Cómo ahorrar mil euros al año en calefacción aislando tu casa

Los expertos aseguram que la inversión económica se recupera en un periodo que oscila entre los dos y los ocho años en función del nivel de la intervención

Carmen Barreiro
CARMEN BARREIRO

Jorge Serrano se asustó cuando vio lo que le tocaba pagar de la derrama para aislar térmicamente el edificio en el que vive con su mujer y sus dos hijos en el centro de Bilbao: 843 euros al mes... ¡durante un año! «Cuando lo plantearon en la junta de vecinos me pareció un gasto desproporcionado, pero ahora mismo no podemos estar más contentos con la decisión. Este invierno hemos encendido poquísimo la calefacción. Los días de más frío, con un par de horas a la tarde ha sido más que suficiente para caldear la casa. De hecho, es muy raro que la temperatura en el interior de la vivienda baje de 17 grados. Y los días de calor tampoco nos asfixiamos como nos pasaba antes de hacer la obra», se felicitan.

Además de lograr un ambiente mucho más confortable y saludable, «sin sensación de humedad» cuando llueve, «ni de calor de hospital» cuando pega el sol, la economía doméstica de esta familia bilbaína también ha agradecido la colocación del aislamiento térmico por el exterior (SATE), que evita la aparición de puentes térmicos en el edificio. «Hemos pagado bastante menos de calefacción que el invierno pasado y eso que este año el precio del gas natural está por las nubes», explican.

«Si tenemos en cuenta que casi la mitad de la energía que se consume en los hogares españoles (42%) se dedica a la climatización (calefacción y aire acondicionado), cualquier intervención que consiga reducirlo repercutirá directamente en el bolsillo de los propietarios, que pueden llegar a ahorrarse cantidades muy importantes con un buen aislamiento térmico», argumenta Álvaro Pimentel, secretario general de la Asociación de Instaladores de Aislamiento (AISLA).

El aislamiento térmico

de los hogares

ZONAS CLIMÁTICAS EN ESPAÑA

De cálida a fría

AHORRO CON LA MEJORA

DE LA ETIQUETA ENERGÉTCA

Solo en el gasto de la calefacción en

un piso tipo de 90 m2 en zona fría

(Madrid, por ejemplo), puede suponer una diferencia de casi 1.000 euros

anuales.

Coste anual en euros:

Pasar de una etiqueta E a una A se traduce en un ahorro de 973 euros anuales.

A

250,98 €

630,78 €

B

952,43 €

C

D

1.059,50 €

E

1.224,74€

NORMATIVA DE CONSTRUCCIÓN

Hasta 1980

Ventanas: Cristal

sencillo 6 mm y

carpintería maciza

de hierro, madera

u otros.

Paredes: Sin cámara aislante en zonas

climáticas cálidas.

1980 a 2006

NBE-CT-79

Ventanas: En

zonas frías cristal

doble con cámara 4/6/4, carpintería

maciza de alumi-

nio o madera.

Paredes: Cámara de aire de 3 cm. En algunos casos y pequeños espesores.

2006 a 2013

CTE 2006

Ventanas:

Cristal doble

con cámara

4/12/4,

carpintería

de aluminio con rotura de puente térmico, PVC o madera.

Paredes: Cámara de aire de 6 cm, con aislante en su interior de 4 a 6 cm.

2013 a 2019 y en adelante

CTE 2013 y CTE 2019

Paredes:

Espesores

de aisla-

miento de

hasta 14 cm.

Desde 2019,

se exigen

de 17 cm.

MATERIALES AISLANTES

TÉRMICOS

Poliestireno

extruido

Espuma de

poliuretano

Panel semirígido

lana de roca

Poliestireno

expandido

Panel flexible

lana de vidrio

Fibra de

celulosa

CARACTERÍSTICAS Y PRECIOS

AISLANTES

Con los espesores comentados a

continuación, todos los materiales

consiguen un nivel de aislamiento

excelente.

1. PARA

MUROS

Precio

€/m2

Espesor

(cm)

Celulosa

insuflada

10-25

12-25

13-30

12-30

15-30

10-17

10-20

15-25

10-34

8-25

18-20

16-34

Espuma de poliuretano

Poliestireno extruido

Poliestireno expandido

Panel flexible lana de vidrio

Panel

semirrígido

lana de roca

2. PARA

CUBIERTAS,

TECHOS Y SUELOS

Precio

€/m2

Espesor

(cm)

Celulosa

insuflada

5-17

4-10

5-14

5-15

5-16

5-17

7-25

4-12

5-16

5-17

5-18

6-20

Espuma de poliuretano

Poliestireno extruido

Poliestireno expandido

Panel flexible lana de vidrio

Panel

semirrígido

lana de roca

CARACTERÍSTICAS Y PRECIOS

AISLANTES

Cámara vacía

Inyectado

en cámaras

De materiales como lana, roca o

celulosa a través de unos taladros en

la pared cada 1,5 o 2 m de distancia.

SATE exterior

Este sistema de aislamiento térmico exterior es uno de los más usados en fachadas.

Adhesivo

Aislante

Capa base

y malla de refuerzo

Anclaje mecánico

Imprimación

Acabados

GRÁFICO ISABEL TOLEDO

Fuente: OCU y AISLA

El aislamiento térmico

de los hogares

ZONAS CLIMÁTICAS EN ESPAÑA

De cálida

a fría

AHORRO CON LA MEJORA

DE LA ETIQUETA ENERGÉTCA

Solo en el gasto de la calefacción en un piso

tipo de 90 m2 en zona fría (Madrid, por ejemplo),

puede suponer una diferencia de casi 1.000

euros anuales.

Coste anual en euros:

Pasar de una etiqueta E a una A se traduce

en un ahorro de 973 euros anuales.

A

250,98 €

630,78 €

B

952,43 €

C

D

1.059,50 €

E

1.224,74€

NORMATIVA DE CONSTRUCCIÓN

Hasta 1980

Ventanas: Cristal sencillo

6 mm y carpintería maciza

de hierro, madera u otros.

Paredes: Sin cámara aislante

en zonas climáticas cálidas.

1980 a 2006

NBE-CT-79

Ventanas: En zonas frías

cristal doble con cámara

4/6/4, carpintería maciza

de aluminio o madera.

Paredes: Cámara de aire

de 3 cm. En algunos casos

y pequeños espesores.

2006 a 2013

CTE 2006

Ventanas: Cristal doble

con cámara 4/12/4,

carpintería de aluminio

con rotura de puente

térmico, PVC o madera.

Paredes: Cámara de aire de 6 cm, con aislante

en su interior de 4 a 6 cm.

2013 a 2019 y

en adelante

CTE 2013 y CTE 2019

Paredes: Espesores

de aislamiento de

hasta 14 cm. Desde

2019, se exigen de

17 cm.

MATERIALES AISLANTES

TÉRMICOS

Poliestireno

extruido

Espuma de

poliuretano

Panel semirígido

lana de roca

Poliestireno

expandido

Panel flexible

lana de vidrio

Fibra de

celulosa

CARACTERÍSTICAS Y PRECIOS AISLANTES

Con los espesores comentados a continuación, todos los materiales consiguen un nivel de

aislamiento excelente.

1. PARA MUROS

Precio

€/m2

Espesor

(cm)

10-25

12-25

13-30

12-30

15-30

10-17

10-20

15-25

10-34

8-25

18-20

16-34

Celulosa insuflada

Espuma de poliuretano

Poliestireno extruido

Poliestireno expandido

Panel flexible lana de vidrio

Panel semirrígido

lana mineral

2. PARA

CUBIERTAS,

TECHOS Y SUELOS

Precio

€/m2

Espesor

(cm)

Celulosa insuflada

5-17

4-10

5-14

5-15

5-16

5-17

7-25

4-12

5-16

5-17

5-18

6-20

Espuma de poliuretano

Poliestireno extruido

Poliestireno expandido

Panel flexible lana de vidrio

Panel semirrígido

lana mineral

CARACTERÍSTICAS Y PRECIOS AISLANTES

Inyectado

en cámaras

Cámara vacía

De materiales

como lana, roca

o celulosa a

través de unos

taladros en la

pared cada 1,5 o

2 m de distancia.

SATE exterior

Este sistema de aislamiento térmico exterior

es uno de los más usados en fachadas.

Adhesivo

Aislante

Capa base y malla de refuerzo

Anclaje mecánico

Imprimación

Acabados

GRÁFICO ISABEL TOLEDO

Fuente: OCU y AISLA

El aislamiento térmico

de los hogares

ZONAS CLIMÁTICAS

EN ESPAÑA

De cálida a fría

AHORRO CON LA MEJORA DE LA ETIQUETA ENERGÉTCA

Solo en el gasto de la calefacción en un piso tipo de 90 m2 en zona fría

(Madrid, por ejemplo), puede suponer una diferencia de casi 1.000 euros anuales.

Coste anual en euros:

Pasar de una etiqueta

E a una A se traduce en

un ahorro de 973

euros anuales

A

250,98 €

630,78 €

B

952,43 €

C

D

1.059,50 €

E

1.224,74€

NORMATIVA DE CONSTRUCCIÓN

Hasta 1980

1980 a 2006

NBE-CT-79

Ventanas: Cristal sencillo 6 mm y

carpintería maciza de hierro, madera

u otros.

Ventanas: En zonas frías cristal doble

con cámara 4/6/4, carpintería maciza

de aluminio o madera.

Paredes: Sin cámara aislante en zonas climáticas cálidas. Espesores de 1,5 a

2,5 cm.

Paredes: Cámara de aire de 3 cm.En algunos casos y pequeños espesores.

2006 a 2013

CTE 2006

2013 a 2019

y en adelante

CTE 2013 y CTE 2019

Ventanas: Cristal doble con cámara

4/12/4, carpintería de aluminio con

rotura de puente térmico, PVC o

madera.

Paredes: Espesores de aislamiento de

hasta 14 cm. Desde 2019, se exigen

de 17 cm.

Paredes: Cámara de aire de 6 cm, con aislante en su interior de 4 a 6 cm.

Poliestireno

extruido

Espuma de

poliuretano

Panel semirígido

lana de roca

Poliestireno

expandido

Panel flexible

lana de vidrio

Fibra de

celulosa

CARACTERÍSTICAS Y PRECIOS AISLANTES

PARA MUROS

PARA CUBIERTAS, TECHOS Y SUELOS

Espesor

(cm)

Nivel de

aislamiento

Precio

€/m2

Celulosa

insuflada

10-25

12-25

13-30

12-30

15-30

10-17

10-20

15-25

10-34

8-25

18-20

16-34

5-17

4-10

5-14

5-15

5-16

5-17

7-25

4-12

5-16

5-17

5-18

6-20

Espuma de poliuretano

Con los espesores

comentados a

continuación, todos

los materiales

consiguen un nivel

de aislamiento

excelente.

Poliestireno extruido

Poliestireno expandido

Panel flexible lana de vidrio

Panel semirrígido lana mineral

CARACTERÍSTICAS Y PRECIOS AISLANTES

Cámara vacía

Inyectado en cámaras

De materiales como lana, roca o

celulosa a través de unos taladros

en la pared cada 1,5 o 2 m

de distancia.

Adhesivo

Aislante

Capa base y malla de refuerzo

SATE exterior

Anclaje

mecánico

Este sistema de aislamiento

térmico exterior

es uno de los más

usados en fachadas.

Imprimación

Acabados

GRÁFICO ISABEL TOLEDO

Fuente: OCU y AISLA

Se escapa el 70% de la energía

Los expertos en edificación calculan que la pérdida de energía a través de la fachada, la cubierta y el suelo en una vivienda unifamiliar ronda el 70%, mientras que con el aislamiento adecuado se rebaja hasta en un 80%. Unos datos que corrobora el último estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), en el que se analiza y compara el gasto en calefacción en una vivienda de 90 metros cuadrados ubicada en Madrid (zona fría) en función de su nivel de aislamiento térmico. «Una casa con etiqueta energética E (la más baja) consume hasta diez veces más energía que una de categoría A (la más eficiente), lo que supone casi mil euros al año de sobrecoste solo en la factura del gas», desvela la portavoz de la OCU, Ileana Izverniceanu. «Por eso, cuando nos referimos al aislamiento térmico no hablamos de gasto, sino de inversión. El dinero invertido se recupera en un periodo que oscila entre los dos y los ocho años en función del nivel de la intervención. Y a partir de ahí, el ahorro es neto», añade Pimentel. Pasar de una etiqueta energética a la siguiente –de la E a la D o de la B a la A, por ejemplo– «supone un ahorro estimado de unos 3.000 kilovatios hora, lo que en dinero se traduce en unos 200 euros al año», precisan en la OCU.

– ¿Cómo se puede mejorar el aislamiento térmico de una casa?

Pimentel: Las opciones son múltiples y dependen no solo del tipo de vivienda y su ubicación, sino también del año de construcción –la mitad de las casas españolas se levantaron antes de 1980, lo que implica en la mayoría de los casos sistemas de aislamientos deficientes– o de si nos queremos embarcar en una obra de mayor o menor envergadura. En cuanto a los materiales, todos los que se comercializan en nuestro país alcanzan las exigencias normativas y tienen su nicho de mercado. Saber cuál es el más adecuado depende de muchos factores como, por ejemplo, si la vivienda en la que se va a intervenir va a estar expuesta al agua o a altas temperaturas –no es lo mismo aislar un piso en Sevilla que una casa en Santiago de Compostela–, si el aislamiento va en el interior o en exterior, si va a estar sometido a cargas, si contamos con más o menos espacio, si es obra nueva o rehabilitación...

De 1.350 a 11.500 euros

Aunque cada obra tiene sus particularidades en cuanto a necesidades y presupuesto (desde 1.350 euros que cuesta aislar parcialmente los muros exteriores de un piso de 90 metros cuadrados hasta los 11.522 euros si la intervención es completa, según el estudio de la OCU), es importante tener en cuenta que en las casas unifamiliares se pueden aislar por completo suelos, fachadas y cubiertas, mientras que en un bloque de viviendas, la intervención más frecuente consiste en instalar un SATE en la fachada o rellenar las cámaras de aire. Un consejo: «No hay que olvidarse de aislar las cubiertas, una zona donde el aislamiento resulta muy sencillo, barato y poco invasivo. De hecho, en un inmueble de menos de cuatro plantas, la mejoría se nota en todo el edificio. La clave es saber que siempre hay una solución y un material adecuado para mejorar la eficiencia energética de nuestra vivienda», argumenta Pimentel.

Y, en este sentido, las ventanas juegan un papel fundamental. «Los más recomendables son los marcos oscilobatientes de PVC, con cristales de 4 milímetros y cámara de aire de 16 milímetros entre las láminas de vidrio», aconsejan en la OCU.

Además de aislar los muros que dan al exterior, también se puede intervenir en el interior de la vivienda para que el nivel de ahorro energético sea el máximo posible. Es el caso de Yolanda. Cuando su marido y ella compraron el piso de 87 metros cuadrados en el que ahora viven con su hija, el contratista les planteó la posibilidad de 'forrar' toda la casa por dentro aprovechando que iban a hacer una reforma general. «El único 'pero' es que se pierde superficie habitable porque se engrosan las paredes, el techo y el suelo. En nuestra casa, hemos perdido unos 5 centímetros, pero lo damos por muy bien invertido. La diferencia en tremenda», comenta Yolanda, que este invierno apenas ha encendido la calefacción.

Aunque la inversión supone un 'pico' importante, existen programas específicos gestionados por las diferentes comunidades autónomas que subvencionan entre el 40% y el 80% de estas obras.

Aislamiento térmico: «reduce los decibelios, pero no anula del todo el ruido de los vecinos»

Además del térmico, existen otros tipos de aislamiento para mejorar el confort y seguridad de las viviendas: desde el acústico hasta la impermeabilización frente al agua o, incluso, el fuego. En el caso del aislamiento frente al ruido, «que reduce el sonido que llega a una estancia, ya sea desde la casa de los vecinos, desde la calle o desde una instalación como un ascensor o una bajante, solo se reduce la intensidad del sonido que se recibe, pero no se puede llegar a anularlo del todo», precisa Álvaro Pimentel, secretario general de la Asociación de Instaladores de Aislamiento (AISLA). No obstante, el experto insiste en que «en la mayoría de los casos lograr bajar unos decibelios es suficiente para que el ruido que nos molesta se convierta en un sonido tolerable o prácticamente imperceptible».