Borrar
Héctor Muñoz, en la sede de la Budapest Scoring Orchestra. C7
Héctor Muñoz: «Es más laborioso trabajar la música de una obra de teatro que la de una película»

Héctor Muñoz: «Es más laborioso trabajar la música de una obra de teatro que la de una película»

El grancanario es el autor del libreto sonoro de 'Las bodas del Fígaro'. que se estrena el día 27 de junio en el Teatro Pérez Galdós, dirigido por Mario Vega

Francesc Zanetti

Las Palmas de Gran Canaria

Domingo, 23 de junio 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El pianista y compositor grancanario Héctor Muñoz vuelve a trabajar con Unahoramenos en el último montaje que la productora estrenará del 27 al 29 de junio en el Teatro Pérez Galdós de la capital grancanaria. Muñoz ha compuesto el libreto musical de 'Las bodas del Fígaro', el divertido vodevil que dirige Mario Vega y que produce el citado teatro capitalino en el marco del proyecto escénico 'Segunda Lectura'.

Hace cuatro meses que inició una labor de investigación para componer los primeros bocetos musicales, cuando aún Vega no había escrito el texto dramatúrgico de esta entretenida pieza inspirada en el clásico literario 'Las Bodas de Fígaro', de Pierre-Augustin Caron de Beaumarchais (1732-1799), estrenado en 1784, quince años antes del fallecimiento del citado dramaturgo francés, autor también de la inmortal pieza 'El barbero de Sevilla', entre otras.

Muñoz, de 38 años, que se enfrenta a su quinta producción teatral en la que participa como compositor, advierte que «todavía realiza ajustes en la fase final de mezcla y masterización en el libreto musical de cara al estreno» y que el público podrá disfrutar de unos 20 minutos aproximadamente de música, «aunque si sumo todo el material descartado, las reescrituras y las versiones, probablemente estemos cerca de las tres horas de música compuesta».

El compositor, que se formó como pianista en las especialidades de interpretación y música de cámara en el Conservatorio Superior de Música de Canarias, en breve comenzará a componer la banda sonora de otra película para Lifetime en Estados Unidos, que se estrenará directamente en televisión. «Somos un equipo de cuatro personas para poner música a una película en apenas nueve días. Una locura. Hay varios proyectos más en el horizonte, pero todavía no puedo hablar de ellos».

Oportunidad para explorar

«Desde el punto de vista de un compositor esta es una oportunidad de explorar nuevos horizontes», avanza Héctor Muñoz, que ya había colaborado con la inquieta productora grancanaria asumiendo la dirección musical y la ayudantía de dirección en el intenso montaje dramático producido en 2021 'Clara y el abismo' (que contó también con la música de Coque Malla) y que se estrenó en el ámbito escénico con el libreto compuesto para la obra 'Mitad y Mitad' en 2021, bajo la dirección de Nacho Cabrera.

Según explica el compositor, «es más laborioso trabajar la música para un espectáculo escénico que para una película. En general, salvo momentos puntuales, en una película hay mucho 'underscoring' o piezas que apoyan la trama, pero no son protagonistas ni están en un primer término. Aquí, la mayor parte del esfuerzo ha sido crear piezas en formato canción, con melodías diferentes, pero con un nexo común, que funcionasen con la letra, adaptadas a la tesitura de cada intérprete, con los ingredientes que queríamos introducir de la ópera homónima de Mozart y en los diferentes estilos propios de un espectáculo de variedades de los años 60». A todo ello hay que sumar el pulso de las transiciones escénicas y la preparación musical con el elenco de actores y actrices que cantan en directo, tocan algunos instrumentos incluso y que, en este montaje, está integrado por Marta Viera, Ruth Sánchez, José Luis Massó, Mingo Ruano y Rubén Darío.

«Como compositor para audiovisual, tienes que ser versátil. Escribir para orquesta no es fácil, y para la mayoría de los productos audiovisuales no es necesario. Las partituras son, o bien híbridas (sintetizadores y elementos orquestales) o cien por cien sintetizadores. Solo con algunos proyectos te puedes permitir el tiempo necesario para diseñar una paleta sonora única, buscar diferentes sonoridades. En el ámbito de la música para cine, grabar por primera vez en estudio con orquesta en Los Ángeles en 2022 fue un salto muy importante en mi carrera. Desde ese momento, todo ha ido muy rápido. He tenido oportunidad de grabar en otros lugares como Skopje y Budapest, y he podido trabajar en una decena de cortometrajes y largometrajes en Europa y Estados Unidos». Muñoz fue seleccionado entre 600 aspirantes para un programa de Máster en Film Scoring en Los Angeles, estudiando composición para cine y producción audiovisual con William Hoshal, Dirk Ehlert y Matthew Fisher, recibiendo masterclasses de compositores como Javier Navarrete, Chris Young y Lennie Moore. Fruto de la exploración sonora en el mundo de la producción audiovisual, trabaja a nivel internacional creando paletas sonoras para otros compositores y creando sus propias librerías de sonido.

Héctor Muñoz. C7

A partir de la versión definitiva Muñoz comenzó a plantear junto a Mario Vega quién podría cantar qué, y los estilos que podrían funcionar dentro de la trama general del espectáculo. «Cuando pensamos en utilizar elementos de la ópera homónima de Mozart y empezamos a cerrar los estilos de las piezas musicales, fue cuando decidí que sería buena idea grabar con orquesta dos de ellas, una copla y una polca». Y se fueron entonces, nada más y nada menos, que a la capital de Hungría para grabar con la Budapest Scoring Orchestra.

Noticia relacionada

«Una grabación con orquesta requiere mucha preparación, no es solo el trabajo técnico de composición y orquestación. Se trata de un proceso largo y laborioso de revisión y ajustes para que ese día no falle nada, porque cada segundo con la orquesta cuenta y el tiempo es muy limitado. Por ejemplo, una simple errata puede echar por tierra una toma entera. En esta ocasión he tenido la oportunidad de encargarme de todas las etapas del proceso, desde la elaboración de los primeros bocetos, la orquestación y la maquetación de las partituras para grabarlas con la orquesta», añade Muñoz, que también ha involucrado en esta ilusionante propuesta a Carlos Oramas a la guitarra barroca, Juan Manuel Díaz al violín y a Mónica Rodríguez al clarinete para otras de las piezas musicales. «En suma, ha sido un esfuerzo enorme, tanto de composición como de logística y organización, pero ha valido la pena», sostiene.

Contrapunto

Para el compositor Héctor Muñoz, en el montaje 'Las bodas del Fígaro' «la música es un buen contrapunto a una divertidísima trama de enredos. Algunos momentos musicales son realmente especiales y creo que sorprenderán. Por otro lado, creo que las transiciones musicales ayudan a mover hacia delante las escenas y sirven de apoyo emocional a la historia».

Con respecto a los estilos y género que el público podrá disfrutar en 'Las bodas del Fígaro' el compositor avanza que «hay muchos estilos en la música de esta obra, desde un acercamiento al estilo mozartiano en algunas transiciones, pasando por una polca alemana, un cuplé que se convierte en dixieland, una copla española, un tango que se convierte en milonga y una polca canaria. Además, en las transiciones se hace referencia a distintos ingredientes de la época como los himnos de la Internacional y el Cara al Sol, una tarantela italiana y hasta un guiño a la pieza 'El Barbero de Sevilla'», concluye Héctor Muñoz.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios