Borrar
Joaquín Sánchez, junto a una selección de 'Los corazones tienen piel' de su serie 'Línea del corazón', que se exhibe en La Isleta. C7
Paraguay emerge en el corazón de La Isleta

Paraguay emerge en el corazón de La Isleta

La Fundación Francis Naranjo desembarca en el Centro Cultural Pepe Dámaso con las muestras 'La belleza de lo posible' y 'El alma de las cosas'

Victoriano Suárez Álamo

Las Palmas de Gran Canaria

Lunes, 8 de julio 2024

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

En el corazón de La Isleta emerge hasta el próximo 14 de septiembre una doble muestra de arte contemporáneo paraguayo. Lo hace gracias a la Fundación Francis Naranjo, que ha orquestado junto con el Ayuntamiento la muestra colectiva 'La belleza de lo posible' y la individual 'El alma de las cosas', del artista Joaquín Sánchez, ambas en el Centro Cultural Pepe Dámaso, enclavado en el número 51 de la calle Benecharo de este barrio de la capital grancanaria.

Lia Colombino, junto con los responsables de la Fundación Francis Naranjo han comisariado estas dos muestras que son una selección de piezas de los fondos que ha ido adquiriendo esta institución a los artistas paraguayos que, desde su punto de vista, mejor conectan con su manera de entender la creatividad.

Piezas de Fernando Allen, Adriana González-Brun y Julia Isidrez, presentes en la colectiva. C7
Imagen principal - Piezas de Fernando Allen, Adriana González-Brun y Julia Isidrez, presentes en la colectiva.
Imagen secundaria 1 - Piezas de Fernando Allen, Adriana González-Brun y Julia Isidrez, presentes en la colectiva.
Imagen secundaria 2 - Piezas de Fernando Allen, Adriana González-Brun y Julia Isidrez, presentes en la colectiva.

«Es una selección de arte paraguayo en la que conviven el arte indígena, popular y contemporáneo. Reivindicamos, a través de Lia Colombino, la horizontalidad en todas nuestras propuestas creativas. No se trata de diferenciar entre artistas y estilos, sino de que convivan y que estén con un mismo grado de relevancia. El arte es una actitud vital y aquí conviven distintas actitudes vitales», explica el grancanario Francis Naranjo sobre 'La belleza de lo posible'.

Los artistas de la colectiva

La muestra incluye piezas de: Fernando Allen, Marcos Benítez, Bettina Brizuela, Claudia Casarino, Jorge Carena, Fredi Casco, Silvana Domínguez, Virginia Ecatore, José Escobar, Disia Eusebia, María Mercedes Esquivel, Adriana González-Brun, Julia Isidrez, Juanjo Ivaldi Zaldivar, Estela Juliuz, Bernardo Puente, Alfredo Quiroz, Osvaldo Salerno, Ángel Yegros.

«Todas las obras están trabajadas por gente viva, son actuales, contemporáneas y dialogan con nuestros tiempos. Quien no conozca el territorio y la idiosincracia de Paraguay y de Suramérica en general puede tener una visión general, porque las piezas enlazan con las preocupaciones y las preguntas que nos ofrecen estos tiempos», subraya Naranjo.

Intervención de Joaquín Sánchez que dialoga con las dos muestras. C7

Así, con una amplia variedad de técnicas y formatos que van desde la escultura hasta la pintura, la fotografía y la pintura, el visitante se topará con piezas creadas en la zona del Chaco, que ocupa casi el 70% del país, que dominan los Menonitas sin piedad alguna y que fue una zona de guerra con Bolivia, también reflexiones sobre los enrejados que pueblan los edificios de Asunción, la artesanía aborigen, el arte pobre con perfumes indígenas y los ecos de la dictadura de Stroessner y de la guerra de la Triple Alianza.

Los corazones de Joaquín Sánchez

En esta colectiva también figuran piezas de Joaquín Sánchez, que protagoniza a su vez la exposición 'El alma de las cosas', que se exhibe en paralelo en el Centro Cultural Pepe Dámaso. Además, una instalación suya conecta las dos plantas que ocupan ambas muestras.

«Soy paraguayo, pero al terminar la Secundaria salí del país y nunca he vivido de vuelta. Hace años me instalé en Bolivia y estoy entre los dos sitios. Mi obra recoge esas historias y fantasías que compartimos los dos países, como fue el caso de sendas dictaduras o que uno de los países perdió el mar y el otro país no tiene salida al mar», avanza el artista en La Isleta.

Uno de los puntos esenciales de la exposición son los corazones. Y es que recuerda que una de las primeras esculturas que realizó hace más de 30 años en la Escuela de Arte fue una inspirada en este órgano del cuerpo humano. «La hice de forma intuitiva. Aunque después he visto que no lo fue tanto. Nací a los 7 meses y cuando era niño me decían constantemente que no podía correr ni saltar, porque tenía el pulmón y el corazón pequeños. Siempre lo tuve muy presente. Además, Bolivia está considerada el corazón de América del Sur, pero para mí el corazón es Paraguay, mi país natal. Así que mejor tener dos mejor que uno», bromea el artista. «Todas las piezas de 'Los corazones tienen piel' los hago a partir de los árboles del Chaco. Llevo muchos años trabajando allí y recuperé las raíces de los árboles que han sido podados para hacer estos corazones», destaca en una muestra que también incluye una imagen del que llevó a cabo en hielo en París. «Los corazones son una constante y algo transversal en toda mi obra», señala Sánchez.

También se muestra en este proyecto una de sus piezas audiovisuales de 2007. «Fue una 'performance' que hice en el lago Titicada. Llevaba mucho tiempo pensándola hasta que conseguí una persona de Buenos Aires que me hizo un corazón gigante de látex, en el que yo cabía y que me permitía navegar, porque no sé nadar. Así hice un viaje hacia mis miedos, viajé en su interior desde la mañana hasta que cayó el sol», recuerda en esta muestra que se puede visitar por las tardes en este centro cultural.

'El alma de las cosas' incluye otras obras suyas sobre el arte y las tradiciones ancestrales como las pelotas de trapo y fuego para San Juan, los calados y las viviendas del altiplano, entre otras cuestiones del universo creativo de un artista que este miércoles, a partir de las 19.00 horas, interviene en el Conservatorio 'Tereré Jeré', junto a Eduardo Caballero, director del Proyecto Fundación Francis Naranjo, y el propio Naranjo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios