Borrar
Vea la portada de CANARIAS7 de este jueves 25 de julio
Urticaria crónica o cómo convivir con las ronchas y el picor a diario

Urticaria crónica o cómo convivir con las ronchas y el picor a diario

Esta enfermedad de origen desconocido puede durar años y todavía no tiene cura

Domingo, 17 de septiembre 2023

Necesitas ser registrado para acceder a esta funcionalidad.

Opciones para compartir

Marta se despertó un día con todo el cuerpo lleno de ronchas y «una sensación de picor y ardor insoportable». No había comido nada diferente a lo que suele tomar normalmente, ni tampoco se había encontrado mal los días anteriores. Por eso, no entendía qué le podía haber causado esa reacción «tan brutal» en la piel. El «mayor susto» se lo llevó al mirarse en el espejo. «Tenía el labio superior y los ojos como si me hubiesen dado una paliza. Hinchadísimos», recuerda.

Después de unas cuantas visitas a diferentes especialistas y otras tantas pruebas que se prolongaron durante varias semanas más y durante las cuales las ronchas y el escozor no desaparecieron del todo, Marta fue diagnosticada de urticaria crónica, «una afección de la piel que se caracteriza precisamente por la aparición súbita de habones por diferentes partes del cuerpo, acompañada de un intenso picor y, en ocasiones, de una inflamación de los labios y los párpados (angioedema)», resumen en la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

Esta enfermedad, «de origen desconocido y que suele afectar notablemente a la calidad de vida de los pacientes», se considera crónica cuando los síntomas duran más de seis semanas. Actualmente no tiene cura, «aunque en la gran mayoría de los casos esta urticaria desaparece por sí sola con el paso de los años sin dejar ningún tipo de secuela», apuntan en la Clínica Universidad de Navarra (CUN).

Estas son las claves de una enfermedad, «de origen autoinmune en un importante porcentaje de los casos», que afecta sobre todo a mujeres de mediana edad (el doble que a los hombres) y que en las manifestaciones más graves puede derivar incluso en episodios de ansiedad y depresión. «Es que puede llegar a ser muy frustrante, sobre todo al principio.Pensar que tienes que vivir toda la vida con el cuerpo lleno de ronchas y con un picor constante, por no hablar del gran impacto emocional que supone mirarte cada mañana al espejo y no reconocerte», argumentan en la Asociación de Afectados de Urticaria Crónica.

Síntomas

Los más frecuentes consisten en «la aparición prácticamente diaria de habones o ronchas por todo el cuerpo, acompañada en ocasiones de angioedema. Si la hinchazón es muy intensa puede llegar incluso a producir una deformación completa de la cara, por lo que supone una importante alteración de la calidad de vida del paciente», insisten en la CUN.

Aunque no es tan frecuente, la urticaria crónica también puede causar una inflamación de la lengua o la glotis y, en consecuencia, la persona puede presentar dificultades respiratorias. «En ese caso, se debe acudir de inmediato a un servicio de urgencias», advierten los especialistas. En aproximadamente la mitad de los casos, es el propio organismo (mecanismo autoinmune) el que hace que las células del cuerpo liberen histamina y se desarrollen todos estos síntomas, que duran dos meses y medio como mínimo. A diferencia de la crónica, la denominada urticaria aguda se pasa en dos o tres días.

Las causas

Los especialistas –la urticaria crónica la suelen tratar los alergólogos– reconocen que en la mayoría de los casos es imposible determinar las causas que desencadenan esta enfermedad. «Hay un tipo de urticarias que se denominan físicas que se producen en la zona en la que la piel entra en contacto con algún estímulo físico (frío, vibración, presión, agua, exposición al sol...), pero en el caso de la crónica, como las lesiones en la piel aparecen sin interrupción, se buscan factores que puedan desencadenarla como ciertos alimentos o situaciones estresantes. Y esa falta de respuestas suele causar en el paciente angustia y desestabilización emocional. A pesar de que todavía no existe un tratamiento específico para esta enfermedad, lo que sí se sabe es que hay factores que pueden empeorarla, como tomar antiinflamatorios no esteroideos (aspirina, ibuprofeno y derivados) y los antibióticos».

En cualquier caso, durante los brotes se suele aconsejar «no tomar alimentos ricos en histamina (fermentados, conservas, marisco...) ni liberadores de esta sustancia como fresas, chocolate o frutos secos», especifican en la Sociedad Española de Inmunología Clínica, Alergología y Asma Pediátrica (SEICAP).

Pronóstico

En general, un episodio aislado de urticaria aguda sin hinchazón de labios y párpados «no tiene repercusión alguna ni require una evaluación posterior por parte de un médico. Pero si no mejora o se acompaña de angioedema importante o se sospecha que el causante ha sido un alimento o un medicamento, entonces es necesario un estudio por parte de un alergólogo», aclaran en la CUN.

Tratamiento

En el caso de la urticaria crónica, lo que se trata son los síntomas no la enfermedad. La primera línea de tratamiento son los antihistamínicos y, según la gravedad del cuadro, también se puede acompañar de corticoides. Los especialistas recomiendan ser constantes con el tratamiento pautado para que sea realmente eficaz.

Reporta un error en esta noticia

* Campos obligatorios