El voto por correo crece a niveles históricos

La pandemia favorece que 265.647 ciudadanos hayan ejercecido su derecho de sufragio mediante esta herramienta, el récord histórico

SARA I. BELLED MIGUEL ÁNGEL ALFONSO Madrid

La situación epidemiológica ha elevado el voto por correo a niveles históricos en las elecciones en Cataluña del 14-F. Hasta este viernes, fecha en la que se cerraba el plazo para entregar la papeleta, habían ejercido su derecho de sufragio mediante esta herramienta 265.647 ciudadanos (de los 270.000 que lo habían solicitado). De ellos, 131.280 lo han entregado directamente en sus domicilios y 134.367 en las oficinas de Correos.

Esta cifra supone un incremento del 277% respecto al anterior proceso electoral homologable, las elecciones autonómicas catalanas que se celebraron en 2017 y, a falta del dato definitivo, ya supone la cifra más alta de voto por correo registrado en unas elecciones catalanas desde su primera celebración en 1980, tras la aprobación del Estatuto de Autonomía.

Para satisfaccer la alta demanda, Correos ha realizado 1.500 contratos de refuerzo. Además, se han extraordinarias aprobadas por la Junta Electoral Central con motivo de la pandemia para proteger la salud tanto del personal de la Sociedad Estatal como de los electores. Entre las medidas aplicadas se encuentra la admisión por parte del personal de reparto de Correos del voto por correspondencia de aquellos electores que han optado por entregar su voto en el momento de recibir la documentación electoral, evitándose así el desplazamiento posterior a la oficina postal.

Para la jornada electoral Correos establecerá un despliegue logístico especial, integradopor 2.648 trabajadores, entre personal de reparto y de oficinas, y movilizará todos los vehículos de su flota que sean necesarios para el correcto desarrollo de su misión, 1.717 de ellos solo en Cataluña.

Cuando se abran los locales electorales, un primer equipo de trabajadores de la empresa postal entregará los votos en custodia en las 9.139 mesas electorales distribuidas en los 2.763 locales electorales de los 947 municipios de Cataluña.

Otro grupo de trabajadores hará llegar a las mesas electorales aquellos votos por correo que pudieran recibirse durante el transcurso de la jornada.

Por último, otro equipo recogerá el denominado «tercer sobre» de las mesas electorales de todos y cada uno de los colegios electorales de Cataluña con el resultado final del escrutinio.

En cuanto a provincias, Lleida es la que más voto por correo contabiliza sobre el censo electoral, con un porcentaje del 5,5%. Le siguen Barcelona (5,3%), Girona y Tarragona (ambas con el 5,1%).