Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este martes 23 de julio
Imagen de las colas en una de las entradas a Tamaraceite. Arcadio Suárez

Tamaraceite, un nuevo punto crítico en Gran Canaria

Desarrollo urbanístico y atractivo comercial conviven con las carencias en infraestructuras

Aday Martín Santana

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 7 de enero 2023, 22:37

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Las Palmas de Gran Canaria tiene un gran problema y no es uno desconocido. Es una preocupación que con la que los grancanarios llevan lidiando desde hace más de 25 años, un rompecabezas que no parece resolverse y pasan los años y nada cambia. Es más, no solo sigue igual, sino que se empieza a agravar con un nuevo punto negro; el núcleo urbano de Tamaraceite.

CANARIAS7 se desplazó a la zona para conocer de primera mano cómo los ciudadanos conviven con una problemática que parece que ningún mandato es capaz de arreglar y que no para de aumentar con el paso de los años.

La llegada del 2023 trae consigo las elecciones. El fin de la actual legislatura se acerca y ningún político ha ejecutado algunos de los proyectos que hay sobre la mesa para intentar solucionar esta cuestión. «Todos los años es la misma historia, esto es un horror», comenta Mari Nieves que acaba de aparcar después de varios minutos buscando sitio.

Una de las nuevas zonas donde las retenciones se están convirtiendo en costumbre es en Tamaraceite. «Los accesos a los centros comerciales se colapsan siempre, en las horas punta es una odisea, tengo que salir varias horas antes para poder llegar puntual a Tamaraceite», relata Milenia, trabajadora de Los Alisios, saliendo de su trabajo y yendo a coger su vehículo al parquin exterior.

«La situación en esta zona está cada vez más complicada. Cada vez hay más coches en una isla pequeña y este es uno de los accesos que más está causando problemas en la ciudad»: es el sentir de Desireé Pérez, trabajadora de Medio Ambiente en la zona de Tamaraceite. «Salgo del trabajo con ganas de llegar a casa y siempre hay colapsos y retenciones», se lamenta Desireé justo antes de coger el coche junto a su amiga para regresar a casa.

«Salgo del trabajo con ganas de llegar a casa y siempre hay colapsos», señala Desireé

Desireé Pérez

Trabajadora en la zona de Tamaraceite

Los motivos

Una de las causas es que Tamaraceite no para de crecer. Es un núcleo que cuenta con más de 29.000 habitantes, una cifra al alza en los últimos años. El crecimiento exponencial de la ciudad es más acentuado en esta zona y no favorece a los comercios, porque salir a comprar o simplemente ir a tomarte algo es una aventura: «No ayudan nada los atascos en la ciudad, no favorecen el venir a comprar, nos vemos atascados y se nos quitan las ganas de movernos», admite Jose Déniz mientras espera en doble fila a que salgan del centro comercial su mujer e hija.

Otro de los motivos es la capacidad de atracción de la zona comercial formada por el CC Los Alisios, Decathlon y Leroy Merlín. Milenia Pérez es trabajadora del centro comercial y señala que «los atascos aquí son tremendos, se pierde muchísimo tiempo en los trayectos y el transporte público no es muy cómodo si no vives en la capital». Milenia que tiene su casa en el municipio de Agüimes y viene a la capital cada día a trabajar. Esta zona se hizo sin tener en cuenta las infraestructuras y las vías de este núcleo urbano. Ahora las consecuencias son visibles en la circulación y los atascos.

Además, las personas que trabajan en los comercios tienen el hándicap añadido de que no pueden dejar su coche en el parquin interior. Tienen que aparcar en los aparcamientos exteriores. «Tengo que venir con muchísima antelación para no coger colas, llego una hora antes, me tomo el café tranquila y ya entro a trabajar», comenta Milenia Pérez resignada por los continuos atascos que presenta la ciudad en las horas puntas.

Por último, la falta de ejecución de los proyectos que se han propuesto son los que han agravado este problema. El fin de la legislatura se acerca y ningún político ha podido ejecutar firmemente un proyecto ante una problemática que está presente en la ciudad desde hace décadas.

El parking exterior, lleno. Mari Nieves, a la izquierda y Desireé Pérez, a la derecha, dos afectadas por el tráfico de la zona. Arcadio Suárez
Imagen principal - El parking exterior, lleno. Mari Nieves, a la izquierda y Desireé Pérez, a la derecha, dos afectadas por el tráfico de la zona.
Imagen secundaria 1 - El parking exterior, lleno. Mari Nieves, a la izquierda y Desireé Pérez, a la derecha, dos afectadas por el tráfico de la zona.
Imagen secundaria 2 - El parking exterior, lleno. Mari Nieves, a la izquierda y Desireé Pérez, a la derecha, dos afectadas por el tráfico de la zona.

«Es repartida, no solo es de los políticos, también la tenemos nosotros», se sincera Desireé Pérez con mucha autocrítica. «Creo que nosotros debemos ser conscientes de que hay que reducir el uso del vehículo y no llevar tres coches si puedes llevar dos», apela esta trabajadora del barrio de Tamaraceite. En esta misma línea se mantiene Milenia Pérez: «La culpa es de la cantidad de coches que hay, somos una isla y hay muchísimos coches, además, la mayoría de las veces vamos solos en el vehículo».

Esta trabajadora del centro comercial reclama compartir más los coches pues «los políticos tampoco tienen la culpa de que todo el mundo quiera un coche, aunque se podría incentivar más el compartir coches», afirma Milenia en una tarde en la que, como de costumbre, hubo muchísimo movimiento de vehículos y largas colas en las dos entradas a Tamaraceite.

Sin embargo, otro ciudadano piensa que la culpa es tajantemente de los políticos. «Han habido muchísimas opciones para aligerar la circunvalación y no las han realizado», piensa este señor mientras sale de su coche en dirección al centro comercial.

La culpa, repartida, los motivos, varios. Lo que está claro que el problema en la ciudad sigue sin resolverse y los grancanarios se resignan ante una cuestión que parece ya vivir con ellos.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios