Borrar
Las Despistadas en su local de ensayo. Arcadio Suárez

Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria

Las Despistadas: «Es llegar al local y quitarte todo lo malo»

La murga, de La Isleta, espera más arropo que nunca con el cambio de ubicación del carnaval

Dánae Pérez

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 25 de enero 2024, 23:28

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Vienen del barrio de La Isleta, que, precisamente, será la casa del carnaval de Las Palmas de Gran Canaria este año. Por ello, esperan que el arropo del público se triplique y se note más que nunca: «Mientras la gente del barrio nos eche una mano, mejor», confiesa divertido Doramas Miriam, vicepresidente de Las Despistadas, que lleva ligado a la agrupación desde hace siete años. El conjunto vio la luz allá por 2009.

La murga ni quiere ni puede esconder sus ganas de que empiece el concurso, pues, de acuerdo con Miriam, este año ha intentado dar «un pasito más hacia adelante» y superarse con respecto a 2023. Para ello, ha trabajado en diferentes temas que prometen hacer llorar, pero de la risa, con mucho humor y, también, pinceladas de crítica. Para el vicepresidente de Las Despistadas, hacer reír en carnaval es especialmente difícil y más si quien está en el escenario es una murga femenina. «Hay público para todos los gustos, pero creo que una murga femenina lo tiene más difícil para hacer llegar el humor», matiza.

71 componentes

71 componentes
  • Historia La murga nació en el año 2009 en el barrio de La Isleta de la capital grancanaria.

  • Directora

  • Algunos premios Premio al Mejor Vestuario en 2011, 2012, 2013, 2014 y 2018; segundo premio de Vestuario en 2017; tercer premio al Mejor Vestuario en los años 2015 y 2016.

Para Miriam está claro: las murgas son la voz del pueblo en estas fiestas y un altavoz idóneo para denunciar los «problemas que se suceden a diario en la ciudad, la gestión del carnaval o aquello que los políticos hacen mal». En este sentido, pone en valor el modo en el que se hace, «desde la ironía y el humor».

Confiesa, además, que encuentran inspiración para sus letras en sectores como la prensa y en las filas del propio conjunto. «Algunas de nuestras compañeras vienen y nos cuentan, por ejemplo, que han tenido un problema con el niño en el colegio, que si lo vemos bien para meterlo en alguna canción», señala.

El vicepresidente coincide con otras murgas en que lo más complejo de esta afición es la conciliación con la vida personal y laboral. «Cada vez se hace un poco más complicado, porque cada vez el tiempo es más limitado. Muchas de las niñas —las componentes— trabajan en el comercio, en tiendas, y salen a las diez y media de la noche y a las once ya han terminado los ensayos», especifica.

Lo cierto es que el conjunto sigue ganando músculo temporada tras temporada. Este año ha tenido nuevas incorporaciones, sobre todo de murgueras «veteranas», algo que Miriam ha puesto de relieve de forma positiva.

La murga de La Isleta se prepara para 'Los Carnavales del Mundo'. Arcadio Suárez
Imagen principal - La murga de La Isleta se prepara para 'Los Carnavales del Mundo'.
Imagen secundaria 1 - La murga de La Isleta se prepara para 'Los Carnavales del Mundo'.
Imagen secundaria 2 - La murga de La Isleta se prepara para 'Los Carnavales del Mundo'.

También ha celebrado que las agrupaciones puedan contar con 30 minutos de nuevo para presentar sus propuestas, «sobre todo para poder cantar la despedida completa y gestionar mejor el tema del atrezo».

Antídoto contra la rutina

Las Despistadas nacieron en el seno de un grupo de amigos y amigas de La Isleta. Siendo así, no es de extrañar que el ambiente que se respira entre sus componentes sea de familia, «donde contar las penas, las alegrías... sentirse como en casa», resume su vicepresidente. «Es llegar al local de ensayo y quitarte todo lo malo que tienes en tu vida, dejarlo fuera, cambiar el chip. Es eso: olvidar lo que viene siendo la vida diaria, la rutina», profundiza.

Quizás por ello, para este conjunto lo importante del concurso de murgas no es ganar premios, ni siquiera pasar a la final, sino, con todo lo simple y grande que ello implica, «salir al carnaval». Tanto es así que el recuerdo más especial que conserva Miriam es el de la actuación del «año del covid», en 2022. «La murga hizo muy buen papel y fue bajarnos del escenario y ver los comentarios en internet, en redes sociales y demás, fue una pasada», concluye.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios