¿El móvil va lento? Probablemente sea un problema de almacenamiento

Así se 'libera' el teléfono para mejorar su funcionamiento

SARA BORONDO

Después de un tiempo de uso, el teléfono va despacio..., ¡muy despacio! Puede ser cosa de la batería, que falle, o que el modelo del teléfono sea muy antiguo. Pero la causa más habitual es el almacenamiento; que no hay sitio, vaya. Una de las cuesiones a tener en cuenta al comprar un teléfono es si compensa pagar más por conseguir un almacenamiento mayor de 128 GB o si con 64 GB será suficiente. En caso de que nos hayamos quedado cortos o que incluso el almacenamiento grande se nos quede pequeño, así se libera espacio en el móvil Android.

1

Descargar las imágenes

Las fotos y los vídeos consumen almacenamiento a pasos agigantados. Es conveniente descargar este material en el PC o en un disco duro; otra opción es subirlas a algún servicio de almacenamiento en la nube con periodicidad para después borrarlas del teléfono. En un iPhone este procedimiento es más sencillo, porque se puede usar iCloud para almacenar una copia de la imagen con más resolución en la nube y dejar en el móvil otra que ocupe menos.

2

Limpiar las descargas

A veces interesa descargarse algún archivo de internet, o nos llega por WhatsApp o por correo electrónico, y ya se quedan ahí para siempre. Los archivos que ya no hacen falta es preferible borrarlos y los que interese mantener hay que eliminarlos tras haberlos pasado a un disco duro o al ordenador o subido a la nube.

3

Eliminar chats y mensajes

Aplicaciones como WhatsApp o Telegram son un agujero negro que engulle almacenamiento del teléfono. Un buen hábito es guardar en el teléfono o en un disco duro los archivos que desees conservar en el momento de recibirlos, destacar los mensajes interesantes y borrar cada chat con frecuencia. Los SMS ya no son tan populares, pero llegan avisos médicos, del banco, de la empresa de telefonía, los códigos para realizar operaciones por internet… Muchos ya no sirven una vez leídos, así que se pueden borrar.

4

Desinstalar aplicaciones

A veces se instala una 'app' para probarla o porque se necesita de forma puntual y luego ya se queda en el móvil aunque no se vuelva a usar. Hay que revisarlas y valorar si interesa conservarlas o se pueden desinstalar.

5

Usar almacenamiento adicional

Si el teléfono admite una tarjeta SD, existe una posibilidad de mantener tanto las imágenes como las aplicaciones, siempre teniendo en cuenta que de esta manera se ralentiza el teléfono porque tiene que ir a esa memoria externa a buscar los datos. Para trasladar una 'app' a la tarjeta hay que ir a Ajustes/Almacenamiento/Aplicaciones y entrar en la información de la aplicación que se quiere cambiar de ubicación.

6

Borrar la caché del teléfono

Las aplicaciones utilizan parte del almacenamiento para guardar aquel contenido que más utilizan, lo que les permite funcionar más rápido. Si el dispositivo está muy justo de espacio libre, se puede ganar algo borrando esos archivos. No obstante, es una solución provisional, ya que la siguiente vez que se active una aplicación volverá a crear caché. Se puede borrar caché yendo por cada aplicación una a una desde Ajustes/Almacenamiento/Aplicaciones.

7

Revisar música y grabaciones

Uno de los principales usos que se da hoy a los móviles es escuchar canciones y podcasts. Si el teléfono anda algo justo de almacenamiento, es más recomendable utilizar una 'app' de gestión de música en la nube tipo Spotify y guardar en el terminal la menor cantidad de canciones. En el caso de los podcasts, hay que borrarlos tras escucharlos, y lo mismo si se trata de vídeos descargados de alguna plataforma.

8

Usar versiones ligeras de las 'apps'

Algunas aplicaciones ocupan centenares de megas, por lo que, si el dispositivo no tiene un capacidad grande de almacenamiento, es recomendable utilizar la versión 'lite' (ligera). Entre las más habituales están los navegadores Opera y redes sociales como Facebook, Instagram, Spotify, TikTok o Twitter. Además, Google tiene versiones 'lite' de sus principales aplicaciones como Google Go, Google Assistant Go, Google Maps Go, Gmail Go y Gallery Go (versión ligera de Google Fotos). Por ejemplo, Google Go ocupa 7,7MB frente a los 118 de Google normal.

9

Utilizar programas de limpieza

Algunos de los puntos anteriores puede llevar mucho tiempo, pero hay aplicaciones que simplifican en este proceso, como Files Go en Android. En iOS están Clean Master para buscar fotos duplicadas, Mobile Doctor Pro o iFullStat. No es una gestión del almacenamiento tan exhaustiva y precisa como a mano, pero sí es una solución rápida y fácil de manejar.

10

Revisar la 'app' de Fotos

Aunque vayas eliminando las fotos que haces con el móvil tras guardar una copia en un sitio seguro, hay otras imágenes que ocupan espacio. Se puede comprobar en la aplicación de Fotos, entrando en el apartado que se llama Biblioteca o Álbumes: es probable que haya carpeta de WhatsApp, alguna red social y descargas y casi seguro que buena parte se pueden eliminar. Si corre prisa recuperar espacio y acabas de hacer la limpieza, comprueba la papelera de Fotos, porque las imágenes quedan ahí durante treinta días.

¿Hace falta liberar almacenamiento?

El teléfono está todo el tiempo leyendo, escribiendo y borrando datos, y para ello no solo utiliza la memoria RAM, sino también parte del almacenamiento. Si el teléfono está muy lleno, hay poco espacio para escribir y, además, está en distintos sitios, por lo que el procesador tarda más tiempo en localizar esos huecos. Los expertos suelen recomendar tener, como mínimo, el 20% del almacenamiento del teléfono libre. En Ajustes/Almacenamiento aparecen los GB que están ocupados.