Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este viernes 23 de febrero
Uno de los sándwiches de Oh! Que Bueno, en Guanarteme. C7
Ruta por los mejores sándwiches de Las Palmas de Gran Canaria
De ruta

Ruta por los mejores sándwiches de Las Palmas de Gran Canaria

Los hay de todos los colores, sabores y tamaños, aunque cada persona tiene su particular secreto sobre dónde está el mejor de la ciudad, dependiendo del antojo que impere

José Luis Reina

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 22 de enero 2024, 23:20

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

A pesar de que los bocadillos muchas veces le quitan protagonismo, lo cierto es que el sándwich forma parte del panorama gastronómico diario de multitud de personas. Más allá del clásico sándwich mixto, cuya evolución a mejor en numerosos bares es algo digno de celebrar, en los desayunos o meriendas no pueden faltar los sándwiches fríos de diversos rellenos, o esos sándwiches club tan deseados y a veces tan difíciles de encontrar (los buenos).

Lo cierto es que, en la capital grancanaria, podemos hacer una apetecible ruta por algunos muy buenos y dignos de mención, ya sean de autor y en formato gourmet, históricos y con sabores muy singulares o esos tan reconocibles y admirados, como los de berros con queso tierno, que ya forman parte de la identidad gastronómica de la isla.

Numerosas fuentes bibliográficas sitúan el origen de este bocado en la Inglaterra del siglo XVIII, más concretamente en 1762, cuando el IV conde de Sandwich, John Montagu, un jugador empedernido, pidió en plena partida de naipes a un camarero que le sirvieran unas rodajas de roast beef entre dos rebanadas de pan, para así poder comer sin interrumpir la partida con una sola mano y sin ensuciarse los dedos, disfrutando de una sabrosa cena rápida. De ahí el nombre de sándwich, en honor al conde.

¿Dónde están?

Podemos empezar la ruta por uno de los reyes incuestionables del desayuno en la ciudad, Mol Café, cuyo local en Schamann recibe diariamente a una multitud de fieles que esperan pacientemente por las creaciones de Matías Hernández, en cuyo interior alberga «más de 140 variedades de sándwiches, la gente lo deja a nuestra libre elección y salen todos muy contentos».

Variedad de Mol Café.
Variedad de Mol Café. C7

En la zona de Las Canteras, encontramos dos buenos locales donde los sándwiches forman parte de su potencial, con los célebres bikinis triunfando, como ese de Fresquito, de mozzarella, setas, jamón serrano y trufa; o el maravilloso mixto trufado de La Picnitería, de excelente pan y un relleno fascinante. Perfectamente tostado, también con un toque trufado, aquí el mixto de siempre mejora sustancialmente. Un espectáculo.

Sándwich mixto de La Picnitería.
Sándwich mixto de La Picnitería. José Luis Reina

En la zona de Triana tenemos al histórico local de Pizco Los Pioneros, sandwichería abierta desde 1972 con una variedad de originales creaciones que crean escuela, y afición. Tradicionales, redondos, integrales, pirámides, pisos, creativos... aquí la variedad es tan grande como la calidad de sus ingredientes. Algunos fundamentales: el de gambas; el de berros; el de ensaladilla o el de salmón. Por supuesto, el pollo también es marca de la casa.

Variedad de sándwiches de Los Pioneros, los más veteranos de la ciudad.
Variedad de sándwiches de Los Pioneros, los más veteranos de la ciudad. C7

Cerca de allí, aunque los podemos encontrar en diferentes puntos de la ciudad, es imperativo probar el sándwich de pollo trufado de Café Regina, siempre garantía de calidad. Ahí también encontramos dos que merecen mucho la pena: el de roast beef y el croque monsieur, con el queso gratinado y la bechamel de mostaza antigua. El de pollo, laminado, está acompañado de champiñones, cebolla caramelizada, rúcula, parmesano, tomate y la mayonesa de trufa. Una delicia.

Sándwich de pollo trufado de Café Regina.
Sándwich de pollo trufado de Café Regina. C7

En dirección puerto, podemos hacer una parada en Caracolillo Coffe, en la calle León y Castillo, 110. Allí nos encontramos con un pequeño paraíso para los amantes de los cafés de especialidad, además de con una interesante selección de sándwiches que no dejan indiferente a nadie. Los tienen desde el formidable mixto con scarmoza ahumada de Mansueto, hasta el de «muerte por kimchi», pasando por el de bulgogi (ternera marinada, kimchi y mozzarella). Uno de los más queridos, es el de «tuna melt», un remix de atún de la casa, sin millo, con encurtidos, mozzarella y mantequilla. Un vicio.

Sándwich tuna melt de Caracolillo.
Sándwich tuna melt de Caracolillo. C7

Ya en la zona puerto, una parada clave es Platóniko, ese homenaje en forma de local a la cocina callejera norteamericana. Aquí, donde el rey es el pollo frito, encontramos una variedad de sándwiches americanos muy potentes, elaborados con sutileza y conocimiento. Bocadillos clásicos y admirados como el cubano o el de pastrami, se suman a una oferta de sándwiches como el de pollo, o el grilled cheese bacon, con un pan de masa madre, selección de cuatro quesos, salsa kimchi, bacon ahumado y cebolla roja fresca. ¿No suena mal, verdad?

Sándwich de quesos, cebolla y bacon de Platóniko.
Sándwich de quesos, cebolla y bacon de Platóniko. Canary Foodies

En Mesa y López, antes de continuar con la ruta hasta la plaza del Pilar, en Guanarteme, es fundamental probar los deliciosos sándwiches de Ca'Tibi, donde manejan los club como pocos. Aunque ellos prefieren llamarlos especiales de la casa, la verdad es que este suculento bocado (pueden ser de pechuga, lomo, bacon o vegetal), todos con huevo frito y papas fritas, es un sándwich ganador. Perfecto, además, para matar el antojo correspondiente.

Sándwich especial de pechuga de Ca'Tibi.
Sándwich especial de pechuga de Ca'Tibi. Vanesa Delgado

La última parada es en el barrio de Guanarteme, cerca de La Picnitería, ya mencionado. Se trata de Oh! Que Bueno, un negocio ubicado en plena plaza del Pilar, famoso por sus célebres burgers, que han conseguido diferentes premios, y por un sándwich club de nivel superior. La base puede ser de pollo o lomo, y está acompañado de escarola, jamón, queso, huevo y alioli. De guarnición, por si le parece poco el principal, unas papas fritas, también acompañadas de alioli.

Club House de Oh! Que Bueno.
Club House de Oh! Que Bueno. C7

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios