Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este domingo 16 de junio
La artista tinerfeña Yapci Ramos, junto a una de los prototipos de 'Monumenta. Nueve encarnaciones guanches', en El Museo Canario. Arcadio Suárez

El Museo Canario estrecha lazos y genera una comunidad entre los jóvenes creadores

El proyecto 'Jóvenes en la isla', que revive el espíritu creativo contemporáneo de antaño, cuenta con 35 participantes y espera tener continuidad en 2025

Victoriano Suárez Álamo

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 2 de junio 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

El Museo Canario también fue un foco de creatividad contemporánea. En pleno franquismo, esta institución radicada en el corazón del barrio de Vegueta de la capital grancanaria fue un reducto de libertad creativa e ideológica que marcó el paso de una serie de artistas, por aquel entonces muy jóvenes, que pocos años después se convirtieron en la punta de lanza de las bellas artes nacionales e internacionales. Manolo Millares, Elvireta Escobio, Martín Chirino, Felo Monzón, Alberto Manrique y Juan Ismael, entre otros, no solo descubrieron la historia y la iconografía prehispánica entre sus paredes, también estrecharon lazos creativos que marcaron para siempre sus respectivas producciones artísticas. Este espíritu de impulso a la creatividad de las nuevas generaciones revive en la actualidad en El Museo Canario con el desarrollo del programa 'Jóvenes en la isla', que atraviesa su ecuador en su primera edición.

«El proyecto surge de una necesidad que detecta el propio museo. La necesidad de llegar a los jóvenes e impulsar los valores tradicionales del museo, como sucedía cuando Manolo Millares, Alberto Manrique o Martín Chirino, entre otros, se reunían aquí con sus ideas renovadoras. El museo quiere que se mantenga esta tradición y por eso se planteó qué podía hacer para que los jóvenes, con sus propuestas e ideas, por muy disruptivas que sean, encuentren de nuevo un referente en sus valores y un espacio donde encontrarse e intercambiar cosas. Así pueden compartir en El Museo Canario dificultades, retos, propuestas, ideas y visiones de lo que son y a la vez generar una narrativa constructiva, creativa y adaptada a nuestro tiempo, con un canal adecuado para sus respectivos desarrollos», explica Laura Teresa García Morales, historiadora del arte, comisaria independiente y coordinadora de este proyecto.

Conexiones de igual a igual

Los objetivos de 'Jóvenes en la isla' no solo se circunscriben a dotar de herramientas y conocimientos a los inscritos, en esta primera entrega, un total de 35 personas. «Buscamos crear comunidad, durante cada jornada los ponentes cuentan casos reales que puedan inspirar a esa nueva generación que viene detrás. Entran en contacto jóvenes emergentes, otros más mayores y mucho más estabilizados a nivel profesional y se genera un intercambio de ideas de igual a igual. De la misma manera que cada vez que un museo lleva a cabo una visita guiada con niños, los adultos se encuentran con ideas de los pequeños que les sorprenden... ¡Imagínate lo que sucede con el entusiasmo de estos jóvenes, que ya se dedican al arte, pero que no son aún profesionales! Aquí surgen muchas sorpresas, incluso proyectos conjuntos. Se producen sinergias y ahora que estamos cerca del ecuador de este primer año, algunos han comenzado a enlazar de verdad y a establecer conexiones», subraya Laura Teresa García Morales.

La propia coordinadora del programa reconoce que está «sorprendida» tras descubrir en estos meses «el enorme talento y la creatividad» de los jóvenes inscritos. «Soy la primera que se está enriqueciendo muchísimo. Los que han impartido las sesiones también lo siente así, por lo que nos han dicho y porque, en algunos casos, han establecidos vínculos creativos con algunos de los jóvenes», añade.

Los 35 inscritos tienen una cita mensual presencial con 'Jóvenes en la isla'. En principio de dos horas, que se han alargado hasta las cuatro en ocasiones, ya que la charla ha fluido especialmente con el ponente y porque también se ha incluido en algunas una visita a las instalaciones de El Museo Canario. «Al conocer la casa, se han sorprendido, se han sentido mucho más motivados», asegura García Morales.

Tras la última sesión, prevista para diciembre de este año, quedará el broche final a esta primera entrega, que consiste en una exposición transdisciplinar que se exhibirá, en febrero de 205, en el propio museo y en el que los participantes ya están trabajando. Además, un comité de expertos dará a conocer en enero quienes son los cinco jóvenes que disfrutarán de una residencia artística en El Museo Canario el próximo año.

El perfil de los jóvenes, entre los que figura uno que se desplaza cada mes desde la península para asistir a la sesión, es muy variado. «Hay artistas autodidactas, otros con formaciones transversales, los hay que proceden del diseño, del cómic, de la fotografía creativa, de la ilustración, de la pintura, de la gestión cultural, etcétera», resume la coordinadora del proyecto.

Los ponentes

Los músicos Iván Torres y Javier Moreno abrieron el programa en octubre del pasado año. Le han seguido Mireia Tramunt, Aníbal García Llarena, Laura Teresa García Morales, Tayri Muñiz y Aída González Rossi, Elvira Piedra Vera, Dácil Manrique de Lara y este mes de mayo Matías Mata con la participación especial de Yapci Ramos. Desde junio y hasta diciembre, será el turno de Miguel G. Morales, Patricia Jorge Hernández, la banda musical Texxcoco, Cristina Millares Vallejo, Ione Domínguez Luis y Víctor Perera Mendoza.

Noticia relacionada

«Les explicaré cómo he generado proyectos buscando subvenciones públicas y cómo he generado otros sin apenas financiación, así como las distintas vertientes por las que te puedes desarrollar en el mundo del arte», apunta antes de la charla que protagonizó esta semana.

Yapci Ramos explica su experiencia

Recuerda que en las navidades de 2010 se fue a Nueva York solo con una maleta para cumplir su sueño ser artista en la Gran Manzana. «Una vez me planté allí me fui caminando por todas las galerías. Un día me dijeron que tenía que conocer a una chica, que iba a hacer una exposición en Los Ángeles que tenía que ver con mujeres en Los Ángeles. Seleccionó mi trabajo y hoy es mi actual galerista. En aquel momento ella no tenía galería, la creó después. La suerte influye, por supuesto, pero tengo claro que las cosas hay que generarlas, no puedes esperar que sucedan».

Los prototipos de 'Monumenta', de Yapci Ramos, en El Museo Canario.
Los prototipos de 'Monumenta', de Yapci Ramos, en El Museo Canario. Arcadio Suárez

«Lo primero es trabajar todo el día y después tener claro que tienes que mover tus proyectos. Tienes que estar aplicando constantemente para presentar tus proyectos y saber que vas a recibir palos, muchos 'noes'. Solo con los años entiendes cómo se mueve todo y vas subiendo de nivel. Yo he pasado por muchas residencias artísticas hasta llegar hasta las más 'Top'», explica quien recogerá en el Museo Thyssen el premio que le concedió la Bienal de Mujeres en las Artes Visuales por su proyecto 'Freedom II'.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios