Parte de los asistentes al evento. / C7

El día en el que los grandes cocineros de Gran Canaria se convirtieron en los mejores comensales

Un evento organizado por Gastronomic Projects y los creadores del perfil Canaryfoodies, Cristina y Marcos, consigue reunir en la capital grancanaria a numerosos chefs que disfrutaron de un menú especial elaborado por influencers

José Luis Reina
JOSÉ LUIS REINA Las Palmas de Gran Canaria

El evento prometía y acabó cumpliendo sobradamente las expectativas. Celebrado en la agradable terraza del hotel Off Triana, en Las Palmas de Gran Canaria, lo mejor de cada casa, en el buen sentido de la expresión, se dio cita para disfrutar de un menú elaborado por diferentes perfiles no profesionales de la cocina.

Desde el recientemente premiado con una estrella Michelin Abraham Ortega, junto a Aser Martín, de Tabaiba, hasta Borja Marrero, de MuXgo, que se hizo con la valiosa estrella verde, pasando por Iciar Pérez, del restaurante Poemas, también con estrella Michelin o todo el elenco de jóvenes cocineros locales como Willy Ramírez, de Pícaro, Óscar Dayas, de MAR Gastrotasca, Ale Mederos de Anteo, Juan Santiago de Hestia, José Luis Espino de Bevir, Pedro de Contrabando o Richard Díaz, que pronto abrirá su nueva casa de comidas, Sorondongo.

También estuvieron presentes los restaurantes de Camino al Jamonal, Cuernocabra, Ceniza, Nelson, La Trastienda de Chago o el Zarcillo, entre otros, lo que aportó a este 'Foodie Table' un nivel bastante importante en un lunes que se acabó convirtiendo en una especie de cónclave gastronómico donde las risas, los bailes e incluso los juegos protagonizaron la jornada.

Equipo de cocina

En los fogones, los pájaros que decidieron retar a las escopetas, lo cual ya de por sí es bastante heroico. Rober de Gastronomic Projects lideró a un equipo formado por los propios Cristina y Marcos, de Canaryfoodies, Elena, de EATfluencer, Patricia de Disfruta Gran Canaria y el humilde redactor que escribe estas líneas, cuya aportación fue más bien simbólica, salvo algún movimiento de muñeca copiado de algún turco para rematar los platos con algo de sal.

Mario, de Vinófilos, durante el evento. / C7

De lo vinos se encargó Mario Reyes, que con su Vinófilos alegró el evento con botellas que además eran un juego. Del aperitivo el gran Davide Musci y su vermut Primo de Lanzarote, siempre presente en los grandes acontecimientos. Aarón Hernández también aportó la excelencia de sus quesos Bolaños, y ron Arehucas o Royal Bliss, entre otras marcas, se encargaron de la sobremesa.

Una experiencia, en definitiva, que fue todo un éxito de convocatoria, de ejecución y de buen comer, aunque eso ya lo tendrán que decidir los cocineros e invitados, que esta vez eran los que apuntaban.

Algunos de los invitados, durante el evento. / C7