Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este miércoles 19 de junio
Selección de algunos de estos jóvenes chefs. C7
Los jóvenes cocineros que están revolucionando la cocina en Las Palmas de Gran Canaria

Los jóvenes cocineros que están revolucionando la cocina en Las Palmas de Gran Canaria

Tienen mucho talento, están formados, son creativos y están convirtiendo a la capital grancanaria en un destino gastronómico a tener muy en cuenta en el panorama nacional

José Luis Reina

Las Palmas de Gran Canaria

Martes, 15 de noviembre 2022

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Que la capital grancanaria se encuentra en un envidiable estado de forma culinario ya no es ningún secreto. Interesantísimos restaurantes han convertido la ciudad en un verdadero laboratorio gastronómico que sorprende a propios y extraños. José Carlos Capel, célebre crítico gastronómico de El País y presidente de Madrid Fusión, alabó hace unas semanas el talento joven que estaba despuntando en Las Palmas de Gran Canaria, y los señalaba como los artífices de este gran momento.

Abraham Ortega (cocinero) y Áser Martín (pastelero), del restaurante Tabaiba, han sido nominados a Cocinero Revelación Madrid Fusión, todo un premio ya en sí mismo y que los impulsa de manera definitiva a la élite del panorama nacional, con todo lo que ello conlleva. En este pequeño restaurante están haciendo una labor admirable y se han convertido en una referencia, sobre todo por el potencial de ambos.

Libertad y creatividad

Dentro de esta hornada de jóvenes cocineros de talento, y que realizan su trabajo desde la libertad que les ofrece sus espacios y con la creatividad adquirida a lo largo de sus trayectorias, importantes a pesar de su juventud, aplican técnicas, conocimiento y experiencia en cada plato. Porque se han formado, han viajado y han comido, además de haber experimentado mucho antes de lanzarse a la aventura, donde la mayoría además de cocineros, son los propietarios del negocio, jefes de recursos humanos, de compras, de calidad... y un largo etcétera.

En la zona puerto, donde más movimiento está habiendo a nivel de aperturas y de restaurantes de muchísimo interés, podemos encontrar a Ale Mederos con su Anteo, que se ha consolidado como uno de los grandes gracias a su talento para sacar platos muy singulares, marca de la casa, y jugando mucho con los productos de Canarias para fusionarlos con creaciones de nivel, en una carta viva donde perduran los platos emblemáticos del local, para fortuna de los fieles comensales.

En De Contrabando el visitante se encontrará con un local diferente y divertido, con una propuesta gastronómica influenciada por las estancias de su chef, Pedro López La Camera, en diferentes países del extranjero. También se apoya en muchos de sus platos en productos de Km0, y es una apuesta tan atrevida como social, pues es un lugar para compartir.

Qué decir de Nákar o de Pícaro, de nuevo dos ejemplos de creatividad, valentía y manejo perfecto del producto para transformarlo en platos admirables, ambos con menú degustación, y de nuevo bajo la tutela de dos jóvenes cocineros, Xabier Blanco en Nákar y Guillermo Ramírez en el Pícaro.

Iciar y su estrella

En el Poemas by Hermanos Padrón habita la magistral mano de Iciar Pérez, la joven herreña que alberga una estrella Michelin y un futuro tan ilusionante como lo está siendo su presente, pues de la mano de los hermanos ha conseguido situar este restaurante en la liga de las estrellas, y eso es una grandísima noticia para Las Palmas de Gran Canaria y su apuesta por atraer talento.

Borja Marrero, el gran chef de la sostenibilidad y los productos de la tierra, sigue haciendo un fascinante trabajo en su Muxgo, todo un alarde de técnica y amor por su tierra y todo lo que sale de ella. La misma admiración me causa José Luis Espino, de Bevir, que ha viajado con su brillantez hasta su nuevo destino, tras la breve y exitosa experiencia de Halma. Juan Santiago, de Hestia, otro de los grandes talentos locales que sigue batallando a diario para que su enorme potencial no desfallezca ante pandemias o incendios.

En Cuernocabra, todo el equipo de Safe Cruz, también con una estrella Michelin, sigue su particular revolución silenciosa con su apuesta por las recetas canarias de siempre pero con su particular visión, y con unos platos ya icónicos. Y en La Solana y Maraca, la taberna viajera, también en la zona puerto, Marina Tudanca y Alejandro Sosa aportan mucha frescura, elegancia y sutileza a una ciudad que parece no querer cansarse de recibir nuevo genios de la cocina con toda la vida por delante. Es la generación de oro.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios