Borrar
Imagen de la mañana de este jueves en la zona de La Puntilla. Juan Carlos Alonso
En La Puntilla la vida sigue igual

Las Palmas de Gran Canaria

En La Puntilla la vida sigue igual

La esquina de Las Canteras que pierde los fuegos por San Juan sigue su actividad sin detenerse mucho ante la noticia recibida

David Ojeda

Las Palmas de Gran Canaria

Jueves, 6 de junio 2024, 17:15

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Compartir

La Puntilla sigue su rutina sin detenerse mucho en la novedad que centra el programa de las fiestas fundacionales en la edición del presente año. La esquina de Las Canteras que habitualmente acoge el espectáculo pirotécnico ve como este año se mudará al Rincón, pero allí sus restauradores siguen haciendo su vida como si no hubiera sucedido nada.

Este jueves tuvo un andar plomizo. Las nubes cerraban el paso al sol sobre la playa, que pese a todo plantaba cara con sus usuarios en la arena y sus turistas copando las terrazas. La Puntilla seguía bullendo con ese contraste entre el acento isletero y porteño y la invasión de comercios con prácticas cutres de zona turística.

«Estamos montando la terraza y no podemos atenderles. Pero sí es una putada lo que nos han hecho», explica una pareja de hosteleros sin soltar las sombrillas con las que procedían a invadir la mitad del paseo.

Noticia relacionada

No fue fácil recabar testimonios entre restauradores. Como tampoco lo fue encontrar opiniones tan rotundas como las del párrafo anterior. Algunos incluso lo prefieren. Todos, eso sí, desde el anonimato, lo que rebaja el peso de su punto de vista en la información periodística.

«Prefiero que no me nombres aunque a mí me da algo igual, porque yo ese día siempre cierro», indicaba una restauradora de la zona. Eso sí, su opinión desde hace muchos años es que en San Juan, o cualquier otra fiesta grande en el barrio, la zona se ve infectada por la falta de servicios públicos para dar acogida a las necesidades de todos aquellos que acuden a celebrar. «El año pasado me dirigí al Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria para indicarles que se hace necesario poner muchos más baños químicos en la zona, porque nos dejan fatal los baños de los locales», expone con ganas de volver a la faena en el interior de su negocio.

Las conversaciones que se suceden en el entorno de La Puntilla no tienen nada que ver con la mudanza de los fuegos al Rincón. Una conversación casi tan inexistente como la de las elecciones europeas que se celebran el próximo domingo. Nada de nada.

Muchos confían en que el cambio de ubicación en esa noche tan concreta no tiene porque representar un quebranto muy grande. Las Canteras, en su extensión completa, se rebosa de ciudadanía esa noche para contemplar desde cualquier rincón de la playa el espectáculo de pirotecnia.

Terrazas en la zona de La Puntilla.
Terrazas en la zona de La Puntilla. Juan Carlos Alonso

La Puntilla es una zona viva. Su presencia en esquina le convierte en el mirador ideal para contemplar la playa en toda su extensión, desde un lado al otro. Probablemente, ese año que no tendrán encima los fuegos, se podrán observar con una claridad difícil de reproducir en otras zonas de la ciudad.

Los que sí celebran la mudanza de los fuegos a otro lado de la playa son los vecinos propietarios de animales. Años atrás se han quejado mucho de que el impacto que el ruido de los voladores ha causado en sus mascotas y creen que este año, por fortuna, será mucho menor.

Algunos bromeaban con lo sucedido el pasado carnaval. «Que aprovechan para sacar drones, pero espero que en esta ocasión si funcionen, no como en el entierro de la sardina».

La ciudad quiere celebrar sus fiestas y sabe que en el entorno de Las Canteras se hará como cada año, sin pensar demasiado en qué esquina de la playa será la que acoge este año el disparo de los fuegos.

Publicidad

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios