Borrar
Directo Reacciones dispares de los socios del Gobierno al acuerdo firmado por Bolaños y Pons para renovar el CGPJ
Imagen del Roque Nublo desde La Fogalera. Ricardo Miranda
La Fogalera: un rincón único para sentir la caldera de Tejeda
Gran Canaria

La Fogalera: un rincón único para sentir la caldera de Tejeda

A los pies del icono de Gran Canaria emerge un peñón que ofrece una vista única de la lista

Francisco José Fajardo

Las Palmas de Gran Canaria

Sábado, 1 de junio 2024, 23:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Uno de los secretos de la magia que destila el Roque Nublo es que siempre ofrece una imagen diferente según desde qué punto de la isla se contemple. De forma frontal, imponente y en solitario desde el pueblo de Tejeda o, por ejemplo, con la Rana y el Fraile a su lado observado desde lo más alto del pico de Las Nieves, este icono es punto de visita obligatoria para todos los amantes de la naturaleza. Pero si la ruta a la plataforma del Nublo es la más transitada de Gran Canaria, un número reducido de aventureros contempla el monolito desde otro de los referentes de la zona, el risco de La Fogalera.

Situado a los pies del Nublo, en la zona de Timagada, se trata de una enorme lengua de macizo y lava que se orienta hacia el pueblo de Tejeda y ofrece una imagen icónica que culmina en un gran peñón suspendido a más de 1.600 metros sobre el nivel del mar. Desde allí se puede disfrutar de una visión del Nublo única, que el visitante va dejando a su espalda cuando se dirige hacia la Fogalera y que disfruta de frente en el trayecto de regreso.

Para subir hasta este risco, lo más habitual es hacerlo desde el camino clásico del Nublo y, antes de pasar por el Fraile, coger una desviación que hay hacia la derecha. Allí se cruzará un precioso territorio dominado por el pino canario hasta comenzar la leve subida que dirige al peñón que preside la caldera de Tejeda.

Noticia relacionada

Los más atrevidos pueden afrontar el trepe que hay para alcanzar la cima, pero aquellos que quieren disfrutar de un día único sin sobresaltos, recorrerán los excelentes balcones que hay alrededor del peñón. Según la vertiente, se observará La Aldea, subiendo por la mesa de Junquillo, la cresta del Bentayga y Tejeda, con los altos de Inagua a la izquierda y Artenara y Los Moriscos a la derecha. También se puede disfrutar de zonas de alto interés como el Pico de Las Nieves o Tejeda. Aunque lo más impactante es alucinar con la icónica silueta del Roque Nublo justo a la par y desde una perspectiva poco frecuente.

Según los más viejos del lugar, el risco de la Fogalera debería su nombre a las hogueras -conocidas en las islas como fogaleras- que hacían arder los trabajadores del monte para advertir a los arrieros de Tejeda que debían marchar a su encuentro arriba en el pinar para recoger la pinocha y la pez que habían preparado para cargarla y llevarla a su destino para venderlas.

Ahora, el risco de la Fogalera es, quizás, el gran desconocido del Monumento Natural del Roque Nublo, pero no por ello menos importante e imponente.

Ricardo Miranda.

¿Cómo llegar?

La forma más sencilla es ir en coche hasta el aparcamiento del Roque Nublo y emprender el sendero hasta el monolito, pero cerca del Fraile, coger a la derecha por el camino que conduce hasta el peñón.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios