Un día a bordo de la Estación Espacial Internacional

Es una 'casa' de 450 toneladas, a 400 km sobre la Tierra, desde la que se ven 16 amaneceres diarios y a la que han viajado 258 personas

ELENA MARTÍN LÓPEZ | IGNACIO SÁNCHEZ

Es media noche en Houston y en Huntsville (Estados Unidos), las siete de la mañana en Colonia (Alemania), una hora más tarde en Moscú (Rusia) y las dos del mediodía en Tsukuba, (Japón). Estas son las ciudades donde están los centros de control de cada una de las agencias asociadas de la Estación Espacial Internacional (ISS, por su sigla en inglés), esa casa de 450 toneladas que se encuentra a 400 kilómetros sobre la Tierra, habitada desde el año 2000 y único lugar conocido, fuera de nuestro planeta, donde existe vida humana de forma permanente.

Allí, en el espacio, son las seis de la mañana. Es decir, una hora menos que en España, pues la ISS opera según la hora del meridiano de Greenwich, y los astronautas se acaban de despertar.

Esta es la

Estación Espacial

Internacional

Es una ‘casa’ de

450 toneladas

que viaja a

26.000 km/h

(29 veces más rápida que un avión comercial)

Es tan grande

como un campo

de fútbol

LUNA

ISS

105

metros

SOL

TIERRA

90’

400 km

16

amaneceres diarios

sobre la Tierra, la misma distancia que hay desde Madrid a Alicante

Estas son

las vistas

Y se compone de diferentes módulos donde los astronautas viven,

trabajan y disfrutan de tiempo de ocio

Módulo Zaryá

1

Fue el primer módulo lanzado para construir la ISS. En un principio, era autónomo y proporcionaba energía, sistemas de comunicación y funciones de control. En la actualidad, se utiliza principalmente para almacenaje y propulsión.

Módulo Tranquility

2

Contiene sistemas de control ambiental, sistemas de soporte vital, un baño, equipamiento de ejercicio y una cúpula de observación.

Zaryá

Paneles

solares

Tranquility

Progress

Radiadores

Poisk

Kibo

Soyuz

Columbus

Harmony

Cápsula

Dragon

3

Módulo Columbus

Es el laboratorio de investigación europeo. Un espacio para llevar a cabo multitud de experimentos, ‘in situ’, en un entorno ingrávido que no es posible en la Tierra.

4

Módulo Harmony

Conecta el laboratorio de EE UU, el europeo Columbus y el japonés Kibo. Permite alojar a cuatro miembros de la tripulación y sirve también como módulo de soporte vital.

Esta es la

Estación Espacial

Internacional

Es una ‘casa’ de

450 toneladas

que viaja a

26.000 km/h

(29 veces más rápida que un avión comercial)

Es tan grande

como un campo

de fútbol

LUNA

ISS

105

metros

SOL

TIERRA

90’

400 km

16

amaneceres diarios

sobre la Tierra, la misma distancia que hay desde Madrid a Alicante

Estas son

las vistas

Y se compone de diferentes módulos donde los astronautas viven,

trabajan y disfrutan de tiempo de ocio

Módulo Zaryá

1

Fue el primer módulo lanzado para construir la ISS. En un principio, era autónomo y proporcionaba energía, sistemas de comunicación y funciones de control. En la actualidad, se utiliza principalmente para almacenaje y propulsión.

Módulo Tranquility

2

Contiene sistemas de control ambiental, sistemas de soporte vital, un baño, equipamiento de ejercicio y una cúpula de observación.

Zaryá

Paneles

solares

Tranquility

Progress

Radiadores

Poisk

Kibo

Soyuz

Columbus

Harmony

Cápsula

Dragon

3

Módulo Columbus

Es el laboratorio de investigación europeo. Un espacio para llevar a cabo multitud de experimentos, ‘in situ’, en un entorno ingrávido que no es posible en la Tierra.

4

Módulo Harmony

Conecta el laboratorio de EE UU, el europeo Columbus y el japonés Kibo. Permite alojar a cuatro miembros de la tripulación y sirve también como módulo de soporte vital.

Esta es la

Estación Espacial

Internacional

Es una ‘casa’ de

450 toneladas

que viaja a

26.000 km/h

(29 veces más rápida que un avión comercial)

Es tan grande

como un campo

de fútbol

LUNA

ISS

105

metros

SOL

TIERRA

90’

400 km

16

amaneceres diarios

sobre la Tierra, la misma distancia que hay desde Madrid a Alicante

Estas son

las vistas

Y se compone de diferentes módulos donde los astronautas viven,

trabajan y disfrutan de tiempo de ocio

Módulo Zaryá

Fue el primer módulo lanzado para construir la ISS. En un principio, era autónomo y proporcionaba energía, sistemas de comunicación y funciones de control. En la actualidad, se utiliza principalmente para almacenaje y propulsión.

1

Módulo Tranquility

Contiene sistemas de control ambiental, sistemas de soporte vital, un baño, equipamiento de ejercicio y una cúpula de observación.

Paneles

solares

Progress

Radiadores

Poisk

Kibo

Soyuz

Luz

solar

Cápsula

Dragon

Placa

de silicio

Rejilla

metálica

Módulo Harmony

Conecta el laboratorio de EE UU, el europeo Columbus y el japonés Kibo. Permite alojar a cuatro miembros de la tripulación y sirve también como módulo de soporte vital.

Módulo Columbus

Es el laboratorio de investigación europeo. Un espacio para llevar a cabo multitud de experimentos, ‘in situ’, en un entorno ingrávido que no es posible en la Tierra.

Brazo robótico

“Canadarm2”

Heredero mejorado y más avanzado que el utilizado

en los transbordadores espaciales, permite a los astronautas trabajar en el exterior de la nave

Esta es la

Estación Espacial

Internacional

Es una ‘casa’ de

450 toneladas

que viaja a

26.000 km/h

(29 veces más rápida que un avión comercial)

Es tan grande

como un campo

de fútbol

LUNA

ISS

105

metros

SOL

TIERRA

90’

400 km

16

amaneceres diarios

sobre la Tierra, la misma distancia que hay desde Madrid a Alicante

Estas son

las vistas

Y se compone de diferentes módulos donde los astronautas viven,

trabajan y disfrutan de tiempo de ocio

Módulo Zaryá

Fue el primer módulo lanzado para construir la ISS. En un principio, era autónomo y proporcionaba energía, sistemas de comunicación y funciones de control. En la actualidad, se utiliza principalmente para almacenaje y propulsión.

1

Módulo Tranquility

Contiene sistemas de control ambiental, sistemas de soporte vital, un baño, equipamiento de ejercicio y una cúpula de observación.

Paneles

solares

Progress

Radiadores

Poisk

Kibo

Soyuz

Luz

solar

Cápsula

Dragon

Placa

de silicio

Rejilla

metálica

Módulo Harmony

Conecta el laboratorio de EE UU, el europeo Columbus y el japonés Kibo. Permite alojar a cuatro miembros de la tripulación y sirve también como módulo de soporte vital.

Módulo Columbus

Es el laboratorio de investigación europeo. Un espacio para llevar a cabo multitud de experimentos, ‘in situ’, en un entorno ingrávido que no es posible en la Tierra.

Brazo robótico

“Canadarm2”

Heredero mejorado y más avanzado que el utilizado

en los transbordadores espaciales, permite a los astronautas trabajar en el exterior de la nave

6:00 horas

A quien madruga...

«Lo primero que hago por la mañana es revisar mi agenda. Durante la noche, los equipos de tierra determinan las tareas que debemos realizar al día siguiente, así que echo un vistazo para ver qué me espera», escribió en un diario la astronauta de la NASA Shannon Walker, durante su misión de 168 días a la ISS, entre noviembre de 2020 y mayo de 2021, a la ISS como parte de la tripulación del Crew-1. «Después me visto y desayuno».

Parecen actividades sencillas, pero cualquier tarea se vuelve mucho más compleja de realizar sin gravedad. Por ello, los astronautas pasan alrededor de 5 años preparándose para ir al espacio y acostumbrarse, por ejemplo, a no tener grifos. Las gotas de agua salen flotando, así que para asearse emplean toallitas húmedas.

¿Cómo se lavan el pelo?

Para empezar, humedecen con muy poca agua el pelo desde las raíces. Luego lo secan muy poco con una toalla.

El agua es un recurso escaso en el espacio

90%

Se reutiliza de las

aguas residuales

condensadas en el

aire, la respiración,

el sudor y la orina

Para lavarse el pelo emplean un

champú ‘sin enjuague’, que se desarrolló originalmente para pacientes de hospitales que no podían ducharse.

Después de aplicar el líquido, secan el cabello con la toalla que ya utilizaron al principio. Complementan el secado con

el peinado.

¿Cómo se lavan el pelo?

Para empezar, humedecen con muy poca agua

el pelo desde las raíces. Luego lo secan muy

poco con una toalla.

El agua es un recurso escaso en el espacio

90%

Se reutiliza de las

aguas residuales

condensadas en el

aire, la respiración,

el sudor y la orina

Para lavarse el pelo emplean un champú ‘sin enjuague’, que se desarrolló originalmente para pacientes de hospitales que no podían ducharse.

Después de aplicar el líquido, secan el cabello

con la toalla que ya utilizaron al principio. Complementan el secado con el peinado.

¿Cómo se lavan el pelo?

Para empezar, humedecen con muy poca agua el pelo desde las raíces. Luego lo secan muy poco con una toalla.

Para lavarse el pelo emplean un champú

‘sin enjuague’, que se desarrolló originalmente para pacientes de hospitales que no

podían ducharse.

Después de aplicar el líquido, secan el cabello con la toalla que ya utilizaron al principio. Complementan el secado con el peinado.

El agua es un recurso escaso en el espacio

90%

Se reutiliza de las

aguas residuales

condensadas en el

aire, la respiración,

el sudor y la orina

¿Cómo se lavan el pelo?

Para empezar, humedecen con muy poca agua el pelo desde las raíces. Luego lo secan muy poco con una toalla.

Para lavarse el pelo emplean un champú

‘sin enjuague’, que se desarrolló originalmente para pacientes de hospitales que no

podían ducharse.

Después de aplicar el líquido, secan el cabello con la toalla que ya utilizaron al principio. Complementan el secado con el peinado.

El agua es un recurso escaso en el espacio

90%

Se reutiliza de las

aguas residuales

condensadas en el

aire, la respiración,

el sudor y la orina

El inodoro (si es que se puede llamar así) es un tubo de aire que succiona los deshechos. Los sólidos se comprimen y almacenan, para su eliminación posterior, y la orina pasa a un sistema de reciclaje, para purificarla y reutilizarla como agua potable, dado que este es un bien escaso en el espacio. ¿Cómo 'apuntan' sin salir flotando? Se sujetan a la pared con correas.

7:30 horas

¡Hola, Houston!

La jornada laboral comienza con una llamada a Tierra en la que los astronautas se comunican con cada uno de los centros de control para ver si tienen información adicional sobre las tareas que deben realizar durante el día.

Los astronautas operan en los distintos módulos de la nave según las actividades que necesiten realizar y, de vez en cuando, realizan caminatas espaciales fuera de la Estación.

El trabajo en el módulo Columbus

La rutina laboral en la ISS transcurre

entre investigaciones científicas y tareas

de mantenimiento de la nave.

El trabajo en el módulo Columbus

La rutina laboral en

la ISS transcurre

entre investigaciones científicas y tareas

de mantenimiento

de la nave.

El trabajo en el módulo Columbus

La rutina laboral en la ISS transcurre entre investigaciones científicas y tareas de mantenimiento de la nave.

El trabajo en el módulo Columbus

La rutina laboral en la ISS transcurre entre investigaciones científicas y tareas de mantenimiento de la nave.

10:00 horas

Vamos de paseo

Antes de salir al exterior deben ponerse el traje espacial, que pesa unos 90 kilos en la Tierra, pero que es muy ligero en el entorno de microgravedad. Colocárselo les lleva unos 45 minutos y, una vez vestidos, permanecen algo más de una hora respirando oxígeno puro antes de salir de la Estación, para adaptarse a la menor presión que se mantiene en el traje.

Los paseos pueden durar varias horas, por eso los trajes llevan pañales incorporados y también amarres para mantenerse unidos a la nave. En 2019 se completó la primera caminata espacial exclusivamente femenina en los 61 años de historia de la NASA, un hito atribuido a las astronautas Christina Koch y Jessica Meir.

12:00 horas

Hora de comer

A mediodía hay un descanso de una hora para comer. Los astronautas pueden elegir el que será su menú diario durante la preparación de la misión en Tierra, siempre supervisados por nutricionistas que se aseguran de que los alimentos escogidos les proporcionen un suministro equilibrado de vitaminas y minerales.

Se proporcionan condimentos, como ketchup, mostaza y mayonesa. También sal y pimienta, pero solo en estado líquido, para que los granos no salgan flotando y obstruyan las salidas de aire, contaminen los equipos o se les metan en los ojos, la boca o la nariz a los astronautas.

¿Cómo se alimentan?

La comida se prepara en la Tierra y se empaqueta en raciones para una persona. Ya en la Estación, se deben rehidratarse para recobrar su textura, como la pasta, o calentarse en el horno que hay a bordo.

Algunos alimentos se pueden comer en su forma natural, como

la fruta fresca o las nueces o almendras.

Los requisitos calóricos difieren entre cada persona. Por ejemplo, una mujer pequeña necesitará unas 1.900 calorías al día, mientras que un hombre corpulento, hasta 3.200.

¿Cómo se alimentan?

La comida se prepara en la Tierra y se empaqueta en raciones para una persona. Ya en la Estación, se deben rehidratarse para recobrar su textura, como la pasta, o calentarse en el horno que hay a bordo.

Algunos alimentos se pueden comer en su forma natural, como

la fruta fresca o las nueces o almendras.

Los requisitos calóricos difieren entre cada persona. Por ejemplo, una mujer pequeña necesitará unas 1.900 calorías al día, mientras que un hombre corpulento, hasta 3.200.

¿Cómo se alimentan?

La comida se prepara en la Tierra y se empaqueta en raciones para una persona. Ya en la Estación, se deben rehidratarse para recobrar su textura, como la pasta, o calentarse en el horno que hay a bordo.

Algunos alimentos se pueden comer en su forma natural, como

la fruta fresca o las nueces o almendras

Los requisitos calóricos difieren entre cada persona. Por ejemplo, una mujer pequeña necesitará unas 1.900 calorías al día, mientras que un hombre corpulento, hasta 3.200.

¿Cómo se alimentan?

La comida se prepara en la Tierra y se empaqueta en raciones para una persona. Ya en la Estación, se deben rehidratarse para recobrar su textura, como la pasta, o calentarse en el horno que hay a bordo.

Algunos alimentos se pueden comer en su forma natural, como

la fruta fresca o las nueces o almendras

Los requisitos calóricos difieren entre cada persona. Por ejemplo, una mujer pequeña necesitará unas 1.900 calorías al día, mientras que un hombre corpulento, hasta 3.200.

17:00 horas

Ir al gimnasio es obligatorio

Como parte de su trabajo diario, los astronautas también deben realizar dos horas de ejercicio obligatorio. Para ello, hay máquinas de deporte, como la cinta de correr o la bicicleta estática con correas de fijación incorporadas, así como poleas y cuerdas con las que pueden ejercitar su resistencia.

¿Cómo hacen ejercicio?

2 hs.

El ejercicio en el espacio es una parte fundamental de la rutina diaria de los astronautas, pues la falta de gravedad provoca atrofia muscular y pérdida de materia ósea.

2 hs.

¿Cómo hacen ejercicio?

Disponen de distintas poleas y cuerdas, como las de un gimnasio de la Tierra, con las que pueden hacer ‘pesas’ y ejercitar su resistencia. También cuentan con una cinta de correr y una bicicleta estática.

El ejercicio en el espacio es una parte fundamental de la rutina diaria de los astronautas, pues la falta de gravedad provoca atrofia muscular y pérdida de materia ósea.

¿Cómo hacen ejercicio?

2 hs.

Disponen de distintas poleas y cuerdas, como las de un gimnasio de la Tierra, con las que pueden hacer ‘pesas’ y ejercitar su resistencia. También cuentan con una cinta de correr y una bicicleta estática.

El ejercicio en el espacio es una parte fundamental de la rutina diaria de los astronautas, pues la falta de gravedad provoca atrofia muscular y pérdida de materia ósea.

¿Cómo hacen ejercicio?

2 hs.

Disponen de distintas poleas y cuerdas, como las de un gimnasio de la Tierra, con las que pueden hacer ‘pesas’ y ejercitar su resistencia. También cuentan con una cinta de correr y una bicicleta estática.

El ejercicio en el espacio es una parte fundamental de la rutina diaria de los astronautas, pues la falta de gravedad provoca atrofia muscular y pérdida de materia ósea.

19:30 horas

Fin del trabajo

Al final del día se mantiene otra reunión con los centros de control terrestres. Después, llega la hora de cenar y, tras ella, hay tiempo libre, momento que los astronautas aprovechan para hacer llamadas telefónicas a amigos y familiares.

21:30 horas

A dormir... ¡de pie!

¿Quién dijo camas? Las habitaciones de la ISS son cubículos verticales individuales donde los astronautas duermen de pie. Como la microgravedad impide que duerman totalmente estáticos, algunos pueden padecer cinetosis o mareo por movimiento durante la noche.

¿Cómo duermen?

8 hs.

Los astronautas duermen en el interior de unas cápsulas verticales que contienen un saco de dormir firmemente

atado a la pared.

¿Cómo duermen?

8 hs.

Los astronautas duermen en el interior de unas cápsulas verticales que contienen un saco de dormir firmemente atado a la pared.

¿Cómo duermen?

8 hs.

Los astronautas duermen en el interior de unas cápsulas verticales que contienen un saco de dormir firmemente atado a la pared.

¿Cómo duermen?

Como la microgravedad impide que duerman totalmente estáticos, algunos pueden padecer cinetosis o mareo por movimiento.

Saco de

dormir

Snacks

saludables

8 hs.

Laptop

Los astronautas duermen en el interior de unas cápsulas verticales que contienen un saco de dormir firmemente atado a la pared.

Sábado y domingo

Limpieza y ocio

Los fines de semana la rutina generalmente varía. El sábado se dedica a tareas de limpieza y el domingo es libre, aunque las dos horas de ejercicio son obligatorias. Para entretenerse, una de las actividades más comunes es hacer fotos desde la cúpula del módulo Columbus, que ofrece unas vistas espectaculares de la Tierra. La primera imagen que se tomó desde allí, el 3 de diciembre de 2000, muestra una masa de nubes de tormenta sobre nuestro planeta.

La cúpula de observación

Es un módulo diseñado para observar las operaciones extravehiculares, como las maniobras de acoplamiento de naves y los paseos espaciales.

La cúpula de observación

Es un módulo diseñado para observar las operaciones extravehiculares, como las maniobras de acoplamiento de naves

y los paseos espaciales.

La cúpula de observación

Es un módulo diseñado para observar las operaciones extravehiculares, como las maniobras de acoplamiento de naves y los paseos espaciales.

La cúpula de observación

Es un módulo diseñado para observar las operaciones extravehiculares, como las maniobras de acoplamiento de naves y los paseos espaciales.

Cantar y tocar instrumentos también es habitual. A bordo hay dos guitarras, un teclado y un saxofón. ¡Algunos astronautas hasta se han hecho virales tocando desde el espacio! Entre ellos, el estadounidense Chris Hadfield. En 2013, grabó una versión del éxito de 1969 de David Bowie, 'Space Oddity', un vídeo que tuvo más de 45 millones de visualizaciones en Youtube y que el propio Bowie calificó en sus redes sociales como «la versión más conmovedora jamás creada de la canción».

Por su parte, el astronauta italiano Luca Parmitano (DJ Astro Luca) es la primera persona que ha pinchado música desde el espacio. Lo hizo 'en directo', en la fiesta de un crucero anclado en Ibiza ante 3.000 personas. Era agosto de 2019 y la actuación duró 12 minutos.

Ronald A. McNair tocando el saxofón, el grupo AstroHawaii formado por cuatro astronautas que coincidieron en la ISS y Naoko Yamazaki, con un instrumento tradicional japonés. / NASA

Otro sonido habitual en la ISS es el crujido que hace el caparazón de la estación al expandirse y contraerse, a consecuencia del cambio de temperatura del exterior. Es lo mismo que ocurre en nuestras casas por las mañanas y por las tardes, la diferencia es que la ISS es una 'casa' que se mueve a 26.000 km/h, que da una vuelta alrededor de la Tierra cada 90 minutos, lo que permite a los astronautas contemplar 16 amaneceres diarios y oír muchos más ruidos.

Por su parte, los ventiladores, en constante funcionamiento, generan su propia banda sonora. Algunos astronautas han descrito este sonido como «la respiración de la Estación» y es crucial en este ambiente de microgravedad. Sin ventilación, el dióxido de carbono que exhalan los astronautas permanecería en una burbuja alrededor de sus cabezas y les intoxicaría, en lugar de ser reemplazado por oxígeno fresco y respirable.

No menos frecuentes son las alarmas, que avisan cuando hay algún problema y que se diferencian en tres tipos, según la gravedad de la situación. La de precaución avisa de fallos como, por ejemplo, la obstrucción de un ventilador.

La de advertencia puede sonar en caso de atmósfera tóxica, despresurización rápida o incendio, eventos que causan una condición de peligro para la vida de la tripulación. La de emergencia puede sonar en caso de atmósfera tóxica, despresurización rápida o incendio, eventos que causan una condición de peligro para la vida de la tripulación.

Historia de la ISS

La Estación Espacial Internacional nació del programa espacial 'Freedom', desarrollado por EE UU, y anunciado por el presidente Ronald Reagan en 1984. Actualmente, la infraestructura se mantiene y gestiona gracias a la colaboración internacional de 15 países (EE UU, Rusia, Japón, Canadá, Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Italia, Países Bajos, Noruega, España, Suecia, Suiza y el Reino Unido).

Acuerdo Intergubernamental

sobre Cooperación de la

Estación Espacial

Acuerdo Intergubernamental sobre

Cooperación de la Estación Espacial

Acuerdo Intergubernamental

sobre Cooperación de la

Estación Espacial

Acuerdo

Intergubernamental

sobre Cooperación

de la Estación Espacial

El 20 de noviembre de 1998, un cohete ruso colocó en órbita el primer módulo, llamado Zarya. Dos años más tarde, en septiembre de 2000, llegó la primera tripulación en la Expedición 1, formada por el astronauta estadounidense Bill Shepherd, de la NASA, y los cosmonautas rusos Yuri Gidzenko y Sergei Krikalev, que pasaron cuatro meses a bordo completando las tareas necesarias para dar vida a la Estación. Ellos fueron sus primeros inquilinos. Desde entonces, 258 personas de 20 países han visitado este lugar, en su mayoría americanos (156) y rusos (54).

Se necesitaron 10 años y más de 42 vuelos de montaje para ensamblar la instalación. Además, se han realizado más de 250 caminatas espaciales (y las que quedan) para su mantenimiento y actualización. Tuvo un coste de más de 150.000 millones de dólares que aportaron los 15 países colaboradores. A día de hoy, es el objeto artificial más grande que orbita nuestro planeta y el más brillante en el cielo, después del Sol y la Luna, por lo que es fácil de divisar desde casi cualquier punto terrestre.

Los astronautas Bill Shepherd, Yuri Gidzenko y Sergei Krikalev. / NASA

Futuro de la ISS

La ISS es un trampolín para las futuras exploraciones de la Luna y Marte. La misión Artemis I sentará las bases para el desarrollo de una Estación Espacial en órbita lunar y vuelos tripulados a la Luna, conocida como Lunar Gateway, que ya está en desarrollo y que se quiere poner en órbita en noviembre de 2024. Ese es el mes programado para lanzar este primer módulo a bordo de un cohete Falcon Heavy, de la compañía de Elon Musk, SpaceX.

Para 2031, la NASA planea sacar de órbita la ISS y seguir sus experimentos desde la Luna. La idea es estrellar la nave en un área deshabitada del Océano Pacífico sur, cerca de Point Nemo, un cementerio de naves espaciales que está situado en el punto más distante de cualquier tramo de tierra del planeta. Aun así, el pronóstico puede sufrir cambios, pues Rusia ha suspendido recientemente la cooperación espacial con la Unión Europea (UE) y amenaza a EE UU con dejar caer la Estación Espacial Internacional (ISS), como respuesta a las sanciones impuestas por la ofensiva rusa a Ucrania.

Recreación de la futura estación espacial lunar Gateway. / NASA

Al mismo tiempo, en 2027, está previsto que se inaugure Starlab, la primera estación espacial privada, con tripulación continua y diseñada para realizar experimentos al alcance de todo el mundo. Aunque la ISS ya realiza labores de investigación para empresas privadas, este gran laboratorio espacial será el primero que estará bajo la jurisdicción de una compañía y no tendrá la intervención de los gobiernos. En ella no se aplicará ninguna legislación terrestre, lo que abrirá las puertas a caminos inexplorados, y quizás también algunos dilemas éticos.

  • Texto Elena Martín

  • Grafismo Ignacio Sánchez

  • Edición visual Sara I. Belled

  • Fuentes ESA, NASA, Starlab.

Temas

Estación Espacial Internacional