Borrar
El edil José Eduardo Ramírez presenta losnuevos patinetes para empleados públicos. C7
Empleados públicos en patineta

Empleados públicos en patineta

El Ayuntamiento capitalino adquiere veinte vehículos de movilidad personal para que los trabajadores se desplacen a hacer sus gestiones laborales sin contaminar

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 13 de febrero 2021, 07:20

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Como la mujer del César. El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria no solo pone los medios para cambiar la movilidad urbana hacia unos modos más sostenibles. También quiere dar ejemplo. El Consistorio ha adquirido veinte patinetas eléctricas para que las use el personal municipal en los desplazamientos por la ciudad a que se ven obligados para realizar sus gestiones profesionales.

«Creemos que las administraciones públicas tienen que dar ejemplo y esto es solo el primer paso de una estrategia que se implantará en el resto de los servicios del Ayuntamiento», aseguró ayer el concejal de Movilidad, José Eduardo Ramírez.

De los veinte vehículos de movilidad personal recién adquiridos, diez se destinarán a la Policía Local y los otros diez, a diferentes servicios, como Ciudad e Mar -en Saulo Torón- o Urbanismo -junto al obelisco. Habrá también patinetes eléctricos a disposición de los empleados públicos en las oficinas del Metropole y en la Casa del Marino.

El concejal de Ciudadanos en el Consistorio capitalino, José Antonio Guerra, indicó ayer que parte de estos vehículos se entregará también a los agentes de movilidad, un colectivo que le ha trasladado su rechazo a esta opción. «Ellos entienden que las patinetas eléctricas no les solventan su problema porque lo que necesitan ahora son motos y vehículos rotulados», explicó, «entienden que pueden representar un peligro y dicen que no los cogerán sin que el servicio de prevención de riesgos laborales les dé el visto bueno».

El edil de Ciudadanos trasladó también que el sentimiento en el cuerpo de agentes de movilidad es que supone «degradarlos cada día mas» y no cubrir otras necesidades que son más perentorias de cubrir en estos momentos por parte del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, como la carencia de uniformidad. «Es verdad que están degradados», expuso José Antonio Guerra, «se tienen que prestar los uniformes de unos a otros».

Unos 9.000 euros

La iniciativa ha tenido un coste de 9.100 euros. Y se prevé que a lo largo de este año se compre otro cupo de patinetes eléctricos para uso del personal municipal. Se trata un de un modo de desplazamiento no contaminante, que no produce ruido y que ayuda a descongestionar el tráfico. «Desde el grupo de gobierno local queremos contribuir a la movilidad sostenible, utilizando para los desplazamientos de los trabajadores municipales, vehículos limpios, más acordes con la nueva cultura de transporte personal que se está extendiendo no solo por nuestra ciudad, sino por todo el continente», expuso el edil en la nota de prensa repartida a los medios de comunicación.

Las patinetas adquiridas son de la marca Xiaomi y del modelo Mi Pro 2. Se trata de vehículos que pesan 14,2 kilos, que tienen una autonomía de unos 45 kilómetros y que alcanzan una velocidad máxima de 25 kilómetros por hora. Una vez agotada la batería, se requiere un tiempo de carga de unos ocho o nueve horas y son capaces de superar pendientes de hasta un 20% de inclinación.

El concejal recordó que los patinetes en la ciudad tienen prohibida la circulación por las aceras, salvo que se autorice de manera expresa, como se va a hacer con la nueva avenida de Mesa y López. De este modo, los vehículos de movilidad personal solo pueden ir por los carriles bici y, en caso de no existir esta infraestructura, por la calzada. También podrán circular por las vías 30, las calles de un carril con una sola dirección en la que se limita la velocidad máxima a dicho guarismo y en las que, en todo caso, tiene prioridad de paso siempre el peatón.

La propuesta de fomentar el uso de los patinetes eléctricos entre el personal municipal para sus desplazamientos profesionales se circunscribe dentro del plan de uso de la bicicleta y la patineta como modos de transporte. Así, aparte de la expansión de la bici pública -que esta misma semana estrenó un nuevo punto de préstamo de vehículos eléctricos-, el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria se ha embarcado también en la puesta en marcha de una experiencia piloto, prevista para este año, de un sistema de alquiler público de patinetes.

En los últimos cinco años, el plan director de la bicicleta ha permitido implantar 15,6 kilómetros de carril bici hasta sumar un total de 25,5 kilómetros. Y la intención, de aquí a fines de 2022, es seguir ejecutando esta red, sobre todo en la parte alta de la ciudad, hasta alcanzar los 58 kilómetros. A ello se añadirán 12,5 kilómetros de zonas 30.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios