Borrar
El entrenador del Oremburgo, David Deogracia, amplía su vinculación con el club un curso más. C7
David Deogracia, un grancanario de moda en Rusia

David Deogracia, un grancanario de moda en Rusia

Fútbol ·

El técnico grancanario, en su primera etapa como primer entrenador, consiguió la permanencia con el Oremburgo ruso y ha sido renovado por una temporada más

Sábado, 8 de junio 2024, 20:12

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Grancanario, con pundonor y una buena labor en los banquillos, David Deogracia (Las Palmas de Gran Canaria, 1973) comenzó como entrenador del División de Honor del juvenil del Huracán, para luego dar el salto a la base de la UD Las Palmas, concretamente al Cadete B. Luego pasó por el Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (Uni), UD Vecindario B, Unión Viera y UD Teror.

Tras esta larga trayectoria en los banquillos de Gran Canaria, emprendió rumbo lejos de la isla. Aterrizó en Tailandia, para fichar en el Buriram United. Luego partió a Marruecos para dirigir a los sub21 del Atlético Tetuán, donde fue segundo entrenador de quien fuera técnico de la UD durante las temporadas 2012-13 y 13-14, Sergio Lobera. Apenas un año más tarde, se le brindó la oportunidad de entrenar a la cadena de filiales del Dinamo de Brest. Allí estuvo cinco años, aprendió ruso y se hizo un nombre en el fútbol de la Premier League rusa.

Ahora, recién renovado con el Oremburgo tras una última jornada de infarto: «Sufrimos hasta el último minuto. Los analistas dabn por descendido al Oremburgo. Fue una liga muy emocionante, llena de incertidumbre tanto por arriba como por la parte baja. Hasta el último día no se sabía quién la iba a ganar o descender. A nosotros nos costó sacar un empate frente al Spartak de Moscú en la última jornada (0-0). Ese punto nos dio para salir incluso de los puestos del play off de permanencia. Fue una explosión de júbilo».

Cuestionado por cómo de diferente es entrenar fuera de España, Deogracia expuso: «En Rusia se vive bien. Es verdad que existen dificultades en todo lo que respecta a un nuevo país, un clima totalmente distinto al nuestro, nueva cultura, forma de entender la vida, idiosincracia y, sobre todo, la manera de ver el fútbol. Además del agregado del idioma, que gracias a dios se me da bien el ruso».

Por otro lado, tiene su lado positivo: «Te sirve como experiencia para darte cuenta que existe vida más allá de nuestras fronteras y donde también se puede triunfar. Tienes que adaptarte rápido para ser feliz aquí. Siempre estaré agradecido a la gente que te acoge. También es muy importante tener esa personalidad propia». Se trata de mi primera experiencia como primer entrenador profesional. Ha sido todo un reto para mí que he podido cumplir con creces».

«El sistema más utilizado en la Premier rusa es el 1-4-3-3, aunque ahora está de moda el 1-5-3-2. Normalmente es el que más se usa, fútbol ofensivo y muy vertical. A ellos no les gusta el típico español de tener mucho el balón, con posesiones larga, tikitaka, aquí se ven las transiciones defensa ataque rápido», incidió el míster del Oremburgo en lo que respecta al juego que se emplea en la Premier rusa.

Deogracia se siente muy querido y feliz en Oremburgo, la fortaleza de Or, quien siempre le ha recibido con los brazos abiertos:«Me siento muy querido, cómodo y muy respetado. Me tratan con mucho cariño. No tengo queja alguna desde que llegué. He estado apoyado y respaldado por todos los integrantes del club en momentos de dificultades, que los hay. Entre todos hemos logrado el objetivo de la permanencia», dijo el míster grancanario.

Tres cosas de Oremburgo que más le gustan: «El cariño que se me tiene y como me trata la gente. Posee lugares maravillosos para visitar y la tercera es que tiene aeropuerto. A nivel político, Oremburgo hace frontera con Kazajistán, la vida para nosotros en Rusia es tranquila. En cuanto al clima (entre risas) podemos estar en menos 40 grados y más 40 grados. Aquí no hay término medio. Nunca hay buen tiempo. Durante las pretemporadas nos vamos a Turquía», expuso el técnico.

Quiso mandar ánimos a los jóvenes que quieren aventurarse en este mundo: «Que emprendan rumbo al extranjero, pero primero que entrenen bien, que se preparen a conciencia, que además del curso vayan a congresos, entrenamientos de otros equipos, etc.. Hacer contactos es vital en este mundo. Atreverse y creer en ellos mismos».

Cuestionado por si en algún momento se ha planteado venir a España a entrenar, dijo:«No lo he pensado porque no me ha venido ninguna oferta de España, pero del extranjero sí. Está claro que mi sueño es entrenar algún día a la UD Las Palmas, al equipo de mi tierra nunca se cierran las puertas. Eso está claro».

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios