Borrar
Directo Asociaciones sobre discapacidades y enfermedades infantiles intervienen en el Parlamento
Trajín en Karuna. Toca día de reparto y no paran de llegar familias. Arcadio Suárez

«No nos quieren aquí, pero ayudamos a unas 2.200 personas al mes»

La Asociación Benéfica Karuna, en San Bartolomé de Tirajana, opera desde 2020 en locales municipales que ahora reclama parte del gobierno local | La ong reivindica su papel

Gaumet Florido

San Bartolomé de Tirajana

Domingo, 16 de junio 2024, 02:00

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Es miércoles, día de reparto en la Asociación Benéfica Karuna Maspalomas, en San Fernando. La actividad es frenética. Una veintena de voluntarios se afana en agilizar las entregas de alimentos a las decenas de personas que esperan su turno. Son familias que necesitan ayuda. «No nos quieren aquí, pero hacemos mucha falta, ayudamos a 2.200 personas al mes». Unas porque no tienen ingresos, otras, la mayoría, como explica Francisco Molina, alma mater de este colectivo, porque aunque tienen trabajo, no les alcanza para llegar a final de mes. «Pagan alquileres de 800 o 900 euros, pero cobran sueldos de 1.200, 1.300 o 1.400».

Familias a la espera de su turno para que les atiendan los voluntarios de Karuna. Arcadio Suárez

Así llevan casi cuatro años, cuando surgió este proyecto en el contexto de la pospandemia por la covid, justo cuando se flexibilizó el confinamiento. El gobierno de entonces en San Bartolomé de Tirajana, de PSOE, NC y Cs (también estuvo CC, pero solo la primera mitad del mandato), les cedió un local donde están las canchas de petanca, frente a la pista de patinaje. La mayor parte de lo que reciben, subraya Molina, son donaciones de particulares y empresas como complejos hoteleros y cadenas de supermercados, pero también operan con el Banco de Alimentos de Las Palmas. Parte de sus beneficiarios son derivados del Ayuntamiento y con un informe de la trabajadora social bajo el brazo. Otros son gente de a pie que recurre a ellos por pura necesidad.

Molina posa en el almacén. Hay días que reparten hasta langostinos, en función de las donaciones. Arcadio Suárez

«Somos vecinos que ayudamos a otros vecinos que lo pasan mal», enfatiza Molina, que saca pecho de la labor humanitaria que hace Karuna en un contexto en el que siente que su labor está siendo puesta en tela de juicio por un sector del gobierno local. Molina alude directamente a CC, partido en coalición con PP-AV que lleva, además, Servicios Sociales.

La voz de alarma la dieron en el último pleno. Los dos grupos de la oposición, PSOE y NC, preguntaron por las supuestas intenciones del gobierno municipal de sacar a Karuna de los locales en los que está. El alcalde, Marco Aurelio Pérez (PP-AV), trató de despejar la duda y dejó claro que podría seguir ahí y que lo único que se les había reclamado eran unas dependencias en el Estadio de Maspalomas que estaban usando los fines de semana para una especie de mercadillo de muebles.

Consultado este viernes, el regidor mantiene su posición. «No le podemos ceder esos locales del estadio porque es inminente el comienzo de las obras para su reforma y tienen que estar acabadas antes del 31 de diciembre». Sin embargo, hay versiones contradictorias. El propio Molina asegura que se reunió con el edil de Deportes, Ramón Suárez, también de PP-AV, y que este le anunció que no era inminente, pero que debía tener claro que no podría seguir allí.

El furgón hace una ruta diaria para recoger las donaciones de comida de una cadena de supermercados. Arcadio Suárez

Servicios Sociales, en manos de CC, aclara que no le ha reclamado nada, pero sí advierte de que le consta que «se le han requerido solo aquellos locales de los que se han apropiado sin expediente de cesión de ningún tipo». Por los datos que maneja, «se van a realizar obras en esos espacios y Deportes quiere recuperar su actividad normal antes de la covid-19».

Molina, visiblemente dolido, aclara que en su día lo que le cedió la concejalía de Deportes, en tiempos de Samuel Henríquez (NC), fue una parte de la terraza que da a las pistas de petanca. «El resto lo montamos nosotros». Después reconoce que ocuparon tres cuartos pequeños que estaban sin uso, dos para el ropero, donde guardan la ropa que les donan y también distribuyen, y otro que usan como oficina.

Le duele que les señalen cuando prestan una labor solidaria y sin ánimo de lucro mientras le consta que el Ayuntamiento tiene otros espacios ocupados por empresas que están usando instalaciones municipales para negocios que no dejan de ser finalmente privados.

Ropero de Karuna. Tienen de todo tipo, hasta ropa interior. Arcadio Suárez

Además, se queja de que desde que entró este gobierno municipal no ha recibido ayudas públicas para afrontar los muchos gastos que tienen, de ahí que haya ideado fórmulas para obtener recursos como el mercadillo de muebles que también deberá salir del estadio. A pesar de que está preocupado, subraya que hay Karuna para rato y que ya le han ofrecido locales en otros sitios por si han de salir de donde están. Voluntarios y beneficiarios le apoyan. Este miércoles entonaron el 'no nos moverán'.

Servicios Sociales aportó 50.000 euros a Karuna en 2023

Ante las críticas de Molina por la falta de ayudas del Ayuntamiento, desde Servicios Sociales aclaran que el departamento trabaja con otras 20 instituciones sociales y no sólo con Karuna, y que, pese a eso, en 2023 le aportó una subvención de 50.000 euros, de los que 35.000 fueron para gastos generales y 15.065 para inversiones. Además, advierten de que en 2024 se darán nuevas subvenciones, pendientes solo de una modificación presupuestaria

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios