Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este 15 de julio
Imagen de archivo del Confital. ARCADIO SUÁREZ
El Confital podría reabrirse al baño después del verano tras más de siete años con bandera roja

El Confital podría reabrirse al baño después del verano tras más de siete años con bandera roja

A la espera del informe de saneamiento, los análisis sanitarios de 2024 arrojan resultados excelentes de calidad de las aguas

Javier Darriba

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 27 de junio 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

La playa del Confital podría reabrirse al baño tras el verano. El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria trabaja ya en esta posibilidad después de que los análisis sanitarios efectuados a lo largo del presente año hayan constatado que, por el momento, la calidad de las aguas es excelente, de acuerdo a los parámetros sanitarios.

El concejal de Ciudad de Mar del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Pedro Quevedo, anunció este miércoles que «llevamos más de un año con todos los indicadores de calidad del agua favorables».

«Vamos a esperar a que pase el verano, que es una época crítica porque se produce una mayor afluencia de usuarios», añadió el edil, «y si esto sigue así, estaremos en condiciones de dar alguna buena noticia».

Quevedo informó de que se está a la espera de recibir unos informes del área de Aguas del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria sobre el impacto de las obras de la primera fase de mejora del alcantarillado en la zona de Las Coloradas, que en los últimos tiempos se ha postulado como el principal sospechoso de los problemas puntuales de contaminación, con picos extremos, que han mantenido el cartel de prohibición del baño en la zona desde hace más de siete años.

El Ayuntamiento quiere mantener una actitud prudente porque nunca se ha podido identificar el foco de contaminación del Confital y porque aún queda por renovar parte de la red de saneamiento de la parte alta de La Isleta.

Por eso, se prefiere que pase la época estival para tratar de evaluar el impacto del uso de esta parte del litoral de Las Palmas de Gran Canaria, que es intenso pese a la prohibición del baño.

Lo que dicen los análisis

De momento, los análisis publicados por las diferentes instituciones permiten albergar algunas dosis de optimismo. Todos confirman la excelencia de la calidad del agua, lógicamente con variaciones en función de los días de la toma de muestras.

Las revisiones que hace el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria entre enero y abril indican que la contaminación ha sido mínima o inexistente, tanto en 'Escherichia coli' como en enterococos.

Noticia relacionada

En el primero de los parámetros, el límite de la excelencia es de 250 unidades formadoras de colonia por 100 mililitros de agua (UFC/100 ml) En este caso, los niveles de contaminación han sido de 0 en enero; 1 en febrero; 1 en marzo; y 3 en abril.

En cuanto al segundo indicador, la excelencia está por debajo de 100 UFC/100 ml. Pues bien, los análisis municipales arrojan datos de 27 en enero; 0 en febrero y marzo; y 1 en abril.

Los datos que publica el Ministerio de Sanidad a través del Sistema de Información Nacional de Aguas de Baño también apuntan en el mismo sentido: en mayo se obtuvieron niveles de 56 UFC/100 ml de 'Escherichia coli' y 2 de enterococos.

Y también lo señalan los informes sanitarios del Servicio Canario de Salud, que apuntan 2 UFC/100 ml de 'Escherichia coli' y 32 de enterococos en febrero; y 2 y 80 respectivamente en el mes de junio.

Todos los pasos dados

En los últimos años se han ido descartando posibles focos de la contaminación del Confital. Primero se desechó que procediera del colector de saneamiento y la estación de bombeo que se encuentra a lo largo del paseo que une La Puntilla con la plaza de Pepe el Limpiabotas tras comprobar que no existían filtraciones; luego se miró a la Casa Roja, pero tampoco pudo constatarse que los lodos que acumulaba en el sótano tenían salida al mar; se planteó también la posibilidad de que la contaminación procediera de vertidos en alta mar, pero los análisis y los estudios de las mareas hicieron que se descartara esta hipótesis; en cuarto lugar, se buscó alguna tubería clandestina o alguna conducción no incluida en los mapas del alcantarillado, pero no se encontró nada; se revisó luego la caseta de Cruz Roja en El Confital, pero también ofreció resultados negativos; y a continuación se buscó una posible fuente contaminante situado en el subsuelo, de ahí que en 2017 se realizara un estudio geofísico, con varias perforaciones, que tampoco arrojaron resultados positivos.

La solución del problema entró, entonces, en un punto muerto. Eso hizo que se abrieran nuevas posibilidades que estaban montaña arriba. Ahí se pensó que podría haber filtraciones desde el colector de Las Coloradas, de su red de saneamiento o del alcantarillado de las instalaciones militares.

Emalsa certificó que el colector no tenía pérdidas importantes, pero la revisión de la zona militar sí constató que su alcantarillado estaba en mal estado y, además, tenía varios puntos sin conexión a la red. Tras conseguir fondos estatales, Defensa comunicó la reparación de los desperfectos.

También se constató el deterioro de la red de saneamiento de Las Coloradas, sobre todo la de la zona pegada al Confital. Su renovación se ha iniciado ya por parte del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria.

Guaguas estudia llevar la línea 20 a la entrada del Confital

El concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, José Eduardo Ramírez, detalló que Guaguas Municipales está estudiando la posibilidad de que, los fines de semana y festivos, la línea 20 (Santa Catalina-La Isleta) llegue hasta la entrada del Confital. Desde ahí, se tendría que entrar caminando ya que el Ayuntamiento, en colaboración con el Cabildo de Gran Canaria, van a prohibir la entrada de vehículos a esta playa. La excepción serán los de emergencia, los de personas con movilidad reducida y los de los servicios municipales. «Los taxis podrán entrar a dejar a sus clientes pero no podrán permanecer dentro», aseguró. El Consistorio pretende instalar una barrera con vigilancia para impedir el paso de coches por el nuevo acceso a la playa. Esta petición fue realizada por el foro del Microárea Ecoturística de Las Canteras, quien puso sobre la mesa la posibilidad de activar una guagua lanzadera de entrada y salida al Confital. El debate mantenido en abril apuntó la necesidad de colocar «una barrera de acceso con cámara de reconocimiento de matrículas y puesto de control remoto», así como «la creación de un protocolo de sanción en caso de incumplimiento». El edil de Ciudad de Mar, Pedro Quevedo, aclaró que se está en conversaciones con el Cabildo, al ser un paraje natural.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios