STORIES/FREEPIK

¿A ti también te llaman y nadie contesta?

Este es el porqué de las 'llamadas fantasma' que tanto molestan

Elena Martín López
ELENA MARTÍN LÓPEZ Madrid

Sofía es una joven madrileña de 29 años que ha pasado todo el confinamiento recibiendo 'llamadas fantasma'. «Cada vez que descolgaba el teléfono no se oía nada y a los dos o tres segundos colgaban», cuenta. El problema, sin embargo, venía de antes. «Me llamaban entre dos y tres veces al día, siempre sin respuesta, y como no sabía qué podía ser, empecé a especular. ¿Será un acosador? ¿Es que alguien quiere saber cuándo estoy en casa y cuándo no para venir a robar?».

Las llamadas las recibía en el teléfono fijo, donde no se veían los números que llamaban pero, recientemente, se le estropeó y tuvo que comprar otro. En este sí se quedaban registrados los números y vio que no siempre se trataba del mismo. «Las cifras iniciales eran iguales pero cambiaban las dos últimas, que siempre estaban entre el 90 y el 99. Un día terminaba en 97, otro en 96, otro en 95...», explica Sofía.

Entonces decidió buscar alguna solución en internet y encontró varios foros de personas que habían recibido llamadas de los mismos números que denunciaban los hechos. Al parecer se trataba de una empresa de telecomunicaciones y la joven pensó que llamarían para venderles alguna promoción pero, ¿por qué colgaban?

La solución de Sofía fue llamar a compañía de teléfono y pedirle que bloquease todos esos números. Así fue como dejó de recibir llamadas fantasma, aunque ahora sabe que le puede volver a pasar y la razón es más sencilla de lo que parece.

«Los sistemas automáticos de los 'call center' (centros de llamadas) están programados para optimizar al máximo el tiempo de los teleoperadores. Estadísticamente, estas máquinas saben lo que duran de media las llamadas, por lo que disponen de un lote de números telefónicos que marcan automáticamente y preparan las siguientes llamadas para que el teleoperador no pierda ni un minuto. Lo que pasa es que, si no hay ningún teleoperador disponible en el momento que tu descuelgas el teléfono y preguntas quién es, nadie contesta y tras unos segundos cuelgan», explica Jordi Serra, profesor de los estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Cuando esto ocurre, se produce la denominada 'llamada fantasma' y nuestro número pasa al final de la cola para que nos vuelvan a llamar, por eso no es raro que la situación se repita varias veces al día, aunque sea desde distintos números.

Otra posibilidad es que, tras esos segundos de espera, alguien conteste. En este caso no dará tan mal rollo, pero nos enfrentaremos a otra situación que para muchos también es incómoda: decirle a un teleoperador que no nos interesa lo que intenta vendernos (una nueva línea de fibra óptica, un seguro de vida, un cambio de compañía telefónica o realizarnos una encuesta).

Para las empresas, la automatización de las llamadas de telemarketing es una ventaja porque permite filtrar rápidamente las llamadas sin respuesta, las que comunican o aquellas en las que salta el contestador, y realizar más llamadas a la hora de lo que era posible antaño.

La letra pequeña

«Normalmente, las empresas que te llaman son aquellas con las que tienes o tuviste contratado algún servicio (tu banco, tu operadora) y quieren venderte la promoción del mes», detalla Serra, «aunque también hay otras que llaman a números aleatorios y estos pueden coincidir con el nuestro».

¿Cómo podemos evitarlo? «Si la empresa que contacta contigo es alguna de las que te presta un servicio en ese momento, o lo hizo en el pasado, lo que tienes que hacer es pedirles que dejen de llamarte por promociones y revocar el consentimiento que les diste para hacerlo», declara el profesor de la UOC. «Entonces pasarás a formar parte de una lista Robinson, donde están los usuarios que no quieren recibir ningún tipo de publicidad de esa empresa», añade.

Si la empresa se salta ese contrato, el usuario está en su derecho de denunciarlo. Las vías para hacerlo son la Agencia Española de Protección de Datos —si creemos que se ha producido un tratamiento irregular de los mismos—, y los organismos responsables del área de consumo en cada comunidad autónoma. Por su parte, si las llamadas se producen de noche o los fines de semana, también se puede demandar a la empresa porque está prohibido por ley.

Lo que muchas veces no sabemos es cómo algunas empresas consiguen nuestros datos y el consentimiento de telefonearnos. Es sencillo: al participar en concursos, descargar apps, solicitar información o contratar servicios. En la letra pequeña suele haber una casilla que hace referencia a nuestros datos y los permisos para que nos envíen publicidad. Por eso es recomendable leer las cláusulas con detenimiento, para luego no llevarse sorpresas o tener que estar revocando permisos.

En cuanto a las llamadas aleatorias, «puedes bloquearlas a través del teléfono y, cuando intenten volver a contactarte, ni siquiera te saltará la llamada», dice Serra. Esta es una opción que incorporan actualmente los 'smartphones' pero no todos los teléfonos fijos. Si no cuenta con ella, deberá hacer como Sofía, llamar a su compañía telefónica y pedir que le bloqueen dichas llamadas entrantes. El único requisito imprescindible es conocer el número, sino no habrá nada que hacer.