Borrar
La Asociación de Uruguayos de Gran Canaria tiene su propia murga, al estilo de su país. C7
El mundo enlazado por el amor al carnaval

Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria

El mundo enlazado por el amor al carnaval

Llegaron a Gran Canaria de países en los que el carnaval es tradición y ven en la alegría y el color el elemento común entre la fiesta en Las Palmas de Gran Canaria y la de su tierra de nacimiento

David Ojeda

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 11 de febrero 2024, 23:05

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El coro de una murga, el ritmo de una comparsa, la explosión de color que toma la forma de una serpiente ciudadana en las celebraciones callejeras. Son elementos comunes en los principales carnavales de mundo, entre los que destaca el de Las Palmas de Gran Canaria. Uruguay, Colombia o Brasil son países con tradición y devoción carnavalera y cuentan con una gran comunidad en la isla. Grancanarios de adopción que viven la fiesta en la isla, respetando su tradición y añadiendo los matices que distinguen la de sus países de origen. 'Los carnavales del mundo', como la alegoria de la presente edición de la Fiesta de Interés Turístico Internacional.

Es el caso de la comunidad uruguaya. Carlos Coria es el secretario de la asociación Uruguayos en Gran Canaria, un colectivo que tiene en el carnaval uno de los vectores fundamentales de su vida. «Nacimos hace unos 20 años cuando muchos llegamos a la isla. Al principio nos agrupamos para ayudarnos con toda la burocracia necesaria para radicarnos aquí. Y creamos una murga que hoy en día es la actividad principal de nuestra asociación», dice.

Coria explica que la murga uruguaya comparte origen con la canaria pero que se aproxima mucho más a lo que es una comparsa gaditana. En Uruguay la murga es casi tan importante como la selección nacional de fútbol, dos veces campeona del mundo. «Se venden más entradas para los concursos del carnaval que para el campeonato de liga, con todo lo que representa ese deporte en nuestro país», ejemplifica.

El carnaval es una muestra más de los vínculos entre la comunidad charrúa y la canaria. Sin embargo, ese fervor popular que también protagonizó el carnaval de Las Palmas de Gran Canaria vive aún más presente en el que es considerado como el carnaval más largo del mundo. «Se vive muchísimo en las calles. El concurso dura unos 30 días y cada club de barrio organiza sus actividades, cerrando sus calles y sacando escenarios a las aceras», relata Coria.

La murga de la asociación Uruguayos en Gran Canaria es muy conocida en el sureste de la isla, donde actúan con frecuencia, y este año se subieron al escenario del Puerto para colaborar en una canción de la murga teldense Las Golisnionas.

Carnaval en Macondo

El carnaval también es eje troncal de la Asociación Macondo, que parte del universo onírico de Gabriel García Márquez para agrupar bajo ese nombre la actividad de los colombianos que residen en la isla. Marcela Gutiérrez es una de las personas más activas en las propuestas culturales que realizan y este año, explica, están enfocados en las danzas típicas del carnaval de su país.

Gutiérrez tiene un conocimiento enciclopédico de las fiestas de su país, y aunque confiesa que no es especialmente carnavalera cuando cuenta cómo se vive allí la fiesta es imposible no aprenderse la lección. «Creo que la principal similitud entre nuestros carnavales es la forma en la que llega a nuestros territorios. Y desde el color todo lo que compartimos como las carrozas, las reinas, las comparsas, los desfiles...», detalla.

Macondo divulga y difunde las tradiciones de su país, con el carnaval como ejemplo.
Macondo divulga y difunde las tradiciones de su país, con el carnaval como ejemplo. C7

Esta portavoz de Macondo señala que existen dos grandes carnavales, diferenciados en Colombia, el de la blancos y negros de Pasto y el de Barranquilla, considerado por la Unesco Patrimonio de la Humanidad. «Aunque son diferentes, uno tiene que ver más con los pueblos indígenas y el otro con la llegada de los castellanos, tienen en común como todo el mundo, de todas las edades, se vuelca en las calles», manifiesta esta colombiana que lleva cinco años residiendo en la isla y vive también su carnaval.

Escuelas de samba y de vida

Tatiana Grivicich Roth es natural de Porto Alegre y llegó hace 25 años, con el pasaporte del amor, a Santa María de Guía. No duda ante la pregunta más simple que se le podía hacer: «Sin duda, el de Brasil es el mejor carnaval del mundo».

Porque esa es una aclaración que se apresura a hacer. «El más famoso es claramente el carnaval de Río de Janeiro pero en Brasil la fiesta se vive muchísimo en todo el país», explica.

Grivicich destaca las escuelas de samba como algo que transforma la vida del país. «Hay muy pocas personas en Brasil a las que no les guste el carnaval. No importa si durante todo el año tiene problemas porque vale la pena tener ese día de baile y de fama, como dice una famosa canción de bossa nova», relata.

Si tuviera que encontrar un ejemplo cercano para expresar cómo de devotos son en Brasil de su carnaval lo tiene claro: «Es algo parecido a lo que se vive en Andalucía durante la Semana Santa», describe.

No tiene dudas tampoco de qué une al carnaval de Las Palmas de Gran Canaria con el que se vive en Brasil. «La alegría de los colores. Las ganas de divertirse», señala contando las veces que se ha dejado las fuerzas bailando en el parque de Santa Catalina.

El mundo, tan global y tan distinto, enlazando por el amor al carnaval.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios