Borrar
Así fue la madrugada en Sutton que ha llevado a la cárcel a Alves

Así fue la madrugada en Sutton que ha llevado a la cárcel a Alves

Reconstrucción minuciosa de los 135 minutos clave que recogieron los atestados, cámaras y documentos judiciales del viernes 30 de diciembre de 2023, hechos por los que el futbolista ha sido condenado a cuatro años y medio de prisión por agresión sexual

Lunes, 6 de febrero 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Madrugada del viernes 30 de diciembre. Discoteca Sutton, uno de los locales más exclusivos de Barcelona, al norte de la Diagonal en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi. El entonces futbolista Dani Alves ha viajado a la ciudad condal después de que Brasil cayera en cuartos de final contra Croacia en el Mundial de Qatar antes de volver a México para incorporarse al que aún era su equipo, 'Los Pumas'. Esta noche Alves sale con sus amigos, sin compañía de su mujer, la modelo tinerfeña Joana Sanz, que sigue pendiente del gravísimo estado de salud de su madre.

Mujer
denunciante
Hechos
indiscutidos
Dani
Alves

02:00

Dani Alves, tras acabar la cena, decide marcharse en compañía de uno de sus íntimos amigos, un chef brasileño, a continuar la velada a Sutton, donde es un habitual y sabe que siempre va a poder acceder a uno de los reservados vips que rodean la pista de baile y que están delimitados por un pequeño murete. De hecho, consigue una de las mesas más privilegiadas, en la parte más alta de la zona vip denominada ‘Moët & Chandon Dj’.

Inaugurada en 2001, la discoteca ocupa la planta baja del número 13 del Carrer de Tuset

Inaugurada en 2001, la discoteca ocupa la planta baja del número 13 del Carrer de Tuset

Inaugurada en 2001, la discoteca ocupa la planta baja del número 13 del Carrer de Tuset

Inaugurada en 2001, la discoteca ocupa la planta baja del número 13 del Carrer de Tuset

Antes de las 03:00

La supuesta víctima, acompañada de una prima y una amiga, llega a la discoteca con una pulsera de entrada gratuita que le acaban de regalar en otro local. Tras bromear con el portero, acceden a la pista de baile.

03:15

Las tres chicas se encuentran a un grupo de conocidos mexicanos y tras una breve charla ellos las invitan a subir a la zona ‘Moët & Chandon Dj’, donde Alves y su amigo ya ocupan una de las seis mesas de la terraza superior.

03:20

La víctima, su prima y su amiga acceden a la zona vip. Al poco tiempo de acomodarse, el camarero, a petición de Alves, se acerca para invitarlas a unirse a la mesa del deportista. Ellas, tras rechazarlo en una primera ocasión, en la segunda acceden a cambiarse de mesa. El futbolista se presenta como «jugador de petanca de L’Hospitalet», pero el grupo de mexicanos revelan su verdadera identidad. Los mexicanos se retiran.

03:20 a 03:42

La mujer sostiene que desde el principio el futbolista comienza a acosar a las chicas, particularmente a ella y a su amiga: «Vi como tocaba a mi amiga. Estaba muy pegado». «Desde atrás me cogió la mano y la puso en su pene y la quité. Lo hizo dos veces, la segunda con mucha fuerza y la volví a retirar. Me estaba dando asco», explicó la víctima ante los Mossos d'Esquadra y reiteró ante la juez. «Estaba insistiendo y era muy pesado» en su petición para que le acompañara tras una puerta situada en uno de los extremos de la terraza vip.

Versiones en un mismo periodo de tiempo

Espacio aproximado donde se encontraba Alves, en una de las zonas VIP más exclusivas

Puerta que da acceso al baño

Zona de baile

Cabina DJ

Interior

Espacio aproximado donde se encontraba Alves, en una de las zonas VIP más exclusivas

Puerta que da acceso al baño

Zona de baile

Cabina DJ

Espacio aproximado donde se encontraba Alves, en una de las zonas VIP más exclusivas

Puerta que da acceso al baño

Zona de baile

Cabina DJ

Espacio aproximado donde se encontraba Alves, en una de las zonas VIP más exclusivas

Zona de baile

Puerta que da acceso al baño

Cabina DJ

03:20 a 03:42

Según el recurso presentado por los abogados de Alves contra su excarcelación, las grabaciones de las cámaras de seguridad muestran que durante «veinte largos minutos» se puede observar a un grupo de cinco personas (la víctima, su prima y una amiga, junto con Alves y su amigo) «departiendo de un modo lúdico y festivo, rodeados de muchísima gente en un espacio abierto, que dista mucho en ser un contexto y escenario de intimidación ambiental». Nada que ver con «un clima de terror, pavor o microcosmos de dominación», que según los letrados del futbolista relató la víctima.

03:42

Alves se marcha al baño solo y quedan en la mesa el chef y las tres chicas. El servicio al que entra es minúsculo (solo retrete y lavamanos) y hace las veces de almacén, ya que tiene un espacio muerto en uno de sus laterales. El baño se encuentra un extremo de la ‘terraza’ de la zona vip.

