Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 27 de febrero
La comparsa Lianceiros en un ensayo para este carnaval. Juan Carlos Alonso

Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria

Lianceiros: «La motivación es ser una familia»

La comparsa del Valle de Jinámar afronta un año complicado en el que se despedirá de su versión infantil y espera hacerlo a lo grande

David Ojeda

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 28 de enero 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El carnaval de Las Palmas de Gran Canaria se expande siempre hacia el sur para consolidar nombres clásicos de la fiesta. Es el caso de la comparsa Lianceiros del Valle de Jinámar, desde 2009 una habitual del escenario que este año se ha mudado de Santa Catalina al Puerto. «Nuestra motivación es ser una familia», explica José Julio Armas, presidente y fundador.

Pisar la Casa de la Condesa de Jinámar es entrar en una experiencia comunitaria. En este espacio se ha ubicado –por ahora sin agua corriente– la única comparsa que sobrevive en el barrio. Allí están al pie del cañón sus 38 componentes cada noche, exprimiendo los escasos días que quedan para este viernes poner en escena el trabajo llevado a cabo a las órdenes del coreógrafo José Fuentes.

«Es un año muy especial para nosotros y esperamos traernos para Jinámar los primeros premios porque estamos un poco mimosos. Es el último año que tendremos la comparsa infantil, que tantas alegrías nos ha dado históricamente», subraya su presidente.

Miembros de Lianceiros dando los últimos retoques a su vestuario.
Miembros de Lianceiros dando los últimos retoques a su vestuario. Juan Carlos Alonso

Y es que sobre Lianceiros flota cierta sensación de amargura, ya que este será el último año de su comparsa infantil Lianceiros Junior. «El año pasado tuvimos 50 niños y este año apenas rozamos los 30. Al no haber ya concurso infantil falta esa motivación y, además, todos los actos infantiles son por la mañana por lo que los bailes y los vestuarios lucen menos», dice Armas Santana.

A solo unos días del concurso la actividad en la Casa de la Condesa es frenética. Los componentes de Lianceiros se dejan allí las pestañas y se pinchan en los dedos, rematando contra el cronómetro los detalles de los cambios de vestuarios que van a realizar durante sus actuaciones.

Esa es una de las claves por los que José Julio Armas presume de ser una familia. En el sentido más literal en algunos casos. «Es para estar orgullosos, porque no es fácil ni se ve en todos sitios lo que sucede aquí. Todo el mundo implicado y dedicando muchas horas a prepararlo todo», dice.

Lianceiros durante un ensayo. Juan Carlos Alonso

El responsable de la comparsa siente cierta indefensión ante las autoridades municipales, en este caso del Ayuntamiento de Telde. Porque además cree mucho en el valor que tiene este proyecto cultural y carnavalero. «Prácticamente todos los componentes tienen entre 16 y 20 años y eso es verdaderamente importante. En un barrio con la realidad social de Jinámar que estos jóvenes estén implicados en este tipo de proyectos tiene mucho valor», asegura.

Lianceiros ha obtenido muchos premios a lo largo de su trayectoria. Por eso quieren ser considerados candidatos a todo en esta edición.

José Julio Armas Santana se arropa en un equipo que está integrado por personas como José Fuentes o en el diseño del vestuario por Juan Fernando Henríquez, histórico del carnaval dentro de la celebrada Aragüimé. «Queremos que los premios se vengan para Jinámar», insiste animado.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios