Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 16 de abril
Mantel y servilleta bordada de tela. C7
Rêver, la afrancesada elegancia que sorprende en Vegueta
El restaurante de la semana

Rêver, la afrancesada elegancia que sorprende en Vegueta

El flamante proyecto del chef Fernando Rodríguez conquista al comensal desde que entra al restaurante, una casa hechizante que ha sido remodelada de manera brillante

José Luis Reina

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 4 de marzo 2024, 22:57

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Su discreta ubicación, en la calle Armas de la capital grancanaria, no da muchas pistas sobre lo fascinante que es su interior. Su nombre, eso sí, puede indicar que nos vamos a adentrar en un mundo de sueños, de sutiles detalles, de aroma francés. Una elegante sala de espera advierte, al ya sorprendido comensal, que no estamos ante un restaurante cualquiera.

Se trata, desde luego, de un ambicioso proyecto de restauración, de esos que impulsan a una ciudad. Y lo es por varios motivos. No todos pueden presumir de una ubicación tan exclusiva, ni mucho menos con una remodelación y resultado final tan impactante. Se respira el ambiente de los grandes escenarios, sobre todo cuando subimos a la planta alta, la favorita de los comensales, y nos ubicamos en una de las mesas del agradable comedor, con un par de mesas para dos en la ventana casi tan apetecibles como los platos que ofrece el chef en la carta. Arriba también hay un reservado para unas ocho personas, accediendo fácilmente en ascensor. No es solo elegante, atractivo y envolvente, también es muy cómodo, por lo que Rêver gana muchos puntos de entrada.

Sala en la parte superior de Rêver.
Sala en la parte superior de Rêver. C7

Al fin manteles y servilletas de tela, como no podía ser de otro modo en un restaurante tan cuidado. Qué poco se ven ya, y qué agradable es encontrar estos dos elementos tan sencillos como fundamentales, que facilitan mucho la labor del comensal. Parece un detalle menor, pero es que hay cada experimento por ahí, que asusta. Hay buen ambiente en el comedor de abajo y en el de arriba, y el reservado también recibe a sus comensales. La trayectoria desde la apertura del restaurante a finales del año pasado ha ido de menos a más, y ya el boca a boca y el buen trabajo del chef está dando resultados. «Tenemos el restaurante lleno, sobre todo los fines de semana, donde incluso hay lista de espera», nos cuenta el propietario, satisfecho.

Steak tartar.
Steak tartar. C7

Una carta potente

Lo hizo tras deleitarnos con algunos de sus platos, como ese steak tartare de solomillo de primera, acompañado de helado de Dijon, yema confitada, mantequilla de anchoas (gloriosa) o el adictivo pan brioche. Perfecto de picante, con una materia prima ganadora y unas texturas finales muy excitantes. Este es un plato que, a pesar de que debería dar poca rienda suelta a la creatividad e imaginación, cada cocinero le aporta con mayor o menor éxito su particular visión. En este caso es un éxito.

Lo mismo ocurre con la terrina de foi gras, que está prensado al Oporto e inteligentemente coronado con texturas de manzana ácida, maíz frito y de nuevo ese genial brioche para transformarse en la base. Y digo lo mismo porque a pesar de que es aquí el producto el gran triunfador y el que debe hablar, es el cocinero el que aporta un plus, el que arriesga con algo que ya de por sí solo triunfaría. Y acierta. Magnifique.

Terrina de foie.
Terrina de foie. C7

Nos llamó la atención en la carta, cuya amplia oferta es muy apetecible, ese salpicón templado de pulpo, que viene en tempura, visualmente muy alegre, gracias a la picada de kiwi, el pepino encurtido, la crema de aguacate y lo que el chef llama nieve de mojo verde. Un plato curioso, divertido. Uno de los que más salen, además, pues ha conseguido crear su propio club de fans. Aquí ya cada uno podrá opinar sobre si la tempura le resta potencia al pulpo, y lo demás suaviza el resultado final. Desde luego es un plato que hay que pedir, pues tiene la capacidad de sorprender.

Salpicón templado de pulpo.
Salpicón templado de pulpo. C7

La generosa oferta de vinos, muchos de ellos de especial interés, es aclarada con buenas sugerencias por parte de su personal de sala. Y en la parte de principales, tenía ganas de conocer un plato del que mucho me habían hablado, la lasaña de rabo. En realidad es una falsa lasaña de rabo de vacuno madurado al vino tinto durante 48 horas; apio nabo, espinacas y demiglace. Es un plato que dice alto y claro el concepto que quiere impulsar su creador, donde elabora con minucioso trabajo cada creación que sale de la cocina. Algunos gustarán más y otros menos, pero la técnica y el respeto por la cocina aquí es innegociable e incuestionable. El comensal puede encontrar desde pescados como sama o cherne, hasta pato madurado, cochinillo o cordero lechal.

Lasaña de rabo.
Lasaña de rabo. C7

Y en los postres, había advertido ya el colega Mario Hernández Bueno que la repostería aquí es de nivel superior. Y no exagera. Y tampoco es de extrañar, teniendo en cuenta la gran formación del cocinero, que salió del Hotel Escuela Santa Brígida rumbo a Londres, donde se matriculó en la prestigiosa Cordon Bleu. Y de ahí, en experiencias laborales de alta cocina que lo fueron moldeando hasta que llegó el sueño. Le dije, medio en broma y medio en serio, que había echado en falta un discreto hilo musical, aunque fuera con los mejores éxitos de Jacques Brel, el genial catautor francés. Sugerencia que no me compró el chef-propietario.

Crème brûlée, tatín de manzana glaseada, torrija caramelizada, lemon posset, fondant au chocolat... y ese fantástico sticky toffee pudding, un bizcocho de dátiles, salsa de toffee, crema chantilly y helado de vainilla de Tahití. Fue el final feliz en un restaurante tan ambicioso como acertado, que ya navega a velocidad de crucero y que sube el nivel gastronómico de la ciudad. Y además, no podía estar en otro sitio mejor, con esa propuesta tan elegante como académica, que en el corazón de Vegueta ha encontrado su ubicación ideal.

El postre.
El postre. C7

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios