Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este lunes 24 de junio
Protagonistas del foro económico celebrado en la mañana del jueves en el Castillo de San José, en Arrecife. Cober

Clavijo plantea al sector turístico canario crecer sin ocupar más suelo y con reparto de la riqueza

El presidente debatió sobre el futuro de la actividad junto a empresarios turísticos, patronales y la Cámara de Lanzarote

Efe

Arrecife

Jueves, 6 de junio 2024, 18:10

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El presidente de Canarias, Fernando Clavijo, planetó este jueves al sector turístico de las islas el reto de crecer de otra manera más equilibrada, que no ocupe más suelo, que no demande más recursos escasos, como la energía o el agua, y que redistribuya mejor sus beneficios hacia la sociedad.

El presidente participó en Arrecife en un debate con cinco empresarios organizado por Biosferia Media dentro de la tercera edición del Foro de Reconstrucción de Lanzarote, que este año giró en torno a la reflexión colectiva abierta en Canarias por las manifestaciones del 20 de abril contra los excesos del turismo.

En ese marco, Clavijo confrontó su análisis de la situación y sus propuestas con los consejeros delegados del grupo Dinosol, Javier Puga; el grupo turístico Martinón, Alicia Martinón; y el grupo turístico y de construcción Satocan, José Julio Artiles; así como con los presidentes de la Confederación Canaria de Empresarios (CCE) y la Cámara de Comercio de Lanzarote, Pedro Ortega y José Valle.

Los seis participantes compartieron un mismo análisis de partida: la economía de Canarias está creciendo en términos macro empujada por el buen momento del turismo, pero, por debajo, hay indicadores de descontento en las familias, muchas de las cuales no llegan a fin de mes por la inflación y por los altos costes de la vivienda, tanto de los alquileres como de los intereses asociados a las hipotecas. «Esa es la realidad, no podemos obviarla. Y genera malestar en la población», advirtió el presidente de Canarias.

Desde el lado de los empresarios, los ponentes en este foro expresaron sus discrepancias, con matices, sobre la necesidad de imponer límites al crecimiento de Canarias y, en particular, a su motor económico, el turismo, porque lo ven como «un modelo de éxito». Más que de limitarlo, las empresas prefieren hablar de «mejorarlo».

Noticia relacionada

En ese contexto, Clavijo les expuso que quizás la cuestión no sea dejar de crecer, sino crecer de otra manera, más productiva y sostenible. Y ello implica, subrayó, no consumir más suelo y no tensionar más recursos ya escasos en toda la comunidad autónoma, como el agua, ni llevar al límite infraestructuras y servicios públicos que se han visto desbordados en algunas islas.

«Se puede crecer en mejorar la planta alojativa y la productividad. En eso tenemos que trabajar. Y es importante ser conscientes de que la riqueza que genera el turismo se tiene que redistribuir mejor, la ciudadanía tiene que sentir que repercute en su beneficio si no queremos generar turismofobia», dijo. Desde la patronal CCE, Pedro Ortega le respondió que él entiende la redistribución de la riqueza de otra manera, en la que se incentiva en primer lugar al empresario que arriesga su patrimonio a seguir invirtiendo sus beneficios en mejorar y crear empleo. Y, en una segunda parte, añadió, la redistribución de los beneficios de una actividad que se tiene que expresar en salarios y productividad, materias que ha pedido que se discutan en el ámbito que corresponde, la negociación colectiva, sin injerencias externas.

Por su parte, el consejero delegado de Dinosol demandó más flexibilidad en la legislación laboral para que el empresario no esté atado a la hora de recompensar las mejoras de su plantilla.

A título de ejemplo, explicó que su grupo valoró opciones como ayudar a sus empleados a conseguir vivienda en determinadas islas o premiar buenos ejemplos y desempeños con retribuciones extras, pero siempre se encuentra con un escollo: la certeza de que, con la ley en la mano, esas retribuciones se consolidarían para años futuros, aunque el contexto económico cambie.

Puga también criticó los altos niveles de absentismo que soportan las empresas, algo que sostiene que perjudica no solo al empresario, sino también a toda la sociedad. «No se equivoquen, nosotros lo repercutimos en el precio de la leche», ha advertido, de forma gráfica, el primer ejecutivo de los supermercados Hiperdino. En el debate, también surgió la controversia abierta sobre la vivienda vacacional, actividad que los empresarios piden que se regule sin más demora, pero aceptando que «no va a desaparecer».

El presidente de la Cámar se mostró convencido de que, en cuanto las viviendas vacacionales se vean obligadas a respetar determinadas normas de funcionamiento y tributación fiscal, buena parte dejarán de serlo.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios