Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este 15 de julio
Vista aérea del Puerto de La Luz y Las Palmas, con la capital grancanaria al fondo. C7
La industria canaria, ejemplo de transformación y sostenibilidad
OPINIÓN

La industria canaria, ejemplo de transformación y sostenibilidad

En los últioms años, el sector ha tenido que enfrentarse a una coyuntura adversa, pero aun así la industria canaria no solo ha resistido, sino que ha invertido en mejorar su cadena valor

MANUEL DOMÍNGUEZ

Vicepresidente y consejero de Economía, Industria, Comercio y Autónomos del Gobierno de Canarias

Viernes, 28 de junio 2024, 23:11

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Si de algo estoy convencido es del papel protagonista que debe jugar la industria canaria para impulsar el desarrollo económico de las islas.

En un momento en el que se habla de un cambio de modelo económico, estamos siendo testigos de cómo la industria está logrando posicionarse para liderar la diversificación económica de nuestro Archipiélago.

Así, en los últimos años, el sector ha tenido que enfrentarse a una coyuntura adversa, pero aun así la industria canaria no solo ha resistido, sino que ha invertido en mejorar su cadena valor. Retos como la transformación digital, la sostenibilidad económica y ambiental y la formación están siendo superados, no sin esfuerzo, con éxito por el tejido industrial canario. De hecho, el archipiélago registró en el primer trimestre del año un incremento de la producción industrial del 2,3%, colocándonos por encima de la media nacional.

La regeneración de las áreas industriales es otro de los objetivos que incluimos en nuestra agenda

Para continuar con esta tendencia de crecimiento, desde el Gobierno de Canarias hemos puesto en marcha una agenda industrial con objetivos claros y precisos y cuya inversión supera los 14 millones de euros para este año. Estos objetivos están dirigidos a fortalecer la competitividad del sector industrial a través de la innovación y la modernización digital. Más de diez millones de euros en líneas de ayuda para la transformación de las pymes industriales, con una novedad este año: Si queremos un sector industrial moderno y competitivo tenemos que incluir conceptos como la economía circular y la eco innovación. Además, tenemos que velar por un desarrollo equilibrado entre las distintas islas, prestando especial atención a los pequeños municipios de menos de 20.000 habitantes y a las islas no capitalinas. Por eso hemos puesto en marcha medidas específicas con el fin de crear centros de trabajos industriales e impulsar un tejido empresarial especializado y competitivo en estas áreas.

El desarrollo de la industria en las islas pasa necesariamente por la descarbonización. Incluir la industria en la construcción ahorra tiempo en la ejecución de las viviendas y permite que éstas sean más sostenibles y tengan la misma calidad que las construidas con materiales ordinarios. La regeneración de las áreas industriales es otro de los objetivos que incluimos en nuestra agenda y para ello también hay varias líneas de ayuda para constituirse en parques tecnológicos modernos, superando el concepto de los polígonos industriales.

Pero no puedo ignorar que la industria se enfrenta a importantes desafíos. Debemos aprovechar las ventajas que nos ofrece nuestro Régimen Económico Fiscal (REF) para atraer inversión en sectores de valor añadido y cuyo desarrollo y apuntalamiento sea similar al de la industria audiovisual, que tan buenos resultados está teniendo en las islas. Hablo de sectores tecnológicos, de la industria aeroespacial y naval, de los videojuegos y del gaming, donde Canarias puede ser líder en la formación de talento. No me cansaré de repetir que existe un divorcio absoluto entre la oferta y la demanda laboral que debemos solucionar desde la administración con programas de Formación Profesional Dual.

Está claro que el tejido industrial canario tiene que crecer, y para ello necesita mejorar la formación. Pondremos en marcha una Cátedra de Industria en colaboración con las dos universidades públicas canarias y centros profesionales de formación para ayudar a que la oferta y la demanda caminen de la mano y poder exportar y atraer talento. Y no debemos olvidar el papel de nuestros artesanos en la defensa de nuestras tradiciones. Una industria que innova, pero que al mismo tiempo mantiene su identidad y compromiso con la economía local. El Gobierno de Canarias, por ejemplo, ha lanzado recientemente una línea de ayuda de 417.000 euros para impulsar la profesionalización del artesano.

Tenemos entre manos un trabajo duro, pero sé que, con la colaboración de todos los agentes, públicos y privados, la industria canaria conseguirá aumentar su peso en el PIB regional y avanzar hacia la tan ansiada diversificación económica.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios