¿Se apunta a la oficina virtual?

El teletrabajo impulsa la creación de aplicaciones web que intentan recuperar el espíritu de equipo a pesar de la distancia

Rocío Mendoza
ROCÍO MENDOZA Madrid

Si hay algo valioso en el hecho de formar parte de una organización (llámese empresa o de cualquier otro modo) es el sentimiento de pertenencia a un proyecto. A veces, éste se convierte en el principal motor que da sentido al esfuerzo personal empeñado en lograr una meta colectiva. Para desarrollar esta faceta de la vida a la que denominamos 'trabajo', hemos contado tradicionalmente con escenarios de todo tipo: oficinas, fábricas, locales, tiendas o redacciones... Pero el teletrabajo impuesto por la pandemia de Covid-19 ha incluido en la ecuación la soledad de la casa hasta el punto de que el aislamiento de los miembros de las organizaciones son un motivo de preocupación. Especialmente para quienes lo sufren. ¿Será posible que echemos de menos hasta las reuniones de las que tanto nos quejábamos? Sí, es la condición humana que nos empuja a estar juntos.

¿Qué hacemos entonces? Esta es la pregunta que se hizo Gustavo Medina cuando todo su equipo tuvo que abandonar sus respectivos puestos de trabajo con el estallido de la pandemia a principios del año 2020. Su respuesta fue crear 'Nubii'; una 'oficina virtual' donde poder interactuar con los compañeros y reproducir las dinámicas de acudir al trabajo físico, desde una reunión formal de planificación de proyectos hasta los encuentros en la cafetería. «A pesar de que ya trabajábamos en remoto –el equipo está repartido por distintos países del mundo–, yo estaba un poco obsesionado con crear una cultura corporativa, de poder sentirnos juntos aun sin vernos, y comenzamos a utilizar las típicas conferencias de vídeo a las que estábamos conectados prácticamente las 24 horas... Pero nos resultaba demasiado invasivo», relata a este diario el CEO de Nubii. Así, plantearon crear una herramienta gratuita, al alcance de cualquiera, que no exigiese grandes conocimientos técnicos y que funcionase con solo abrirla en una pestaña del navegador.

Esta 'oficina virtual' no es la primera que nace al calor del auge del teletrabajo impuesto por la llamada 'nueva normalidad'. En realidad, las 'apps' para sentirse conectado, aun estando lejos, son tendencia. Pero Nubii, sin pretender ganar ninguna carrera en este sentido, tal y como aclara su CEO, sí es la que más funcionalidades tiene para trabajar de forma continua a lo largo del día. Además, está planteada para desarrollar eventos.

«Cada miembro de la organización está representado con un avatar que se mueve por las distintas estancias cuyo estado se conoce a través de un código de color»

Gustavo medina | ceo nubii

La intención es ver en un espacio virtual, reproducido en un plano aéreo de una oficina, las distintas zonas de la misma y en cuáles de ellas se encuentran los miembros de la organización. Cada uno está representado con un avatar que cambia de color en función del estado (ocupado, libre para llamadas, reunido...). También su ubicación en el espacio de la oficina virtual indica en qué está en ese momento. «Por ejemplo, si estás de vacaciones dejas el avatar en la 'Caribe room'», apunta Medina. Estos toques divertidos trufan todo el planteamiento de Nubii. De hecho, al principio de comenzar a usarla, da la sensación de que estás en un videojuego. «Pero en el mismo día, a los pocos minutos, deja de verse esta connotación y se usa como herramienta para estar coordinados. Es cierto que no hemos querido perder ese carácter de juego (la gamificación): de hecho hemos puesto una mesa de pimpón o una máquina de café», explica el creador de este desarrollo web.

¿Pensarán los jefes que se pierde demasiado tiempo con los avatares cambiando de color y paseándose por salas virtuales ? La experiencia les dice que no, que a los jefes les gusta porque son ellos los que más echan de menos la posibilidad de manejar una herramienta fácil con la que hacer equipo, con la que tener conciencia de estar trabajando juntos. «De hecho, los equipos que trabajan con esta herramienta validada por el jefe son los que dicen tener una experiencia más interesante», aclara Medina.

A pesar de su corta vida, son más de mil usuarios los que han podido experimentar estas dinámicas tras registrarse y utilizar la aplicación, y 97 organizaciones la han adoptado como su 'oficina virtual'. También se han realizado ya cuatro eventos con ella. «Cuanta más gente lo use en equipo, mejor funciona», concluye el creador de esta herramienta que, cree, será algo común en un futuro mixto, donde el teletrabajo y la presencialidad convivirán.

FUNCIONALIDADES NUBII

  • Avatares de color. Los usuarios registrados crean su 'avatar', que se podrá mover por el entorno virtual diseñado en Nubii. Si está ocupado o disponible, por ejemplo, para llamadas, se visualiza a través de un código de color.

  • También para eventos. Nubii es una oficina virtual, pero también un espacio para eventos. La ventaja que da es que tienes una visión general de los asistentes, puedes contactar con ellos y ver las conferencias de forma sencilla.

  • Socialización. Además del estado de concentración en el trabajo, los avatares tienen la opción de realizar acciones de socialización, como en la oficina, para lo que se han habilitado salas de café o juegos.

  • Reuniones sencillas. La forma de llevar a cabo las reuniones es más sencilla que en otras 'apps'. En cuanto el 'avatar' entra en la sala de reunión, se activa la cámara del ordenador y los teletrabajadores se ven las caras para departir.

  • Estados. Conocer en qué estado se encuentra el equipo de un vistazo es la gran ventaja de Nubii. Una 'Caribe room' aloja a los avatares de vacaciones y entrar al comedor evitará llamadas inoportunas en el almuerzo.

  • Humor. ¿Qué mejor forma de llamar a un colega que lanzarle un avión de papel? Al hacer esta acción, el receptor oye un simpático ruidito en su navegador cuando la 'app' está activa en un segundo plano.