Borrar
Asistentes a la comida en El Pote, con Aníbal y Adal Santana como anfitriones. C7
El Pote acoge la presentación del ronmiel reserva de Destilerías Aldea, único en el mundo
Restaurantes

El Pote acoge la presentación del ronmiel reserva de Destilerías Aldea, único en el mundo

El icónico restaurante de Las Palmas de Gran Canaria organizó un menú especial para la ocasión, recibiendo a periodistas gastronómicos

José Luis Reina

José Luis Reina

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 18 de mayo 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Los periodistas especializados en Gastronomía, procedentes de Lanzarote y Tenerife, llegaron temprano a Gran Canaria. Tenían una placentera jornada por delante, teniendo en cuenta que dos de los protagonistas eran el siempre fiable -desde hace medio siglo- restaurante El Pote y la excelencia de Destilerías Aldea, con el maestro ronero Paco 'Peligroso' Pérez como embajador de lujo.

Tras visitar las instalaciones de CANARIAS7, la delegación de periodistas puso rumbo al restaurante dirigido en sala por Adal Santana, caluroso y buen anfitrión. Allí esperaba un solvente menú preparado para la ocasión, que los presentes disfrutaron de inicio a final. Unas deliciosas y sabrosas ostras; cherne ahumado, potente. Un glorioso carpaccio de picaña de buey del Capricho de León, no hay producto igual. Crema de foie con vieira y gelatina de orujo; bacalao a la crema de gofio sobre migas de mojo verde y un buen pedazo de Wagyu preparado a baja temperatura glaseada con ron Aldea y guarapo.

Selección de platos disfrutados en El Pote.
Imagen principal - Selección de platos disfrutados en El Pote.
Imagen secundaria 1 - Selección de platos disfrutados en El Pote.
Imagen secundaria 2 - Selección de platos disfrutados en El Pote.

De postre, y antes de empezar a disfrutar de los diferentes rones elaborados en La Palma y de conocer a la gran estrella invitada, el ronmiel Special Cask Selection de Aldea, un crumble lemon neon light. Este menú degustación, perfectamente maridado con una cuidada selección de vinos, con especial mención al Sopla Poniente Fino en Rama Cerro del Majuelo, de Bodegas Rodríguez de Vera, cuyo embajador en Canarias, Javier González, también estuvo presente en el almuerzo. Toda una autoridad en el mundo del vino que nos ofreció muchas claves de interés.

Mientras pasaban los platos y los vinos, Aníbal Santana relataba anécdotas de las ya emblemáticas Tertulias de El Pote, para deleite de los periodistas que no las conocían. Y así, la charla prosiguió con Fernando Núñez (Lancelot), Jaime Puig (Biosfera) y Fran Belin (Atlántico Hoy, Con Cúrmuma Radio), además de Javier, Paco Pérez y Adal, que controlaba que los tiempos en sala fueran los correctos, que lo fueron.

Los asistentes, durante el almuerzo. C7

El momento estelar, claro está, llegó con la puesta en escena de 'Peligroso' Pérez, reconocido maestro ronero y embajador de Destilerías Aldea. Fue él el encargado de poner sobre la mesa, explicar y relatar con pasión el trabajo que allí están haciendo, con la última incorporación, el ronmiel reserva elaborado con una receta palmera del siglo XVIII como gran reclamo. Aroma a miel pura de abejas, matices a vainilla y cacao, maduración en barrica de roble americano y compuesto por una mezcla de rones añejados. Suave y placentero en boca, gran final para cualquier comida o incluso como aperitivo. Un producto ganador y único, pues no existe en otra parte del planeta.

Y así, cuando parecía que lamentablemente el evento llegaba a su fin, apareció el equipo de la coctelería de El Mono Malvado para hacer magia con los rones de Aldea. Sirvió para adelantarnos parte de su nueva carta, con la artesanía del cóctel como aspecto innegociable y con conceptos realmente innovadores, como el cóctel de plátano que tanto gustó. La fusión entre ese mundo y el de la gastronomía es un aspecto prometedor a tener en cuenta.

Ronmiel presentado en El Pote.

Fue el broche de oro a una intensa jornada de gastronomía, amigos y destilados, mezcla fundamental para que todo salga bien. De El Pote poco hay que añadir, teniendo en cuenta que cumplir 50 años y seguir siendo referente solo está al alcance de los elegidos (y de los que hacen las cosas bien). De Destilerías Aldea tampoco hay mucho que relatar, salvo su continua evolución y búsqueda de la excelencia, con José Quevedo al frente y la inestimable colaboración de Paco Pérez.

Y de los periodistas presentes, apreciados colegas, 'amenazan' con coger con más regularidad el Binter para seguir disfrutando de más anécdotas de Aníbal y quién sabe, asistir a una de esas tertulias que tanto interés despertó. Una buena jornada.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios