Borrar
Imagen promocional de la bailaora y coreógrafa Sara Baras. Jaume de Laiguana
Sara Baras: «Los grandes como Paco de Lucía mostraron al flamenco las puertas del mundo»

Sara Baras: «Los grandes como Paco de Lucía mostraron al flamenco las puertas del mundo»

La bailaora y coreógrafa gaditana protagoniza con su compañía 'Vuela', este sábado, a las 20.00 horas, en el Auditorio Alfredo Kraus

Victoriano Suárez Álamo

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 27 de junio 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Los aniversarios implican mirar hacia atrás para celebrar el camino recorrido. Sara Baras ha celebrado los 25 años de su compañía reconociendo a uno de los grandes artistas del pasado siglo XX que ejerció una gran influencia en ella, tanto a nivel profesional como personal, el guitarrista Paco de Lucía. El resultado es el espectáculo 'Vuela', que representa este sábado, 29 de junio, a partir de las 20.00 horas, en el Auditorio Alfredo Kraus de la capital grancanaria.

«Decidí que el mejor homenaje que le podía hacer era bailándole, bailar pensando en él y sintiendo cada detalle para dedicárselo. Lo hago desde el agradecimiento, pasando por su mágica música y por muchos detalles de la relación personal que tuve la suerte de tener con él y también por saber de su cariño. Bailarle es un regalazo», apunta la bailaora y coreógrafa de San Fernando, también el enclave gaditano natal del mítico músico.

Una de las premisas que tuvo clara a la hora de preparar el 25º aniversario de la compañía era no repetir los espectáculos anteriores. «Lo hemos hecho en agradecimiento a su influencia. 'Vuela' se divide en cuatro partes. La primera, 'Madera' es la razón de ser de todo; 'Mar' alude a nuestra tierra y se inspira en sus consejos, en la idea de que no olvidemos de dónde venimos, porque los dos somos gaditanos; 'Muerte' refleja el paso del tiempo y las situaciones que tenemos que afrontar, incluida la pérdida de seres queridos, es algo que hay que aceptar y estar agradecidos por haberlos conocidos; y cerramos con 'Volar', que se refiere a la celebración de los años transcurridos desde el baile y el sentimiento», explica Sara Baras.

Músicos, cantaores y bailaores

Su coreografía cobra vida acompañada por la música creada por Keko Baldomero, que también figura como guitarrista junto a Andrés Martínez. Les acompañan en el cante May Fernández, Matías López 'El Mati'; Antón Suárez y Manuel Muñoz 'El Pájaro' en la percusión; Diego Villegas en los vientos y el chelista Ivo Cortés.

El cuerpo de baile que acompaña a Sara Baras está compuesto por Daniel Saltares, Chula García, Charo Pedraja, Cristina Aldón, Noelia Vilches, Marta de Troya y Carmen Bejarano.

Mientras pergeñaba el espectáculo, las ideas se conectaban en torno a su propia evolución como artista y a la influencia de dos de sus grandes referentes, ambos fallecidos. «Mientras pensaba en el maestro y en mi propia evolución me venía a la mente la parte más personal, como el fallecimiento primero de mi padre y después de Paco de Lucía. Son las dos grandes espinas que llevo clavadas en el corazón porque son las dos personas que me han enseñado la vida», confiesa emocionada.

Sara Baras. Jaume de Laiguana

Recuerda que Paco de Lucía era una persona «con un sentido del humor bestial y un carisma extraordinario, como todo el mundo sabe». «Fue un enamorado de su tierra y de su cultura. Entre los consejos de vida que me dio, destacaba que siempre tuviera los pies en la tierra, que no olvidara mis raíces y lo importante que es el trabajo. Siempre estaba trabajando y aprendiendo. Evidentemente, tiene que haber talento, pero todo lo demás son horas y horas de trabajo para así poder dejarte llevar por el corazón y comunicárselo a la gente. En su caso lo hacía con la guitarra y yo lo hago con el baile. Insistía mucho en la importancia del trabajo, de un trabajo serio para defender el flamenco como el arte grande que hoy es. Y lo es en parte a él, a los grandes artistas de su generación. Nos mostró las puertas del mundo y la idea de que si tienes calidad y clara tu identidad, puedes fusionar con todo tipo de artistas y registros. Siempre avanzas, sin olvidar quién eres, cuando viajas por el mundo y conoces otras costumbres y músicas», defiende.

Reconoce que en sus comienzos, a los puristas del baile flamenco les costó aceptar las puertas que abría Sara Baras. «No fue fácil, pero si lo haces con respeto, no de cualquier manera, con información y mucho conocimiento y no porque sí, la calidad y la identidad siempre están ahí. Hay gente que prefiere quedarse en la tradición, sin avanzar, pero otros preferimos avanzar porque la vida evoluciona. El artista tiene la obligación de mostrarse como siente de verdad, no es una cosa superficial. Si tiene fondo, con el tiempo se convierte en algo distinto, nuevo. Al maestro Paco de Lucía y a otros como Gades, Amaya, Farruco, Morente o Camarón, entre otros, le debemos muchísimo para haber conseguido todo lo que hemos hecho después», subraya Sara Baras.

Sigue fuerte y rodeada de una piña

Sara Baras reconoce que se siente «muy fuerte», tanto a nivel físico como mental, a pesar de las enormes exigencias de su oficio. «Pensaba que después de haber sido mamá no estaría tan fuerte, pero sí que lo estoy. No solo es una cuestión física, también está la parte psíquica y emocional, porque esto implica mucho desgaste, pero tengo la suerte dedicarme a algo que me apasiona. Tengo muchas personas alrededor que me ayudan y eso es esencial. Viajo siempre con mi hermana, que me conoce muy bien y me ayuda en todo. Chula García es nuestra repetidora de siempre y está muy presente, así como mi entrenador Raúl Gil. Hemos pasado de las 4.000 funciones y con 'Vuela' llevamos una gira bestial, con todo lleno», explica.

Considera que su compañía atraviesa «un gran momento». «Todos nos entregamos al cien por cien, nadie se aguanta ni una gota de sudor, porque todos adoramos lo que hacemos. No solo son buenos trabajadores y profesionales, son unos apasionados por crecer y compartir. Somos una piña porque todos disfrutan y hacen disfrutar al público porque toda esa energía que sale del escenario es real, es verdad», subraya.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios