Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 13 de junio
Pejiño celebra un gol contra el Cádiz precisamente. Cober

El Cádiz quiere sí o sí a Pejiño, que ya se piensa en salir de la UD

Fútbol ·

El extremo, que no tuvo opciones con Pimienta, quería convencer a Carrión, pero en el club no lo tienen claro | El recién descendido a Segunda suspira por el fichaje del de Barbate para sus bandas

Kevin Fontecha

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 9 de junio 2024, 11:40

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

Ya lo avisó Ramírez alto y claro. Este verano habrá lluvia de movimientos en la plantilla de la UD Las Palmas. Unos llegarán y otros saldrán. Luis Helguera, director deportivo, sigue trabajando para armar una plantilla con más argumentos para la Primera División. Y una de las salidas que más está costando asimilar es la de Pejiño, jugador con un talento innato que no la olió en la máxima categoría porque García Pimienta no le dio las oportunidades que, por contra, sí le regaló jornada tras jornada a Munir. Así, en el ostracismo, el extremo nunca pudo mostrar virtudes y acabó el curso sin confianza y enrabietado. Frustrado, vaya.

El de Barbate, con contrato hasta 2026, quería convencer al nuevo entrenador para la temporada 2024-25. Sea Luis Carrión o no, Pejiño tenía ganas de reválida. Pero parece ser que la cosa se ha torcido cuando ha entrado el Cádiz en escena. El jugador, nacido en tierras gaditanas, no vería con malos ojos dar un paso hacia atrás para intentar dar otros dos hacia adelante. Bajar a Segunda División, de nuevo, para poder sonreír y brillar otra vez con luz propia.

Su testimonio en la máxima categoría ha sido testimonial en el curso que recién ha concluido. Solo 17 partidos -seis como titular- y sustituido siempre que salió de inicio. Un gol, al Cádiz (1-1), para rugir tímidamente, y otro al Granada (1-1). Siempre relegado a titularidades injustificadas de Munir -el ojito derecho de García Pimienta-, Pejiño no escondió su desagrado al terminar la temporada.

Un dardo hacia Pimienta

«La confianza es la clave del éxito y yo no la he tenido», cuestionó el habilidoso extremo al término de la temporada

«Tanto tiempo queriendo vivir esta etapa y resulta que me llevo un mal sabor de boca. Siento no haber podido tener más participación, y mira que tenía ganas... Dicen que la confianza es la clave del éxito y yo no la he tenido», dejó claro el habilidoso extremo en redes sociales con un dardo con cierto veneno hacia Pimienta. «Os prometo que, a mí, más que a nadie, me hubiese gustado haber hecho una temporada de diez. No fue posible...», aseveró Pejiño.

Ahora, y pese a que las ganas de reivindicar su sitio fueran grandes, la idea de recalar en su Cádiz natal corretea por a cabeza del atacante, que podría sentirse pieza angular del proyecto. El conjunto andaluz le quiere sí o sí para comandar el ascenso a Primera División y Pejiño tiene experiencia, de sobra, en esa función. Sus goles, quiebros y asistencias ayudaron a Las Palmas a subir a la élite el curso pasado.

En la UD ya barajaban la opción de rescindir su contrato, pero que el Cádiz aparezca en escena favorece los intereses de Las Palmas, puesto que podría sentarse a negociar una cesión con opción a compra de manera obligatoria en caso de que la escuadra andaluza ascienda a Primera División. Lo que está claro es que la historia de Pejiño y la UD está llegando a su fin.

Un final triste para las alegrías que dio a la hinchada grancanaria, que siempre recordará su delirio contra el CD Tenerife (3-1) donde metió dos golazos desde su casa.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios