¿Quiénes son los españoles en las cúpulas de las grandes multinacionales?

Estos son los altos ejecutivos nacionales que se consolidan en lo alto del escalafón de compañías con sedes fuera del país y así han llegado tan lejos

Doménico Chiappe
DOMÉNICO CHIAPPE Madrid

Cuando comience el próximo año, la compañía Johnson & Johnson (J&J), presente en la mayoría de hogares con sus productos higiénicos y medicinas, tendrá a un español como un nuevo gran jefe. Joaquín Duato será el director ejecutivo de este gigante de la industria del consumo que vendió casi 80.000 millones de euros en el ejercicio anterior. Después de tres décadas de carrera interna, Duato ocupará también un puesto en el consejo de administración. La llegada a la cima del mundo corporativo, como la que él acaba de conquistar, sigue un patrón de las grandes multinacionales, en las que prepondera la promoción interna de quienes tienen buenos resultados en aquellas tareas encomendadas en distintos países.

«Se trata de ejecutivos que hacen su carrera dentro de la compañía, que cuenta con unos recursos humanos muy sofisticados, que tienen planes bien estructurados y apuestan por el talento interno», explica Salvador Palmada, director en España de Spencer Stuart, una de las principales firmas especializadas en la caza de talento para cargos de alta dirección. «Los candidatos empiezan por abajo y cuentan con oportunidades que, si lo hacen bien, les va dando proyección en la sede social, donde están los que mandan. Con esa visibilidad acaban en puestos de máximo nivel».

De esta forma, los que alcanzan los puestos directivos, ya sea en la matriz o en sus filiales, tienen arraigada la cultura corporativa. A esos valores en J&J, Duato los llama -en el comunicado oficial de su nombramiento- «nuestro credo», repitiendo las palabras de su antecesor, Alex Gorsky, quien abandona el cargo dentro de seis meses después de lograr que las acciones aumentaran 170%, y de ganar más de 20 millones de euros anuales, entre salario, bonos y acciones, según las declaraciones públicas de la empresa. El caso de Duato, que ganaba en su actual puesto de vicepresidente la mitad que su jefe, tiene, sin embargo, una singularidad. «No hay tantos españoles entre los grandes ejecutivos en términos de multinacionales», indica Palmada. «Es bastante excepcional».

En ese pequeño club nacional de CEO (siglas de 'chief executive officer', como se les denomina en el circuito empresarial) de transnacionales foráneas están, según coinciden los cazatalentos consultados, Belén Garijo en la compañía de ciencia y tecnología Merck; Ramón Laguarta en el conglomerado de alimentación PepsiCo; Luis Gallego en el consorcio aeronáutico IAG (casa de Iberia y British Airways); Iñaki Ereño en la transnacional de los seguros sanitarios Bupa Group (matriz de Sanitas); Enrique Lores en el gigante tecnológico HP, y Fernando Carro de Prada en el club de fútbol alemán Bayer Leverkusen. Ahora se les une Duato.

El promedio de las «compensaciones económicas» anuales, según las notificaciones públicas de sus empresas, ronda los cuatro millones de euros, con extremos de 750.000 euros al año, el más bajo, hasta los 16 millones de euros, el más alto.

«La gestión de carrera de todos ellos tienen cosas en común», señala Ramón Gómez de Olea, socio director general de la consultora Russel Reynolds. «Han tenido experiencias muy potentes de cuentas de resultados de operaciones en países grandes. También han llevado funciones corporativas en distintas regiones, lo que implica aprender a influir en los entornos corporativos con gente que no está bajo su mando; hablan varios idiomas y entienden otras culturas; y han estado siempre abiertos para decir que sí a las oportunidades internacionales, cambiando de país para vivir donde realmente se toman las decisiones».

Estos pasos se ejemplifican bien en el camino de Duato -valenciano, padre de dos hijos y con dos másteres en Esade y en la Universidad de Thunderbird (Arizona)-. Hermano de la actriz Ana Duato, entró en J&J en 1989, asumió diferentes responsabilidades, trasladó su residencia a Estados Unidos, fue ascendiendo a cargos directivos en filiales como Janssen-Cilag y Ortho Biotech, presidió la compañía para América y luego la división farmacéutica a nivel global hace una década. Siguió en ascenso hasta la vicepresidencia ejecutiva y ahora culmina en el puesto máximo.

Currículum vital

Los procesos de selección son, por tanto, una permanente acumulación de actuaciones y resultados, que no pasan desapercibidos. «Las compañías crean sus craks y son los jefes los que han tirado de ellos. Aunque en las sucesiones corporativas se trabaja con candidatos internos y externos, normalmente las promociones son internas», sostiene Gómez de Olea. Aunque toda regla tiene su excepción, como la de la multinacional textil española Inditex. Su fundador Amancio Ortega cedió el testigo a Pablo Isla, un ejecutivo que llegó a través de una agencia de 'headhunters' y ahora ronda los 6 millones de euros de ingresos anuales.

Al preguntar por las cualidades para conquistar el Everest del mundo empresarial, los cazatalentos señalan el liderazgo, la capacidad de innovar y trabajar en entornos ambiguos y cambiantes, y la orientación de sus actuaciones hacia los buenos resultados. Al ver los currículos de los CEO de las mayores multinacionales se encuentran disímiles estudios universitarios. Ingenieros, economistas, médicos o abogados. Sin embargo, sus perfiles se estrechan en las especializaciones.

Así como en Estados Unidos existe la Ivy League, que reúne a ocho universidades privadas (Harvard, Yale, Princeton, Cornell, Columbia, Dartmouth College, Pensilvania y Brown) de un prestigio proporcional al coste de sus matrículas, entre los aspirantes a puestos de alta dirección también hay unas preferencias donde no sólo se obtienen conocimientos teóricos. También contactos y líneas de conducta.

Además de las casas estadounidenses que tienen sus respectivas escuelas de negocios, los expertos señalan los máster ofrecidos también por el London School of Economics o las españolas Esade e IESE, cuyos costes puede superar los 200.000 euros. Una inversión que, por lo general, los candidatos desembolsan antes de tener siquiera empleo. Para los perfiles digitales, se citan el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y el campus de Berkeley de la Universidad de California.

«Todos los altos ejecutivos han tenido, a continuación de sus estudios universitarios, una formación del más alto nivel», refiere Alfredo Santos, director general de Morgan Philips. «El deseo de ocho de cada diez ejecutivos es estar en la cumbre de su organización. Pero sólo hay uno por empresa, y las posibilidades de llegar son escasas. Hay muy pocos nombramientos de CEO al año en grandes compañías».

En ascenso

En la cima también hay otros cargos que, aunque reportan a quien se encuentra en la cúspide del organigrama, tienen gran relevancia y capacidad de influir en la vida de los ciudadanos. «También hay españoles en posiciones regionales muy relevantes», mantiene Gómez de Olea.

Este talento se encuentra en distintas áreas. En la bancaria está Juan Colombás, como consejero de Credit Suisse; en la automovilística, Javier Varela, que es director de Operaciones Industriales de Volvo; en la cosmética, Javier San Juan, presidente L'Oréal en Latinoamérica; en la deportiva, Lorenzo Perales, al frente de la dirección comercial de la selección brasileña de fútbol.

En el sector tecnológico anidan varias de las mentes españolas, a cargo de productos y servicios mundiales. En Facebook está Javier Oliván, vicepresidente de Productos Centrales; en Google, Bárbara Navarro, responsable de Asuntos Gubernamentales y Políticas Públicas de la filial Cloud; César Cernuda preside NetApp, y Darío Gil es director mundial de IBM Research y vicepresidente de la matriz. «Tendremos más en el futuro», predice Palmada. «Como país estamos cambiando mucho en positivo, empezando por los idiomas. Ahora tenemos grandes escuelas de negocio y cada vez más españoles en universidades internacionales».

Joaquín Duato

Consejero Delegado (CEO) de Johnson & Johnson. Formación. Tiene un máster de Administración de Empresa (MBA) en Esade y otro en Thunderbird de Arizona. Trayectoria. De familia empresaria, lleva 30 años en la firma, donde ya dirigió la filial Janssen y Ortho Biotech.

Belén Garijo

CEO de la compañía de ciencia y tecnología alemana Merck. Formación. Licenciada en Medicina en la especialidad de Farmacología. Trayectoria. Estuvo en Rhône Poulenc Rorer (Aventis) antes de llegar a Merck en 2011. Es la primera mujer que lidera una empresa de la Bolsa alemana.

Luis Gallego

CEO del grupo IAG (Iberia y British Airways) Formación. Ingeniero aeronáutico, cursó un plan de desarrollo directivo en la IESE de la Universidad de Navarra. Trayectoria. Estuvo en el Ejército del Aire, Aviaco, la consultora Indra, Clickair, Vueling e Iberia antes de dirigir IAG.

Belén Frau

Subdirectora mundial de operaciones de Ikea. Formación. Licenciada en Ciencias Económicas y Empresariales por la Universidad del País Vasco. Trayectoria. Trabajó en la consultora Deloitte. Ha sido directora general de Ikea en España.

Enrique Lores

Presidente y CEO de la multinacional estadounidense HP Formación. Licenciado en Ingeniería Electrónica, tiene un MBA en la Esade Business School de Barcelona. Trayectoria. En 1989 entró en HP como becario de ingeniería. Ha pasado por numerosos puestos en la compañía.

Iñaki Ereño

CEO de la compañía internacional de salud BUPA. Formación. Licenciado en Derecho, MBA en la IESE y un curso en la escuela de negocios de la U. de Pensilvania. Trayectoria. Director de marketing en Continente, Páginas Amarillas y Sanitas. En 2012 le fichó BUPA.

Ramón Laguarta

CEO del grupo Internacional PepsiCo. Formación Un MBA de Esade y un máster en Gestión Internacional de Thunderbird School en Estados Unidos. Trayectoria. Inició su carrera en Chupa Chups y en 1999 entró en la multinacional de alimentación y bebidas.

Bárbara Navarro

Responsable de Políticas Públicas de Google Cloud. Formación. Licenciada en Derecho, máster en Práctica Jurídica en la Universidad de Comillas y MBA en la IESE. Trayectoria. En 2008 se incorporó a Google tras pasar por las compañías Clarke Modet & Co y NBC Universal.

César Cernuda

Presidente de la firma de servicios de datos NetApp. Formación. Licenciatura en Administración de Empresas y Marketing y un máster en la IESE Business School. Trayectoria. En Microsoft desde 1997, llegó a ser vicepresidente antes de asumir la dirección de NetApp.

Darío Gil

Vicepresidente de IBM y director de IBM Research. Formación. Se doctoró en Ingeniería Eléctrica e Informática en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT). Trayectoria. En 2003 lo fichó IBM, en 2019 le hizo director mundial de su laboratorio y, este año, vicepresidente.