¿Hombres y mujeres piensan en lo mismo al masturbarse?

Porno, conocidos, ex parejas...

Solange Vázquez
SOLANGE VÁZQUEZ

Es una de las preguntas del millón (vale, quizá no en el mundo de la astrofísica, pero sí en las conversaciones en pareja o entre amigos): ¿piensan lo mismo los hombres y las mujeres cuando se masturban? Es decir, si necesitan el mismo tipo de estímulos. Y la respuesta es... que entre unos y otros hay claras diferencias. Así se pone de relieve en un reciente estudio realizado por la sexshop 'online' Diversual, en el que han participado más de 5.000 personas de todo el país para arrojar luz sobre los hábitos y tendencias del autoplacer.

Para empezar, el dosier determina que tanto ellos como ellas se masturban, de media, más de tres veces por semana (los varones, más) y que hay comunidades donde las personas son más activas: Asturias (con un promedio de 3,88 veces por semana) es donde más se practica, seguida de Extremadura y Castilla y León, mientras que el País Vasco (2,86 veces semanales) es la que menos, junto con Cantabria (2,98). Estos datos, más allá de la mera curiosidad, se explican, como casi todas las cuestiones relacionadas con la masturbación, por factores culturales. Así lo sostiene Rosa Navarro, sexóloga, psicóloga y asesora de Diversual. «La edad de inicio en la masturbación, la frecuencia, los motivos que nos llevan a ello... En todos estos componentes hay menos peso de lo biológico que de la cultura y el aprendizaje», destaca. Y pone un ejemplo: «Todo el mundo da por hecho que los hombres se masturban... porque siempre se ha hablado de ello. Y, sin embargo, a la gente no le sorprende que una mujer diga que nunca lo ha hecho. Casi al contrario». Vamos, es un tema sobre el que nunca se ha hablado mucho y respecto al que hay muchos sobreentendidos y silencios. «Pues ya es hora de que se aborde con naturalidad», anima.

Y empecemos por el principio, por lo que enciende el deseo de masturbarse a hombres, mujeres... ¿Recurren a lo mismo? Habrá sorpresas.

Hombres: el porno, mucho más útil que fantasear

Los hombres, a la hora de estimularse a sí mismos, suelen optar, en su mayoría, por la pornografía como recurso principal.Es así en el 81% de los casos. Usar la imaginación sin más también es una opción, pero muy por detrás (61%), ya que les cuesta más hacerse imágenes mentales que desaten su deseo sin tener un referente. No es que no fantaseen, pero un apoyo visual les facilita las cosas. Por eso también, una parte importante de los varones –más del 12%– recurre (¡sorpresa!) a fotos de personas conocidas para masturbarse. «Gente del trabajo, amistades... Así no tienen que recrearse de cero, ya 'tienen' a la persona», indica. Tanto es así que casi un 7% 'usa' como material de excitación imágenes de sus ex parejas (¡otra sorpresa no apta para personas celosas!). «Tranquilidad –dice la experta–. No quiere decir que sigan enganchados, solo que tienen el cerebro entrenado con esa persona y a la hora de recrearse es más fácil tirar de ello (recordar) que elaborar una 'historia' con un actor nuevo».

Mujeres: imaginación al poder y sin 'ex'

A las mujeres no les gusta el porno. Ups, mentira cochina. Más de la mitad de las participantes en el estudio lo usan para masturbarse (aunque están muy lejos de la aplastante mayoría de chicos). A ellas lo que más les funciona para ponerse a tono es usar su imaginación. «Antaño, las mujeres tenían 'vetado' lo del porno y se han hecho expertas en imaginar», apunta la sexóloga. De hecho, casi el 83% pone a trabajar su inventiva (fantasías como mantener relaciones en lugares públicos o hacer tríos, personas de su día a día que les resultan atractivas) para motivarse. ¿Y recurrir a apoyos gráficos como fotografías de gente conocida que les hace 'tilín'? Eso es de tíos, ¿no? No exactamente, el 7% guarda en su móvil imágenes de compañeros o amigos con esta finalidad.Lo que no les suele gustar (solo el 2% lo hace) es mirar fotos o vídeos de sus ex parejas.Se ve que el pasado no les resulta interesante y aunque tienen «el cerebro entrenado» para excitarse con esas situaciones, prefieren buscar otra cosa.

Autoplacer en cifras

  • Edad de inicio Los hombres empiezan antes de los 16 años en su mayoría (90%), pero solo el 50% de las chicas lo hace a esa edad.

  • Frecuencia Los varones se masturban 3,73 veces semanales como media, siendo su periodo más intenso entre los 18 y los 24 años (4,76 veces). Las mujeres, 2,89 veces, con la misma etapa álgida (2,92).

  • Tiempo dedicado 4,54 minutos es el tiempo medio que tarda un hombre.Las mujeres dedican casi un minuto más.

  • Juguetes sexuales Solo el 6% de los hombres los usa, frente a un 50% de las mujeres.