Escritor exigente con el lector

Javier Marías fue un autor de sintaxis deliberadamente tortuosa y de largas digresiones

Antonio Paniagua
ANTONIO PANIAGUA Madrid

Figura singular de las letras españolas, la prosa de Javier Marías no ofrece concesiones al lector. Novelista de sintaxis deliberadamente tortuosa que abunda en largas descripciones y digresiones, no daba demasiada importancia al argumento. A Marías le gustaba divagar y perderse en meandros, recursos con lo que logró acuñar una prosa envolvente.

Los dominios del lobo

Su carrera literaria comienza con los 'Los dominios del lobo' (1971). Primera novela del escritor, vio la luz cuando Marías tenía 19 años. Es una divertida parodia y a la vez un homenaje al cine de los años dorados de Hollywood. Su escritura coincide en el tiempo con la amistad que el prosista trabó con Juan Benet, figura capital en su vida y obra.

El hombre sentimental

Pese a su desprecio un tanto aristocrático por los premios, su escritura fue saludada con honores. Ocurrió con 'El hombre sentimental' (1986), narración con la que obtuvo los premios Herralde de Novela y el Ennio Flaiano. La obra da paso a una etapa nueva más intima en su obra.

Todas las almas

Sus vivencias como profesor en Oxford nutrieron la escritura de 'Todas las almas' (1989), libro que fue llevado al cine por Gracia Querejeta con el título 'El último viaje de Robert Rylands'.

Corazón tan blanco

Traducido a 37 idiomas, 'Corazón tan blanco' (1992) supuso un gran éxito de ventas, con 2,3 millones de ejemplares despachados. Gracias a esta novela se dio a conocer en Alemania, cuyas puertas le abrió el gurú de la crítica literaria Marcel Reich-Ranicki.

Mañana en la batalla piensa en mi

Una cita de Shakespeare dio título a 'Mañana en la batalla piensa en mí' (1994), lectura es imprescindible para entender las claves de la literatura del autor. Entre sus temas figuran el ocultamiento, la negación de las personas que una vez quisimos, el olvido y la indecisión; la despedida y el engaño.

Tu rostro mañana

Quizás la novela más exigente de Javier Marías sea 'Tu rostro mañana', aunque solo sea por el desafío de enfrentarse a 1.400 páginas. Esta trilogía es una ficción que invita a pensar en el funcionamiento de las novelas. En esta ocasión, María alumbró un relato que oscila entre la cordura, la locura y la obsesión.

Negra espalda del tiempo

Una de su obras más celebradas, 'Negra espalda del tiempo' (1998) fue calificada por el autor como 'falsa novela'. La obra se sitúa en la vaga frontera entre la ficción y la realidad, entre la imaginación y la fantasía. El propio Javier Marías es el narrador de un libro que el autor aseguró que pertenecía a un «género híbrido y flexible».

Los enamoramientos

Con 'Los enamoramientos' (2011) consiguió el Premio Nacional de Narrativa. Es una novela que aborda temas como el engaño y la doblez, así como persistencia de los muertos en la vida de los vivos. Marías imprimió a este libro una prosa contenida que, como en todas las suyas, abunda en digresiones y análisis minuciosos.

Tomás Nevison

'Tomás Nevison' (2021) es una novela que tiene algo de thriller, aunque a Marías le espantara esta apreciación. En esta novela Javier Marías reflexiona sobre el mal a partir de las peripecias de un agente británico que investiga la conexión entre ETA y el IRA. El protagonista del libro ya apareció en su anterior novela, 'Berta Isla'. Llena de descripciones morosas, la novela es profusa en citas literarias.