Tras la puerta hay un espacio con un retrete y un lavabo*

Zona en la que está el futbolista, el chef y las tres mujeres

Plano de la discoteca Sutton, que incluye en su dosier de eventos privados

*La zona habría sufrido alguna reforma y el plano podría no coincidir completamente con la disposición actual

DISCOTECA

Zona en la que está el futbolista, el chef y las tres mujeres

Tras la puerta hay un espacio con un retrete y un lavabo*

Plano de la discoteca Sutton, que incluye en

su dosier de eventos privados

*La zona habría sufrido alguna reforma y el plano podría no coincidir completamente con la disposición actual

DISCOTECA

Tras la puerta hay un espacio con un retrete y un lavabo*

Zona en la que está el futbolista, el chef y las tres mujeres

Plano de la discoteca Sutton, que incluye en

su dosier de eventos privados

*La zona habría sufrido alguna reforma y el plano podría no coincidir completamente con la disposición actual

Tras la puerta hay un espacio con un retrete y un lavabo*

Zona en la que está el futbolista, el chef y las tres mujeres

Plano de la discoteca Sutton, que incluye en su dosier de eventos privados

*La zona habría sufrido alguna reforma y el plano podría no coincidir completamente con la disposición actual

03:44

La supuesta víctima abandona al resto del grupo, se dirige sola al baño y entra en el habitáculo.

03:44

La mujer asegura en sus declaraciones policial y judicial que traspasó la puerta pensando que al otro lado había otra zona vip o un reservado, nunca un baño.

03:44

La denunciante, «tras estar durante ese tiempo hablando con sus dos amigas y un camarero, se dirige a esa puerta y entra sin que Dani Alves le franquee el paso o abra la puerta».

03:44 a 04:01

La mujer y el futbolista permanecen dentro del baño. En el interior del lavabo no hay cámaras.

03:44 a 04:01

Asegura que en el momento que se percató de que había entrado a un baño quiso marcharse, pero el futbolista no le dejó, bloqueando la puerta. Tras sentarse en el retrete «tiró de mí con fuerza, acercándome a él. En todo momento le dije que parase y que me tenía que ir». «Él sólo me decía que no me podía ir y que tenía que decir que yo era su putita. Insistí en que parase y en que me tenía que ir, pero me subió el vestido y me hizo sentarme encima de él». La mujer sostiene en su denuncia que ante su resistencia, el jugador le agarró la cabeza y del pelo, que la tiró al suelo golpeándola con fuerza.

«Me resistí, pero él era más fuerte que yo», afirma la víctima, quien afirma que Alves trató de obligarle a hacerle una felación y que ante su oposición «me empezó a pegar bofetadas. Estuvo rato pegándome en la cara». «Sentí que me ahogaba no porque estuviera apretando, sino de la angustia que estaba sintiendo», explica en la declaración la mujer, que añade que fue entonces cuando la puso contra el lavabo y allí la violó. La presunta víctima sostiene que supuso que había terminado porque notó «que se relajaba y vi una mancha en el suelo. No puedo decir al 100% que fuera semen, pero puedo decir que sí, que ya había terminado». «Él se levantó y empezó a vestirse, así que me levanté y me giré para abrir la puerta». Pero no pudo porque él se lo impidió. «Tú no te vas a ir, salgo yo primero», dice que le ordenó el futbolista.

03:44 a 04:01

Después de que el futbolista afirmara primero que no conocía de nada a la denunciante y que luego, ya en el juzgado, arguyera, que solo coincidió de forma accidental con ella en el baño pero sin contacto, Alves acabó sosteniendo que todo lo ocurrido dentro del servicio fue una relación consentida y que sus contradicciones se debieron a su intención de ocultar una infidelidad. Los abogados del futbolista se han sumado a esta última versión como línea de defensa.

04:01 a 04:03

Sale primero Alves del baño y, tras un par de minutos, es la mujer la que abandona el habitáculo.

A partir de las 04:03

En los siguientes instantes, el deportista abandona la discoteca.

Las cámaras registran los movimientos

Las cámaras registran los movimientos

Las cámaras registran los movimientos

Las cámaras registran los movimientos

A partir de las 04:03

La mujer afirma que se encontraba en ‘shock’ y que al principio no es capaz ni de abrir la puerta. Pide a sus amigas abandonar el local y es en la puerta de la discoteca cuando se derrumba y empieza a llorar. «El portero con el que había bromeado al entrar me pregunta al verme llorar: ‘¿Qué pasa?, ¿mal de amores?' Y alguien respondió que no, esto no eran mal de amores».

A partir de las 04:15

La dirección de la discoteca activa los protocolos antiviolación. Llevan a la supuesta víctima a una sala apartada del recinto, la joven narra su versión y los responsables de Sutton llaman a los Mossos d’Esquadra.

Mujer
denunciante
Hechos
indiscutidos
Dani
Alves
Fuentes

Esta información se ha elaborado atendiendo a fuentes propias, la denuncia de la presunta víctima, atestados de los Mossos d'Esquadra, autos judiciales y el recurso de la defensa contra la prisión preventiva. Las ilustraciones representan zonas del interior y exterior de la discoteca, según las imágenes de la propia página del establecimiento y la documentación gráfica recogida por este medio.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios