Borrar
La murga Los Trapasones. Cober

Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria

Los Trapasones: «Una murga tiene que denunciar lo que una persona no puede»

El grupo «va con todo», después de que no pasara a la final en el último concurso

Dánae Pérez

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 22 de enero 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

«Trapasones sin la crítica no se entendería». Razón no le falta a Juan Hormiga, presidente de esta murga del Polígono de Cruz de Piedra, que lleva en las filas de la agrupación —fundada en 2005— 17 de sus 19 años de vida. El palmarés del conjunto respalda su afirmación, pues alberga diferentes premios Criticón. «Una murga, cuando se sube a un escenario, tiene, sobre todo, que denunciar lo que una persona no puede. Tenemos 30 minutos para expresar nuestro malestar con cosas que se hacen muy mal a todos los niveles, ya sean políticas, sociales... de cualquier índole. ¿Que después queremos reírnos?, también, pero la murga sin la crítica no sería nada; para mí la murga y la crítica van de la mano», profundiza.

Siendo así, en la propuesta de este año de Los Trapasones no puede faltar su seña de identidad —la crítica—, pero tampoco el humor y el espectáculo, tal y como adelanta, sin caer en el 'spoiler', Hormiga.

71 componentes

71 componentes
  • Historia Fundada en 2005 en el Polígono de Cruz de Piedra.

  • Director José Yeray Hernández 'El Mexi'

  • Algunos premios Segundo Premio de Interpretación en 2008, 2009, 2010, 2012 y 2013; Tercer Premio de Interpretación en 2006, 2011 y 2018; Premio Criticón en 2009, 2010 y 2011; Premio Tomás Pérez a la Mejor Letra en 2008.

Con el concurso de murgas a la vuelta de la esquina —las fases tendrán lugar el 29, 30 y 31 de enero, y la final el 3 de febrero—, el presidente del conjunto celebra que el tiempo de actuación vuelva a ser de 30 minutos. «Somos uno de los grupos que lo propuso. Parece que cinco minutos es poco, pero son clave para evitar las carreras y para que la gente pueda escuchar la entrada y el pasacalle, que es con lo que bailan y se divierten», señala.

Este año, además, la agrupación del Polígono de Cruz de Piedra «va con todo», pues en 2023 no consiguió pasar a la final. «El primer mes fue durísimo de encajar, fue un golpe terrible para la murga, pero ya después, como nos has pasado alguna vez que otra, nos hemos sabido levantar y mirar al frente, y dejar el nombre de la murga donde tiene que estar», enfatiza. Precisamente, esa «lucha» es lo que, para Hormiga, hace a Los Trapasones diferentes. «Tienen un espíritu de guerreros, de gente que no se rinde nunca, ambiciosa, que cree en sí misma y se vuelve a levantar. Eso es difícil de ver», arguye.

Al presidente también le ilusiona, en parte, la nueva ubicación del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, pues cree que existe el afán de «recuperar la calle». Si bien, no quiere ni pensar en el momento de saludar al público y no entonar eso de: «¡Buenas noches, Santa Catalina!». «Es el santuario de los murgueros», matiza.

La murga procedente del Polígono de Cruz de Piedra se prepara para 'Los Carnavales del Mundo'. Cober
Imagen principal - La murga procedente del Polígono de Cruz de Piedra se prepara para 'Los Carnavales del Mundo'.
Imagen secundaria 1 - La murga procedente del Polígono de Cruz de Piedra se prepara para 'Los Carnavales del Mundo'.
Imagen secundaria 2 - La murga procedente del Polígono de Cruz de Piedra se prepara para 'Los Carnavales del Mundo'.

Lo cierto es que pensar en las tablas implica sentir mariposas en el vientre. «Si tú cuando vas a salir al escenario no sientes ese cosquilleo, esos nervios al oír que la gente te está esperando, es el momento de dejarlo», enfatiza.

Y eso que la vida del murguero no es fácil, implica ciertos sacrificios, como son los ensayos diarios en horarios nocturnos, durante meses. «Es al 50, 50. Yo soy autónomo y a veces, cuando mejor estás en el trabajo, llega la hora de ensayar, pero es verdad que cuando llegas a los ensayos desconectas por completo, es otro mundo», repara.

De padres a hijos

Hace dos años, dos miembros de Trapasitos —murga infantil de Los Trapasones— ascendieron al grupo adulto; ambos son hijos de integrantes del conjunto. «Fue un orgullo verlos disfrazados con nosotros», recuerda Hormiga. Esto hace que Los Trapasones sea una familia literal, pues en ella conviven, además de amigos, padres e hijos, tíos y sobrinos, o primos. También está la figura del «padre, padre, padre» de la murga: Carmelo Gamazo Godoy, de 80 años. «Fue el creador de todo esto, todos trabajamos para que él esté contento, feliz», reseña.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios