¿Qué pasa con los plazos de devolución en las tiendas?

Las grandes cadenas de moda amplían los plazos para poder hacer cambios y eliminan los gastos de envío para favorecer las ventas online

Carmen Barreiro
CARMEN BARREIRO

María se compró un pantalón vaquero en Zara el pasado 25 de febrero. Es el mismo modelo que suele utilizar así que ni siquiera se lo probó: una talla 36 en color blanco. Cuando llegó a casa y se lo fue a poner comprobó que tenía una tara en uno de los bolsillos traseros, así que decidió devolverlo. Como tenía hasta el 25 de marzo (hoy) para poder cambiarlo en tienda, lo metió de nuevo en la bolsa y se despreocupó. Las dudas surgieron cuando se decretró el cierre de todos los comercios físicos hace diez días y todavía tenía la prenda en casa. ¿Se mantiene la fecha de devolución que aparece en el tique? ¿Se puede ampliar? ¿En qué casos? ¿Ya no voy a poder cambiarlo? ¿Tengo que hacerlo 'online' o esperar? Las respuestas a estas preguntas varían en función de cada marca, pero en general las firmas 'low cost' han ampliado en treinta días los plazos de devolución desde la reapertura de los comercios e incluso han eliminado los gastos de envío para favorecer el comercio 'online' durante la cuarentena.

Al margen de las decisiones concretas que adopte cada firma, el Gobierno central ha paralizado por real decreto –y así figura en el BOE– «los plazos de devolución de todos los productos comprados por cualquier modalidad, bien presencial bien 'online' mientras se mantenga el estado de alarma», por lo que ningún comercio se puede negar a hacer una devolución por estar 'fuera de plazo'.

En el caso de las marcas pertenecientes al gigante Inditex (Zara, Zara Home, Massimo Dutti, Stradivarius, Pull&Bear, Bershka, Oysho, Uterqüe...), el periodo de devolución se ha ampliado a 30 días a partir de la reapertura de las tiendas. Es decir, si tienes una prenda o cualquier otro producto de alguna de estas firmas cuyo plazo límite de devolución se agote durante la cuarentena, no te preocupes. Una vez que se vuelvan a abrir las tiendas, tienes un mes por delante para poder cambiarlo por otra cosa o devolverlo. El proceso es el de siempre. Basta con presentar el ticket en caja y listo. La compañía gallega aplica el mismo plazo de devolución a las compras por internet.

Mango funciona de manera similar a Inditex, pero con alguna diferencia. La multinacional catalana establece también un periodo de un mes desde la reapertura de los comercios para poder cambiar las compras realizadas en las tiendas físicas. Sin embargo, en el caso de las 'online' amplían el plazo de devolución a sesenta días, según informan en su página web. El grupo de H&M va un poco más allá. «Todas las compras realizadas desde el 13 de febrero hasta el 6 de abril podrán ser devueltas en un periodo de 100 días», mientras que los clientes de El Corte Inglés tendrán hasta dos meses para devolver sus productos desde la reapertura de sus grandes almacenes al público. «Estamos flexibilizando todo el proceso de compra al máximo para que nuestros clientes puedan comprar con todas las garantías tanto de plazos como de seguridad en la entrega de los pedidos», explican fuentes de la compañía.

Otro de los cambios realizados por las grandes cadenas de moda es suprimir los gastos de envío en los pedidos 'online' no solo para favorecer las compras por Internet durante este encierro involuntario, que también, sino porque no pueden ofrecer a los clientes el servicio de recogida del paquete en tienda, que se prestaba de manera gratuita.

Paquetes seguros

De hecho, los pedidos que todavía queden pendientes de recoger en los comercios, estarán disponibles cuando las tiendas puedan levantar la persiana de nuevo. En el caso de las firmas de la multinacional Inditex, el buque insignia de la industria de la moda española, los clientes tienen la opción de anular la compra a través de las páginas web de las diferentes marcas.

En cuanto a la entrega de las compras 'online', tanto las grandes como las pequeñas compañías garantizan «la seguridad» en el envío de los paquetes, aunque admiten que en algunos casos los plazos de entrega a domicilio pueden ser superiores a los habituales. «La venta online sigue funcionando dado que la distribución no se ha visto alterada y se siguen realizando entregas», explican en Mango.

El pequeño comercio pide a sus clientes que no dejen de comprar en sus tiendas online

El pequeño comercio es uno de los sectores más afectados económicamente por la crisis desatada por el coronavirus. Una parte importante se ha quedado sin ingresos al tener que bajar la persiana de sus negocios, por lo que ya dan prácticamente por perdida toda la campaña de primavera verano. De ahí que las pequeñas empresas que también venden sus productos a través de internet pidan a sus clientes que no dejen de entrar en sus tiendas online .

– ¿Les interesa que sigamos comprando?

– Por supuesto. De hecho, los animamos. Estamos totalmente adaptados para atenderles correctamente. No obstante, somos conscientes de que, ante esta situación de incertidumbre, es muy complicado que los consumidores estén pensando en adquirir nuevas prendas de ropa o complementos, explican en la Asociación Empresarial de Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex).

El pequeño comercio, al igual que las grandes cadenas, también ha modificado su política de devoluciones y entrega de pedidos para adaptarse a esta nueva realidad del mercado. «Estamos siendo muy flexibles con los cambios y podemos decir que la casi totalidad de las marcas hemos ampliado el plazo de devolución hasta una semana después de que se levante el estado de alarma», precisan en Acotex.