Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 18 de julio
Imagen de la segunda sesión del Debate sobre el Estado de la Isla celebrado esta semana. David Delfour
Gran Canaria avanza
Opinión

Gran Canaria avanza

Y al mismo tiempo, estos indicadores positivos ejercen de polo de atracción de inversiones y de generación de iniciativas que diversifican y fortalecen nuestra actividad económica

Antonio Morales

Presidente del Cabildo de Gran Canaria

Sábado, 15 de junio 2024, 21:20

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

El jueves y el viernes pasado tuvo lugar en el Cabildo de Gran Canaria el Debate sobre el Estado de la Isla. En el transcurso de este repaso a la realidad insular expuse mi visión sobre el momento político y social que vive Gran Canaria. En las próximas semanas voy a intentar hacerles llegar los datos que reflejan la acción del Gobierno de la isla en este último año, el primero de este nuevo mandato.

Gran Canaria avanza y existe un amplio reconocimiento social acerca de que esta isla tiene un libro de ruta trazado y que está liderando la respuesta a los grandes objetivos de este tiempo: la transición energética, la seguridad hídrica, los derechos sociales y la igualdad de oportunidades, la dinamización de nuevos sectores económicos, la soberanía alimentaria, el empleo, el turismo sostenible, la movilidad, la cultura y el deporte, la economía circular, la solidaridad, el patrimonio y los valores que nos identifican como pueblo.

Nos ha tocado gobernar cuando los cambios económicos, climáticos, tecnológicos, políticos y sociales son de tal magnitud que no alcanzaremos la mitad del presente siglo en condiciones de subsistencia si no respondemos a las transformaciones profundas que se producen a nivel mundial. Las sociedades que no sean capaces de afrontar estos retos van a vivir unas realidades insoportables y ese horizonte no lo queremos para nuestra isla. No es tiempo de frivolidades porque nos jugamos el futuro.

He mencionado dos cuestiones que explican el tiempo de avance que venimos experimentando: la estabilidad institucional y un proyecto integral de desarrollo social y económico. Pero otra novedad de estos años de gobierno insular es que estamos consiguiendo la complicidad de amplios sectores sociales que reconocen que el desarrollo de la ecoísla nos permite tener una orientación definida para el progreso de la isla y para afrontar las necesidades urgentes del presente y del futuro inmediato.

No estamos ante un gobierno de ocurrencias o improvisaciones sino de una meditada planificación de las cuestiones decisivas. Y estas valoraciones políticas se sustentan en la relación permanente con los ayuntamientos, con la universidad, con los sindicatos y los empresarios, con asociaciones sociales representativas, con ONG, con organizaciones de la cultura, del deporte, del ecologismo, del feminismo o de la solidaridad.

Estas valoraciones están, además, corroboradas por una serie de datos que nos permiten objetivar este debate y estas apreciaciones. Los números admiten interpretaciones pero son contundentes. Los indicadores socioeconómicos, de ocupación, de empleo, de afiliación a la seguridad social y de confianza empresarial nos muestran una Gran Canaria dinámica, activa y en condiciones de crecimiento equilibrado que está ayudando a nuestra gente y a nuestras empresas.

Y al mismo tiempo, estos indicadores positivos ejercen de polo de atracción de inversiones y de generación de iniciativas que diversifican y fortalecen nuestra actividad económica.

La ocupación de trabajadoras y trabajadores en Gran Canaria se consolida en 2023 en el entorno del máximo histórico registrado a final de 2022, alcanzando las 390.000 personas ocupadas, un 6.3% más que en 2019. Este dato no solo supera la situación anterior a la pandemia sino que recupera la enorme pérdida de empleo que el cero turístico nos generó durante los dos años de la crisis. La economía grancanaria ha sabido reponerse a aquel accidente y ha promovido iniciativas para abrir nuevas vías de empleo y de actividad laboral.

Quiero destacar especialmente el dato de ocupación femenina que es altamente positivo. Las mujeres lideran el crecimiento de la ocupación en Gran Canaria. A finales de 2023 registramos un record histórico en ocupación femenina: 182.610 grancanarias están ocupadas, un 9% más que antes de la pandemia y un 1.2% más que en 2022. Trece mil mujeres que estaban paradas, han encontrado trabajo en estos cuatro años.

Estamos hablando de la principal política de redistribución de la riqueza y de reducción de la exclusión social. Estos datos deben ser un motivo de satisfacción para quienes nos empeñamos, desde esta institución, en priorizar la atención a las personas.

Y en este avance, la iniciativa empresarial tiene un gran protagonismo, pero la apuesta claramente inversora de este Cabildo también. La diversidad de actuaciones propias o en colaboración con municipios favorece la creación de empleo diversificado y descentralizado. Y en estos momentos ejecutamos inversiones superiores a los 2.000 millones de euros.

La encuesta de población activa referida al primer trimestre de este año, la última disponible, nos indica que alcanzamos el tercer mejor cuatrimestre de toda la serie histórica desde que hay registros anuales.

Nos confirma un comienzo de año muy sólido, y se logra en gran medida gracias a la activación de la ocupación masculina, 4.420 ocupados más que en el año anterior. Casi 210.000 hombres ocupados.

La evolución no solo confirma la recuperación del empleo y por tanto de la actividad económica, en muy poco tiempo, sino la tendencia de un crecimiento sostenido. Gran Canaria cerró 2023 con una tasa de paro de un 15'8%, inferior a la media regional. El final de 2023 supone el mejor registro anual de paro registrado de la última década. No se observan cifras iguales desde marzo de 2008. Y el mes de mayo de 2024 es el mes con menos paro registrado de la serie histórica.

En esta valoración de datos generales comprobamos la consolidación favorable del mercado laboral. Gran Canaria se estabiliza en un rango de desempleados muy inferior al año 2019, antes de producirse la pandemia. Tenemos un 21% menos de paradas y parados que hace cuatro años. Insisto, superando todos los condicionantes paralizadores del cierre socioeconómico que padecimos. La economía que se trasluce es de una enorme resistencia y capacidad de generar empleo. El paro se reduce en más de cuatro puntos respecto al que sufríamos en 2019 y se acerca a la cifra que se ha considerado paro estructural estable en nuestras islas, pero aun así no nos conformamos. De nuevo, comprobamos que el paro femenino es el que más se reduce, en torno a 5 puntos.

Mantenemos el gran reto de rebajar el paro juvenil que sigue siendo insoportable, con un 33%. Se produce una significativa disminución respecto al año pasado, tres puntos menos, pero las cifras siguen siendo negativas. El dato positivo es que en Gran Canaria es la isla donde más se reduce con respecto a 2021 y 2019 y que estamos dos puntos por debajo de la media regional.

Gran Canaria cerró el año 2023 con 367.300 afiliadas y afiliados a la Seguridad Social lo que supone un incremento del 3'3% respecto al año anterior y un 9% respecto a la situación anterior a la pandemia.

El Índice de Confianza Empresarial en abril de 2024 es de 127'8 y supera en diez puntos al valor contabilizado al cierre de 2022. El tejido empresarial de la isla se muestra positivo respecto al futuro económico, cerrando 2023 con niveles de confianza superiores a los registrados antes de la pandemia y creciendo significativamente sobre 2022.

Las Palmas se mantiene como el principal puerto de tránsito y servicios de escala global en Canarias. Concentra el 90% de los tránsitos y el 94% en tonelaje. En lo que va de 2024 crece un 13,7% en tráfico de contenedores.

Nos hemos detenido en los datos del último año porque se corresponden con el periodo que debatimos pero no debemos olvidar que en los últimos cuatro años la economía de Gran Canaria ha crecido en un 9% y que el producto interior de la isla ha crecido en más de 1.500 millones de euros, repercutiendo como es lógico en el crecimiento del producto interior per cápita.

Y soy consciente de que estos resultados económicos no benefician de igual manera a toda la ciudadanía grancanaria. Que una parte significativa de nuestra gente tiene dificultades para llegar a fin de mes. Pero también tengo que reconocer que ni en las previsiones más optimistas podíamos anticipar estos datos en los meses de reinicio de la actividad, después de la parada general, a finales de 2020. Cualquiera de nosotros los hubiera firmado si nos hubieran anticipado este horizonte económico.

Y lo que quiero hoy destacar es la resistencia, el empuje, las potencialidades que tiene nuestra sociedad, los beneficios de la colaboración público-privada tal y como se está produciendo y la participación de los trabajadores y la iniciativa empresarial. El Cabildo de Gran Canaria contribuye decisivamente para que estas cifras que acabo de compartir sean una realidad. En las próximas semanas entraré en los detalles que desmenuzan la gestión del modelo de desarrollo social y económico de la Ecoísla que guían la acción de gobierno del Cabildo de Cran Canaria.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios