Borrar
Á. Sánchez
Las mujeres ganan 5.000 euros al año menos que los hombres
Brecha salarial

Las mujeres ganan 5.000 euros al año menos que los hombres

Al ritmo al que avanza la igualdad salarial se tardarían 25 años en lograr equiparar los sueldos

Miércoles, 21 de febrero 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Veinticinco años se necesitarán, al ritmo que vamos, para lograr acabar con la brecha salarial entre hombres y mujeres. Las que pierden son las mujeres, que en promedio ganan 5.000 euros menos al año que los hombres. Eso representa una pérdida de casi un 25% de sueldo para las mujeres en comparación con lo que ganan los hombres. Exactamente, un 24,8% menos según los últimos datos extraídos de las estadísticas de retenciones del IRPF por los Técnicos de Hacienda (Gestha) correspondientes a 2022. La brecha se mantiene igual que en el ejercicio precedente, aunque sí se ha reducido ligeramente respecto a 2020 cuando se situó en el 25,5%.

Y aunque en porcentaje se ha mantenido en el último año del que se tienen datos, en cuantía absoluta la diferencia salarial se ha incrementado en 286 euros anuales hasta los 4.999 euros en promedio. Si se analiza por comunidades autónomas, la brecha salarial más alta se registra en Madrid, donde las mujeres ganan 7.971 euros menos que los hombres de media y una diferencia del 31,5%; seguida por Asturias (6.251 euros y 31%), Aragón (5.520 euros y 27,9%), Cantabria (5.227 euros y 27,1%) y Andalucía (4.308 euros y 26,6%). En Cataluña, las mujeres ganan 5.568 euros menos, pero la brecha se queda en el 24,6%. Al basarse en estadísticas de retenciones de la Agencia Tributaria no hay datos de País Vasco ni Navarra.

Por sectores, el de las Entidades Financieras y las Aseguradoras seguiría presentando las mayores diferencias de ingresos entre hombres y mujeres, con una brecha de 15.913 euros anuales. Después aparece el sector de Información y Comunicaciones (8.096 euros) y el de Servicios a las Empresas (6.940). De acuerdo a este informe, la actividad con menor brecha salarial sería el de Construcción y Actividades Inmobiliarias, con menos de 1.000 euros de diferencia (983 euros). Muy lejos se encuentran Agricultura, Ganadería, Silvicultura y Pesca (3.702 euros) y Otros Servicios Personales y de Ocio (3.929 euros).

Sin embargo, en términos relativos sobre la cuantía del sueldo de la mujer, el sector donde la brecha es más grande es el de Agricultura, Ganadería, Silvicultura y Pesca (51,3%), seguido de Entidades Financieras y Aseguradoras (42%) y de Servicios a las Empresas (41,2%). Los que menos brecha sufren porcentualmente son el de Construcción (4,8%), Industria Extractiva, Energía y Agua (17,9%) y Servicios Sociales (23,4%).

Dentro de cada sector, hay diferencias considerables en función de la comunidad autónoma o de la provincia. Por ejemplo, en la banca, la brecha salarial en Madrid llega a los 27.618 euros mientras que en Cataluña es de 11.519 euros y en Canarias no supera los 4.646 euros. Por el contrario, en el sector de la construcción y actividades inmobiliarias, la menor diferencia salarial en valores absolutos se registra en Madrid: 137 euros menos frente a los 3.869 de Aragón, los 3.225 de Cantabria o los 3.217 de Castilla-La Mancha y 3.117 de Murcia.

En términos relativos, las diferencias salariales en el sector financiero en Madrid, donde se concentra gran parte de los altos ejecutivos, llega a representar más del 58%; es decir, las mujeres en promedio ganan menos de la mitad que los hombres. La menor diferencia salarial se produce en la industria, con una brecha del 17,9% generales y en concreto en Cantabria, con una diferencia del 4,3%.

La existencia de la brecha salarial tiene mucho que ver con el techo de cristal pero también con la presencia de las mujeres en cada sector económico. En servicios sociales las mujeres representan el 63,9% de los ocupados, un sector donde la brecha es más pequeña (23,4%) porque predominan los sueldos de las mujeres. En la construcción apenas uno de cada cinco trabajos es ocupado por una mujer y en la industria representan un tercio de los trabajadores.

Los técnicos de Hacienda señalan que los principales motivos de la brecha salarial serían la precariedad y el techo de cristal, puesto que más de 3,9 millones de mujeres no llegan a cobrar en el conjunto del año el importe del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), es decir, el 42,5% del total de las ocupadas no alcanzan los 14.000 euros anuales.

Además, Gestha destaca que la ocupación de la mujer disminuye conforme aumenta el nivel de retribuciones de los puestos de trabajo, de forma que la presencia de la mujer cae claramente por debajo del 40% en puestos retribuidos a partir de los 56.000 euros, hasta ocupar poco más de una cuarta parte de los puestos de más de 105.000 euros, o ser poco más de dos mujeres en cada diez puestos directivos que cobran más de 140.000 euros anuales.

«Las subidas del SMI reducen la brecha salarial, pero es necesario promover un cambio cultural para una promoción más igualitaria»

José María Mollinedo

Secretario general de Gestha

Las diferencias de sueldo se agravan sobre todo en las edades en las que se concentra la maternidad y el cuidado de los ancianos; de ahí que Gestha reclame reforzar la dotación presupuestaria para el aumento del número de plazas en las escuelas públicas infantiles de 0 a 3 años y de plazas en los centros especializados para la atención y el cuidado de las personas mayores o dependientes.

«Las sucesivas subidas del salario mínimo están contribuyendo a reducir la brecha salarial, pero también es necesario seguir promoviendo una mayor participación de la mujer en el trabajo y un cambio cultural para que se impliquen ambos progenitores en la conciliación para romper con la parcialidad y el techo de cristal de la mujer a través de una promoción profesional más igualitaria, cuestiones que deberían formar parte de un Pacto de Estado», concluye el secretario general de Gestha, José María Mollinedo.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios