10 toneladas

63,5 litros/100km

Vel. máx. 100km/h

Los cristales antibala tienen 12,7cm de grosor y solo baja la ventanilla del conductor hasta 7,5cm

Teléfono satélite con llamada directa al Vicepresidente y al Pentágono

Cuenta con cámara de visión nocturna, granadas de gas lacrimógeno y ametralladoras

Equipo médico y bolsas para transfusión de sangre

Acero a prueba de bombas y blindaje de 20,3cm de grosor

Tanque de combustible a prueba de bombas

La cabina para 7 pasajeros puede ser aislada en caso de ataque químico y cuenta con un depósito de oxígeno

Llantas reforzadas, podría recorrer hasta 100km con la rueda pinchada

El presidente viaja escoltado por una caravana de 50 vehículos que son transportados en un Boeing C-17 Globemaster III

En las visitas oficiales, viajan dos ‘Bestias’ idénticas para confundir a un posible atacante

La versión actual de Biden es la creada en 2018 para su antecesor, Donald Trump. Y esta lo seguirá siendo hasta 2024, pues se suelen renovar cada ocho años. Las características técnicas, por motivos de seguridad, son 'top secret', aunque se sabe que comparte elementos con modelos de Cadillac y GMC, dos emblemas que se engloban bajo el paraguas de GM.

Algunas de las modificaciones que introdujo Biden para su nueva bestia son, según CNN, un sistema de lanzamiento de granadas de gases lacrimógenos bajo el paragolpes delantero.

Y se colocaron ametralladoras que pueden ser disparadas hacia el exterior, sin tener que abrir puertas o ventanillas. De hecho, todas las ventanas son fijas, debido al pesado blindaje que las protege.

El conductor del Cadillac One -siempre un agente del Servicio Secreto entrenado en maniobras de evasión- viajará también con su propia arma reglamentaria dentro del vehículo.

Según 'Fox News', la Casa Blanca habría pagado más de 15 millones de dólares por el desarrollo y la construcción de los vehículos. En total, podrían llegar a fabricarse hasta una docena de unidades, por lo que el coste por unidad superaría con creces los 1,2 millones de euros.

La limusina está blindada para proteger al presidente de cualquier tipo de ataque, incluso contra uno con armamento químico. El interior está sellado y sus puertas tienen un grosor de 20 centímetros.

El blindaje es de tipo militar de 12,7 centímetros de espesor y los neumáticos, inmunes a los pinchazos. Tiene capacidad para siete personas y la parte frontal está dividida de la trasera por un vidrio. Los asientos son negros y reclinables individualmente. Incluso en una situación de emergencia, puede ser sellado por completo permitiendo que sólo el servicio secreto pueda abrirlo.