Borrar
Imagen de uno de los cientos de cayucos que han alcanzado las costas herreñas a lo largo de este año. Juan Carlos Alonso

El océano como única esperanza

En 2023 se ha contabilizado el mayor número de migrantes llegados a las islas desde que se abrió la Ruta Canaria hace 24 años

B. Hernández

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 23 de diciembre 2023, 22:42

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

A finales de agosto de 1994, dos saharuis alcanzaron la costa de Fuerteventura en una embarcación precaria. Se abría así la Ruta Canaria, que en estos casi 24 años han logrado atravesar más de 200.000 migrantes africanos, además de las miles de vidas que se han quedado en el océano.

En este 2023 se ha producido un importante repunte de los flujos migratorios que ha pulverizado los números registrados hasta ahora: a 15 de diciembre, el Ministerio de Interior señala que a lo largo de este año han arribado a las islas un total de 37.187 personas (un 140% más que el año pasado) a bordo de 561 pateras, cayucos y neumáticas. Lejos quedan las cifras de 2006, cuando durante la crisis de los cayucos arribaron a Canarias 31.678 migrantes.

La intensidad de las llegadas se empezó a evidenciar después del verano, y fue patente sobre todo en octubre, mes en el que se sumaron 15.976 personas, el mayor número en las costas del archipiélago y más que en los nueve meses anteriores de 2023.

El incremento de estos flujos era previsible y así fue advertido desde el Gobierno de Canarias al Estado, al que en reiteradas ocasiones expresó su «preocupación» ante el riesgo de que la inestabilidad social, política y económica en Senegal provocara un aumento de la salida de cayucos.

Una advertencia que, en un primer momento, tuvo escaso eco en el Ejecutivo central y que, igual que en ocasiones anteriores, no dio una respuesta conjunta a la situación que viven las islas.

Atención y acogida

La sensación entre autoridades y ONG en el archipiélago es que con cada reputen se debe poner en marcha todo el dispositivo desde cero. En cualquier caso, se cuenta con una infraestructura de base desde la crisis de 2020, cuando tras el hacinamiento de miles de personas en el muelle de Arguineguín en plena pandemia, propició la puesta en marcha del Plan Canarias.

Entre las deficiencias que no consiguen encontrar una solución definitiva se encuentra la asistencia letrada, que en estos últimos meses ha vivido situaciones críticas, como la ayuda a los migrantes en grupo y por megafonía ante la falta de intérpretes.

Mando único

Una de las demandas más importantes de la comunidad autónoma es contar con un solo interlocutor con Madrid, tal como ocurrió en 2006 cuando la vicepresidenta, María Teresa Fernández de la Vega, se convirtió en 'mando único' para abordar este asunto.

En cambio, en febrero de 2020, el Estado suprimió de manera formal la Comisión delegada del Gobierno para asuntos migratorios, órgano que entonces funcionaba bajo la dirección de la vicepresidenta, Carmen Calvo.

Así, el ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska -que se ha desplazado a Mauritania y Senegal para abordar la coordinación en el control de las embarcaciones con migrantes-, ha reiterado en sus visitas a Canarias que la administración tiene «músculo» para hacer frente a esta situación.

Como resultado de esa colaboración entre la Guardia Civil y la Policía Nacional con las gendarmerías de Senegal, Gambia y Mauritania, se han interceptado entre el 40% y el 45% de las barcazas que salen de estas costas hacia Canarias.

El extitular de Migraciones, José Luis Escrivá, fue más receptivo con las reclamaciones canarias, que pasan fundamentalmente por contar con más medios y no tener que afrontar este problema en solitario.

Traslados

Aún así, las salidas hacia otras comunidades se han realizado con bastante agilidad pero han adolecido de transparencia. Las autonomías receptoras han denunciado la falta de información ante estas llegadas mientras arreciaban las críticas del PP y Vox con declaraciones racistas.

El líder de los populares canarios, Manuel Domínguez, llamó a la moderación de sus compañeros peninsulares.

Además del importante incremento en la llegada de migrantes, uno de los grandes cambios registrado este año ha sido el destino de los cayucos: El Hierro.

En años anteriores, las costas de Marruecos eran elegidas por las mafias para embarcar a miles de migrantes hacia el archipiélago, pero el control de la zona produjo un desplazamiento hacia el sur, a lo que ahora se han unido las condiciones sociopolíticas de Senegal.

La distancia cambió las pateras por cayucos, embarcaciones que ya buscan directamente las costas herreñas frente a Lanzarote, Fuerteventura o Gran Canaria.

Si en años anteriores la llegada a El Hierro se podía considerar el último salvavidas de quienes buscaba las islas orientales antes de perderse en el Atlántico, ahora su costa está marcada desde el momento de la salida.

Sin embargo, tanto el pasado mes de noviembre como en diciembre, la presión se ha trasladado nuevamente a Lanzarote.

Si bien es cierto que en cuestión de un par de días o incluso horas estas personas eran derivadas de El Hierro a Tenerife o Gran Canaria, sus servicios se han visto desbordados porque los recursos, fundamentalmente sanitarios, han estado siempre disponibles para atender a los recién llegados.

El Servicio de Salud (SCS), reforzó desde noviembre la asistencia en el Hospital de Los Reyes e instaló un hospital de campaña en el parking del centro sanitario.

Igualmente, el Consejo de Ministros autorizó una inversión de casi seis millones para disponer de un Centro de Acogida Temporal de Extranjeros (Cate) con capacidad aproximada para 500 personas.

Protección Civil comunitario

El presidente canario, Fernando Clavijo, también ha reclamado la activación del Mecanismo de Protección Civil comunitario para responder con mejores medios al fenómeno migratorio. Este mecanismo permitiría ofrecer respuestas más rápidas ante situaciones de emergencia como las que, sin lugar a dudas, seguirá registrando Canarias.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios