Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este viernes 23 de febrero
Javier Falero en el estudio de Radio Carnaval acompañado por Isidro González, Alexis Vega y Rubén Tavío. Arcadio Suárez
Una historia de amor por la radio y por el carnaval

Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria

Una historia de amor por la radio y por el carnaval

Javier Falero se ha convertido en la voz de los grupos tras casi tres décadas contando su historia desde el respeto en los micrófonos

David Ojeda

Las Palmas de Gran Canaria

Viernes, 2 de febrero 2024, 23:13

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

En la casa de Javier Falero todavía se encuentran aquellas viejas cintas de casete en las que grababa los programas del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria que Santiago García Ramos presentaba en Radio Las Palmas. El locutor registraba el sonido que llegaba desde los locales de ensayo de agrupaciones históricas, muchas desaparecidas en la actualidad, como los Hijos de Caín, y luego, en un acto artesano, editaba esas canciones en grabaciones domesticas a las que añadía su voz. Una historia de amor por la radio y por carnaval.

Hoy Falero es la voz de los grupos. Y un hecho que lo demuestra es que siete murgas han contado con él para que oficiara de maestro de ceremonias durante sus actos de presentación las semanas previas al descorche de la Fiesta de Interés Turístico Internacional que alberga la ciudad.

Falero está orgulloso de ello. Y cree que es una respuesta al respeto y al cariño con el que habitualmente trata sobre ellas en sus programas: «Cuando veo una murga lo que veo es pueblo. Y eso es muy importante. Que todavía haya gente que se coordine, que se una, para crear un proyecto de esas características y tirar hacia adelante. Vas a cualquier asociación de vecinos y no tienen el mismo número de gente trabajando por lo mismo como una murga cada noche en su local de ensayo. Lo mismo con las comparsas», señala el comunicador.

A Falero se le puede seguir escuchando en Radio Guiniguada, aunque en lo tocante a la fiesta, forma parte de ese grupo de carnavaleros irredentos que durante todo el año emiten en Radio Carnaval como la resistencia heroica de un lugar sitiado.

Sin embargo, toda historia tiene un comienzo. Y la suya merecer ser contada desde el principio. «Empecé a hacer carnavales en el año 1996 junto a Israel Acevedo. Solo tenía 15 años en aquellos días, en los que empezamos en Radio Guiniguada. Era el primer carnaval de Pepa Luzardo como concejala de la fiesta. Íbamos con una grabadora y recogíamos todo lo que pasaba. Entrevistábamos a la reina, grabábamos los concursos. Me acuerdo siendo muy joven entrevistar en un carnaval a Lina Morgan...», indica con cierta nostalgia.

Son casi 30 años contado carnaval con humildad y cariño. Sin los grandes medios técnicos de las cadenas con las que tenían que meter codos para conseguir colar su micrófono en las grandes galas. Pero es una historia muy auténtica. Porque pocos toman en sus manos el micrófono para explicar como Javier Falero qué sucede en las entrañas del carnaval de la ciudad.

Cuando pisa el local de ensayo de una murga solo recibe respeto y afecto. Los grupos, siempre recelosos de proteger su repertorio hasta el momento de estrenarlo en público, no tienen ningún reparo en ensayar con naturalidad en su presencia. Es una relación de confianza mutua.

Este mes de enero Falero ha vivido momentos muy intensos sobre los escenarios de las presentaciones, mientras peleaba con esa gripe que ha arrasado a la mitad de la población de la ciudad. Se ha emocionado con los Biznietos de Kika, que tuvieron que salir al escenario sin disfraz. Y ha descubierto el telón para que se estrenaran ante su público también a Los Chachitos, Los Trapasitos, Los Star; a su vez ha acompañado a Los Chacho'Tú y las Lady's Chancletas y la enfermedad le impidió subir al escenario a presentar a Chancletas.

El carnaval de Las Palmas de Gran Canaria tiene en Radio Carnaval una herramienta de difusión poderosa. Los grupos saben que allí tienen su casa que, además, se encuentra radicada en el Manuel Lois, sede central de prácticamente la mayoría de las murgas y comparsas de la ciudad.

Javier Falero presentando una actuación de una murga en Las Canteras.
Javier Falero presentando una actuación de una murga en Las Canteras. C7

Desde allí se hace fiesta. Porque en Radio Carnaval se cumple con ese principio que es básico en la forma de comunicar de Falero. No hablar de la fiesta, más bien ser parte de ella. «Nuestro deseo siempre es el de ser muy escrupulosos. Nos consideramos un colectivo más del carnaval. El tratamiento de la información que creo que nos define es un tratamiento respetuoso y nada amarillista. Queremos favorecer al carnaval en su conjunto, no queremos ganar audiencia diciendo que si uno ficha por no sé qué murga o esas cosas», comenta.

Falero es una de las voces de referencia en Radio Carnaval. Pero es parte, y así le gusta remarcarlo, de un equipo coral que ya se expande por Gran Canaria y Tenerife y del que forman parte personas como Isidro González, Helena Agullo, Pepe Aguilar, Manolo Martín, Ali Abbasi, Itiel Delgado y Juan José Méndez.

A Falero se le puede hacer mil veces la misma pregunta: ¿Cómo es posible hacer radio hablando de carnaval durante todo el año? Él tiene clarísima la respuesta. «Para que el carnaval se haga de enero a febrero debe haber un trabajo previo, como el que hacen los diseñadores confeccionando sus fantasías, los letristas haciendo sus letras o las batucadas ensayando. Cuando todo eso se está sincronizando pasan muchas cosas, surgen demandas y necesidades, por ejemplo, en los grupos que son ignoradas por los otros agentes que integran la fiesta, como los gestores de la misma. A todas esas cosas hay que darles voz. A parte de que las murgas y las comparsas hacen eventos todo el año, como los encuentros en los barrios o las campañas solidarias, que son muchísimas, y eso hay que transmitirlo», subraya.

Comunicar el carnaval

Él seguirá al pie del cañón y no piensa abandonar el carnaval aunque a veces les paguen con indiferencia. En un carnaval monopolizado por la televisión, que impone sus presentadores, se extraña que al escenario principal suban personas como él. Que desinteresadamente han dado toda su vida a crear relato sobre lo que la alcadesa Carolina Darias no para de repetir que es «el mejor carnaval del mundo». Que conoce realmente quién está detrás de los disfraces, quien se ha encerrado en taller y a pegar con bunitex la suela de las botas.

El carnaval de Las Palmas de Gran Canaria existe porque así como existe un ejercito de murgueros o costureras trabajando por la fiesta existen figuras como Javier Falero hablando y dando importancia a todos ellos desde sus micrófonos.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios