Borrar
Imagen tomada esta semana a la Virgen de los Reyes. Juan Carlos Alonso
La Virgen de los Reyes indaga en sus orígenes

Las Palmas de Gran Canaria

La Virgen de los Reyes indaga en sus orígenes

La pieza que habita en la vieja ermita de Vegueta genera dudas sobre el lugar en el que se concibió, tras siglos ubicándolo en Madrid

David Ojeda

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 23 de marzo 2024, 22:10

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Una puerta cerrada a cal y canto y un templo en el que la pintura de las paredes abre el paso a la humedad. Allí recogida, en la orilla de Vegueta, vive Nuestra Señora de los Reyes, una imagen sin autor conocido y a la que la tradición oral ha adjudicado procedencia madrileña desde que en 1794 llegara a lo que hoy es Las Palmas de Gran Canaria. Una verdad escrita en piedra hasta estos días, en los que se abre un debate y se afronta una duda razonable.

Fernando Santana fue el hermano mayor de los Nazarenos y hoy sienta las bases de la futura cofradía que siembre devoción en la Ermita de los Reyes, donde el culto es responsabilidad de las Adoratrices. Santana tiene fondos y tiene contactos para la restauración de la imagen, a la que se puede considerar agredida por restauraciones de dudoso gusto acometidas en décadas precedentes. Y es la persona que quiere averiguar la verdadera procedencia del icono.

«Hemos tenido jornadas con expertos e historiadores en los que se genera la duda sobre si realmente esta imagen llegó de Madrid. Si la miras fijamente verás que es de apariencia sevillana y es cierto que en los años en los que se supone que se le hicieron las manos y la cabeza en Madrid apenas había gente que se dedicara a estas cosas», indica desde el interior de la ermita, mientras ojos curiosos aprovechan la puerta abierta para observar su figura.

La Virgen de los Reyes necesita atención. No solo porque su rostro fuera desfigurado por algún restaurador anónimo. También porque el paso del tiempo –los siglos no pasan en balde– y su interior se encuentra realmente dañado. La intención es que cuando la cofradía nazca, desde la ermita, siempre subordinada a la parroquia de Santo Domingo Guzmán, salga en procesión, algo que no sucede desde la década de 1940 del pasado siglo. Y ahora es imposible.

Por eso su restauración urge. Santana dice que lo tiene todo preparado. Dinero y contactos. «Hemos hablado con la prestigiosa restauradora Lourdes Hernández Peña, posiblemente la mejor que exista en estos momentos. Pero la legislación no permite que las imágenes salgan de Canarias para repararse y ella tiene un método de trabajo muy claro en su taller en Sevilla», expresa convencido.

Fernando Santana bajo la imagen de la virgen.
Fernando Santana bajo la imagen de la virgen. Juan Carlos Alonso

La vía de Hernández Peña también es imprescindible, a ojos de Santana, para encontrar el verdadero origen de la imagen. «Estamos trabajando con historiadores y expertos para tratar de averiguar cuál puede ser su posible procedencia real. Confirmar si fue hecha en Madrid o en otro lugar. Y Lourdes Hernández Peña, con sus conocimientos, nos podría ser de mucha utilidad», cuenta.

Mientras tanto, Fernando Santana y las personas con la que coliga su devoción por la imagen siguen los pasos reglados para dar oficialidad a su cofradía alrededor de Nuestra Señora de los Reyes. Cada jueves acuden a la Ermita de los Reyes y organizan toda la documentación para recibir la autorización del Obispado, un proceso que será largo.

Entretanto, sueñan con devolver el antiguo esplendor a la imagen de la virgen. Ese que muestra en fotos antiguas que guarda en su teléfono móvil. Una restauración a la altura de la detectivesca historia que quiere protagonizar para resolver los verdaderos orígenes de una imagen que lleva más de 200 años custodiada en la ciudad.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios