Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 25 de julio
El peso de la Corona británica: kilos de oro, plata y piedras preciosas

El peso de la Corona británica: kilos de oro, plata y piedras preciosas

El rey Carlos III cambiará de corona al finalizar el acto y Camila añadirá a la suya tres grandes diamantes de la colección de Isabel II

Jueves, 4 de mayo 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Son 2,07 kilos lo que pesa la corona de San Eduardo y, por ello, el rey de Inglaterra Carlos III la llevará este 6 de mayo sobre su cabeza solamente en el momento de la coronación. La propia Isabel II aseguró en un documental emitido por la BBC en 2018 que, con ella puesta leyendo un discurso, «no puedes mirar hacia abajo» o «tu cuello se rompería».

Si se suma el peso de las tres coronas que portarán el heredero y Camila son 3,6 kilos lo que llevarán en ese momento sobre los hombros. Oro, plata, platino, topacios, rubíes, amatistas, zafiros… La lista es larga e incluye algunos de los diamantes más grandes del planeta. La regalía de la coronación, proveniente en su mayoría de la época de Carlos II, se compone de valiosos, y también pesados, objetos que jugarán un papel fundamental en la celebración de los nuevos reyes.

Corona de San Eduardo

2,07 kg

Corona de San Eduardo

2,07 kg

Corona de San Eduardo

2,07 kg

Corona de San Eduardo

2,07 kg

Es una copia de una corona medieval que fue fundida en 1649 y se realizó para la coronación de Carlos II en 1661. Hace más de 100 años ya se intentó aligerar. Con ello, pasa de los dos kilos. De hecho, durante más de 200 años, se colocó en el altar durante la ceremonia.

Scroll Story imagen 0

Aunque no es una réplica exacta del diseño medieval, sigue el original al tener cuatro cruces patadas, cuatro flores de lis y dos arcos.

Está formada por un marco de oro macizo engastado con rubíes, amatistas, zafiros, granates, topacios y turmalinas.

La corona tiene un gorro de terciopelo con una banda de armiño.

AUX STEP FOR JS

Se utilizó por última vez para coronar a Isabel II en 1953. Entonces, el arzobispo de Canterbury elevó entre sus manos la corona de San Eduardo para ceñirla sobre la cabeza de la reina. Mientras, la reina sostenía en la mano derecha el cetro de la cruz y en la derecha, el de la paloma.

La reina Isabel II, en el momento de su coronación, en 1953. Asociated Press

Se trata de un objeto con mucha historia que ha pasado por pocas cabezas, pero muy diferentes, también en tamaño. Por ello, la corona se retiró de la Torre de Londres, donde se guarda, para poder modificarla y adaptarla al diámetro de Carlos III antes de la coronación.

Corona del Estado Imperial

1,06 kg

Corona del Estado Imperial

1,06 kg

Corona del Estado Imperial

1,06 kg

Corona del Estado Imperial

1,06 kg

Es la corona del cambio, tras la coronación propiamente dicha, con la que Carlos III, quien accedió al trono el 8 de septiembre 2022 tras la muerte de su madre, abandonará la Abadía de Westminster.

Scroll Story imagen 0

Se hizo para la coronación del rey Jorge VI en 1937, en sustitución de una corona hecha para la reina Victoria.

Y es ligeramente más alta que su predecesora, pero pesa la mitad (1,06 kilos frente a 2,07).

Junto a los 2.868 diamantes con los que está engastada, incluye algunas joyas famosas, como el zafiro de San Eduardo, que Eduardo el Confesor usó en un anillo con el que fue enterrado y que fue recuperado después.

El Rubí del Príncipe Negro, cuya leyenda lo sitúa en España hacia 1366, donde Don Pedro, rey de Castilla, se lo habría quitado al rey moro de Granada.

O el diamante Cullinan II, la segunda piedra más grande cortada del gran diamante Cullinan.

AUX STEP FOR JS

La historia de las joyas reales incluye idas y venidas entre monarcas y monarquías, diferentes engarzados y hasta distintos cortes. La joya de la corona de las Joyas de la Corona británica es el diamante Cullinan, el mayor hallado del que se tenga conocimiento y que procedía de una mina sudafricana. Pesaba 600 gramos y fue mandado tallar por 1906 por el Rey Eduardo VII.

Cetro de la Cruz y de la Paloma

1,17 kg

1,15 kg

Cetro de la Cruz y de la Paloma

1,17 kg

1,15 kg

Cetro de la Cruz y de la Paloma

1,17 kg

1,15 kg

Cetro de la Cruz y de la Paloma

1,17 kg

1,15 kg

De aquel gran diamante se obtuvieron 150 piedras. La mayor de ellas, el Cullinan I, el mayor diamante incoloro del mundo, está engarzada en el Cetro de la Cruz desde 1911. Entonces, el joyero de la Corona, Garrard, tuvo que reforzar la pieza para que pudiera soportar el peso de la gema.

Cetro de la Cruz (arriba) y Cetro de la Paloma (abajo). REUTERS

El cetro, no obstante, data de 1661 y se realizó para la coronación de Carlos II. Se ha usado en todas las coronaciones desde entonces y representa el poder temporal. El monarca lo sostiene en la mano derecha en el momento de la coronación (como se ve en la imagen anterior de la reina Isabel II).

En la mano izquierda porta el Cetro de la Paloma, una versión menos pesada que representa el papel espiritual del soberano, con la paloma simbolizando el Espíritu Santo y que tradicionalmente se le ha conocido como 'la Vara de la Equidad y la Misericordia'.

Orbe del Soberano

1,32 kg

Orbe del Soberano

1,32 kg

Orbe del Soberano

1,32 kg

Orbe del Soberano

1,32 kg

En los momentos previos a la coronación, el Orbe se coloca en la mano derecha del monarca, quien sostiene sus 1,3 kilos, y queda después en el altar. Representa el poder del soberano y está compuesto por una cruz colocada sobre un globo terráqueo de oro hueco que simboliza el mundo cristiano. Está decorado con esmeraldas, rubíes y zafiros rodeados de diamantes y perlas.

Orbe del Soberano. REUTERS

Nada queda a la improvisación en un acto guiado por el 'Liber Regalis', un libro que data de 1382 y está diseñado para ayudar a organizar y realizar una coronación.

Fases de la coronación

  • Reconocimiento. El monarca se presenta al pueblo.

  • Juramento. Hace promesas a sus súbditos y a Dios

  • Unción. Es bendecido con aceite sagrado.

  • Investidura. Recibe las insignias reales, entre las que se incluyen vestiduras, unas espuelas, espadas y brazaletes, además del orbe, un anillo y los cetros.

  • Coronación y entronización.

Ampolla y cuchara

0,66 kg

Ampolla y cuchara

0,66 kg

Ampolla y cuchara

0,66 kg

Ampolla y cuchara

0,66 kg

Uno de los momentos clave del acto, y el más sagrado, es la unción con el aceite consagrado en Jerusalén que sale de una vasija de oro con forma de águila con las alas abiertas que fue realizada también para Carlos II.

Ampolla y Cuchara de Coronación Matt Dunham / AFP

La cabeza del águila se desenrosca y el aceite sale por el pico para caer en una cuchara de unción, el elemento más antiguo de la regalía que data del siglo XII y la única pieza de orfebrería real que se conserva de ese siglo.

Corona de la Reina María

0,59 kg

Corona de la Reina María

0,59 kg

Corona de la Reina María

0,59 kg

Corona de la Reina María

0,59 kg

La del 6 de mayo de 2023 es la primera coronación británica en este mes desde 1601 y también por primera vez desde 1937 el acto incluirá la coronación de la reina consorte, tras el caso de la reina Isabel, esposa de Jorge VI. Será, además, la primera vez que se reutiliza una corona de consorte desde el siglo XVIII.

Scroll Story imagen 0

Sobre la cabeza de Camila descansará la corona de la Reina María, diseñada en 1911 y que está engastada con 2.200 diamantes, tres de los cuales (Koh-i-nûr, Cullinan III y Cullinan IV) fueron reemplazados más tarde con réplicas de cristal.

Para esta ocasión, la corona se restablecerá con los diamantes Cullinan III, IV y V, que formaron parte de la colección personal de la reina Isabel II.

AUX STEP FOR JS

Esta pieza, que se puede utilizar sin los arcos y el gorro de terciopelo, es la menos pesada, con cerca de 600 gramos. Con ella será coronada Camila, quien también tendrá su propia ceremonia, más sencilla.

Está previsto que la coronación, a la que acudirán los reyes Felipe y Letizia, comience a las 10:20 horas, las 11:20 en horario peninsular, y podrá seguirse en todo el mundo (excepto el rito de la unción, que será ocultado con una pantalla). La última coronación, la de Isabel II, fue la primera que se emitió en televisión y fue vista por 27 millones de británicos. En mayo de 1937, ya se había permitido a la BBC transmitir por radio la de Jorge VI.

Imágenes: AFP PHOTO/Toby Melville, REUTERS

Para la realización de este artículo se han consultado, entre otras fuentes, la web oficial de la realeza británica ( www.royal.uk ), la Royal Collection Trust ( www.rct.uk ) y la de la Abadía de Westminster ( www.westminster-abbey.org ).

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios