Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 18 de julio
Opinión

Verde que te quiero verde

Mi punto de vista ·

«Hablar de proyectos de futuro en la capital grancanaria viendo la realidad es duro de digerir»

Martes, 2 de julio 2024, 23:06

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

En cada mandato surgen proyectos e iniciativas de futuro debajo de las piedras, da igual las siglas. Parece que los políticos tienen un patrón definido y cuando salen elegidos rápidamente presentan maquetas, diseños y bocetos de una ciudad idílica, casi de ciencia ficción. Esta reflexión me surge al leer la información del próximo corredor verde que unirá Tamaraceite con Ciudad Alta, «una alfombra verde de 12 kilómetros».

Reconozco que uno, con el paso de los años, se ha vuelto más incrédulo, pero al leer la información uno no sabe si hay que tomárselo en serio o a risa viendo cada día la cruda realidad. Hablar de corredor verde o del Plan Director de Infraestructuras Verde-Azul y Biodiversidad suena a idílico, así como la recuperación del Guiniguada, etc. Pero a veces es bueno mirarse al espejo y pensar qué se está haciendo hoy en día en ese aspecto.

Si quieren hablar de corredores verdes o de pulmones de la ciudad para que la ciudadanía disfrute, valore el entorno y haga actividad física les aconsejo que se den una vuelta por el barranco Guiniguada, por el parque Romano o que suban a la Batería de San Juan y caminen por su entorno. Hay mil ejemplos más. Ahí se darán cuenta de lo que hay. El resumen es lo descuidado que está todo, el abandono y la falta de mimo que existe, con la dejadez por bandera. Llega una corporación y todo son buenas palabras, pero pasa el mandato y no hay acción. Y así el chicle sigue agrandándose, inmersos en un mundo de ciencia ficción. El barranco Guiniguada, pulmón de la ciudad, un lugar fantástico para hacer ejercicio y enlazar con el municipio de Santa Brígida, tuvo una acción ejemplar de acondicionamiento hace años, pero si las cosas no se cuidan o no se programa un seguimiento sobre ellas se acaba con el deplorable estado que presenta ahora. Con el parque Romano, más de lo mismo. Pisar su firme y ver en qué estado se encuentra no es difícil de comprobar, solo tienen que bajar de su despacho en las oficinas municipales y pisar la tierra.

De la Batería de San Juan hay capítulos y capítulos por escribir. Un lugar ideal, que puede potenciar el inicio de un sendero precioso hasta El Fondillo y que sigue derruido y lleno de garrapatas. En diciembre de 2019 presentaron un proyecto de mirador, un pequeño aparcamiento, un acceso peatonal y la creación de un recorrido histórico alrededor de la batería incluyendo los búnkeres. Han pasado 4 años y medio y nada de nada. Por eso digo que cuando presentan proyectos, yo me parto de risa por no llorar.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios